Paloma Cuevas en los toros con su sobrino

Paloma Cuevas ya sabe que Enrique Ponce quiere volver y toma una decisión

Paloma Cuevas ya tendría clara su postura en caso de que Ponce diera marcha atrás

Paloma Cuevas y Enrique Ponce viven un momento extraño en sus vidas. Según algunas fuentes, que ahora desgranaremos, la expareja podría estar replanteándose algunos aspectos de su pasado para encarar el futuro de forma diferente.

¿Hablamos de reconciliación? No exactamente, pero estas mismas fuentes apuntan a que podría haber un interesante giro de los acontecimientos en los próximos tiempos.

Tras 24 años de matrimonio, dos hijas y toda una vida en común, Ponce hacía las maletas y abandonaba a Paloma Cuevas y a sus hijas.

Se lanzaba a los brazos de Ana Soria, una chica a la que doblaba la edad y empezaba una vida de selfies, baños veraniegos y vuelta a la adolescencia. Todo eso, a las puertas de los cincuenta años.

▶️ Destapan el secreto que esconde Enrique Ponce desde que rompió con Paloma Cuevas

Paloma Cuevas, serena, calmada, eternamente bella y educada se tragaba el dolor en silencio, sin levantar la voz y refugiándose en su familia. Así lo desgrana La Razón, en una crónica firmada por Marta Boira, en la que se dan algunas pistas de lo que está pasando ahora mismo. 

Paloma Cuevas, "la bondad personificada, generosa y pendiente de todo y de todos"

Paloma Cuevas ha tardado en rehacerse del varapalo que supuso para ella que su marido lo abandonara. Según Boira "Paloma tiene el apoyo de su familia y de sus amigas, que no la han dejado sola en ningún momento y ha demostrado una clase y un saber estar dignos de admiración".

Es cierto que Paloma ha llevado toda la crisis familiar con mucha discreción y que "de sus labios no ha salido ningún reproche hacia el padre de sus hijas". 

Según La Razón, la comunicación entre Paloma y Enrique no es todo lo fluida que debería, pues "Ana Soria además de su amante es una especie de secretaria que le filtra las llamadas".

Enrique Ponce y Paloma Cuevas
Paloma Cuevas y Enrique Ponce formaban la pareja perfecta | GTRES

También destaca el hecho de que Paloma "es muy religiosa y su fe le ayuda a ver la vida de otra manera y a relativizar lo que no es importante". En estos momentos, Paloma está centrada en sus dos hijas, Bianca y Paloma y en sus padres, a los que atiende abnegadamente

¿Reconciliación de Paloma Cuevas con su marido a la vista?

Paloma sería el "solomillo" y Soria "la hamburguesa", según La Razón y parafraseando al gran Paul Newman. "¿Cómo se pasa del solomillo a una simple hamburguesa? Misterios sin resolver, porque el gran Newman se quedó con el solomillo, pero Enrique ha vuelto a la adolescencia a lomos de un cocodrilo hinchable y se ha quedado con el fast food".

A pesar de que la crónica del citado periódico deja en bastante mal lugar a Ana Soria, se apunta a una posibilidad que no sería del todo descartable. Hace unas semanas salía a la luz una supuesta crisis de pareja entre Ponce y Soria. Ellos lo desmintieron, pero los rumores de que no están bien no cesan.

La Razón pone nombre y apellidos a la situación: "él está superarrepentido, pero su pecado capital es el orgullo, por lo que no va a ser de los que vuelvan con el rabo entre las piernas, como hombre torero que es".

A pesar de ello apuntan a que Cuevas, si él diese el paso, incluso podría perdonarle. "Paloma ya le habría perdonado las mil ofensas, pero con lo generosa que es no volvería a caer en esa trampa".

La cronista sigue: "Así que Enrique, ya sabes que puedes estar tranquilo que, si un día te ves en la selva en apuros de arenas movedizas, paloma sería la que te tendería la mano".

Paloma Cuevas con Rosa Clará
Paloma Cuevas está triunfando en lo laboral junto a la diseñadora Rosa Clará | Instagram

Paloma Cuevas, fiel a su estilo, no se pronuncia. Sigue con su vida, apoyada por su familia y triunfando en el trabajo como nunca. Y Dios dirá.