Primer plano de Paloma Cuevas con rostro serio

Paloma Cuevas lamenta el dinero que ha perdido su padre por ayudar a Enrique Ponce

Paloma Cuevas ha sufrido mucho después de separarse de Enrique Ponce

Paloma Cuevas es uno de los rostros más respetados de la prensa del corazón, pues nunca ha organizado ninguna polémica. Se ha separado de Enrique Ponce en la más estricta discreción y ha guardado la compostura como solamente ella sabe hacerlo.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Es hija de Victoriano Valencia, un empresario adinerado que fue fundamental en la carrera profesional del torero.

Paloma Cuevas ha atravesado una situación muy delicada porque Enrique enseguida recompuso su vida sentimental con una joven estudiante. El maestro ha paseado su amor a los cuatro vientos y la madre de sus hijas ha tenido que soportar muchos desplantes. Ponce no ha tenido en cuenta lo bien que se ha portado la diseñadora con él, ella y su padre Victoriano.

Enrique Ponce y Paloma Cuevas
Paloma Cuevas ha estado muy enamorada de su marido | GTRES

Paloma lamenta el fracaso matrimonial, entre otras cosas porque hay dos personas que han salido perjudicadas: sus niñas pequeñas. El novio de Ana Soria se ha equivocado porque ha hecho un daño innecesario, aunque nunca ha sido su intención. El diario La Razón le ha recordado que su exsuegro Victoriano le prestó mucho dinero en su momento y financió parte de su trayectoria.

Paloma, siguiendo la información del medio anterior, está manteniendo un perfil discreto porque quiere proteger a sus padres. La salud de Victoriano Valencia supuestamente es delicada y Cuevas prefiere que esté apartado de todos los revuelos. El empresario ha sido una de las personas más importantes en la trayectoria laboral de Enrique.

La diseñadora se ha enfrentado a los rumores con una maestría excepcional, a pesar de que no estaba atravesando un buen momento. Algunos periodistas de Telecinco insinuaron que tenía un novio nuevo, pero no es verdad. Lo único que le importa es el bienestar de sus hijas y los proyectos que tiene al lado de la diseñadora Rosa Clará.

Paloma Cuevas conoce la verdad

Paloma sabe que su padre ayudó económicamente a Enrique y en su momento lo vio bien, pero es posible que ahora esté arrepentida. “Victoriano Valencia no solo fue un gran consejero taurino, sino un gran apoyo económico para el torero”, escriben en La Razón. El novio de Ana Soria podría haberse olvidado de todo lo que su antigua familia política hizo por él, de ahí su comportamiento.

Montaje con las caras de Paloma Cuevas y Ana Soria
Paloma Cuevas podría tener una relación tensa con Ana Soria | España Diario

Cuevas, según ha salido publicado, ha sufrido mucho porque no lograba llegar a un acuerdo de divorcio con Enrique Ponce. El diestro ha amasado una gran fortuna a lo largo de su carrera y había propiedades que no consentía perder, como una valiosa finca. Ahora sabemos que Ponce comenzó a construir su imperio gracias a Victoriano, un empresario muy querido en la prensa del corazón.

▶️ La decisión de Paloma Cuevas que desatará la guerra con Ana Soria y Enrique Ponce

La exmujer del maestro se ha ganado el respeto de todos los periodistas porque siempre responde a todas las preguntas con suma elegancia. No quiere formar parte del escándalo, pero entiende el trabajo de los expertos en corazón. También es cierto que ella ha sacado rendimiento de su personaje público en algunas revistas, como en ¡Hola!

Paloma Cuevas hará lo imposible por sus hijas

Paloma prefiere no entrar en asuntos que pertenecen a su intimidad, pero es cierto que su entorno sí ha filtrado ciertos datos. En la comunión de una de sus hijas puso como condición que Ana Soria no podía estar en la celebración, al menos eso es lo que han contado. Ciertos periodistas han intentado enfrentar a estas dos mujeres, aunque ellas nunca se han pronunciado al respecto.

Cuevas está dispuesta a hacer lo que sea necesario por el bien de sus pequeñas, quienes siempre han sentido adoración por Enrique. Lamenta que su situación con el torero no sea tan cordial como debería, aunque ya no tienen tanta tensión como antes. Victoriano Valencia tiene 91 años y lo único que le importa es que pase su última etapa sin sobresaltos.