Jesús Mariñas

La enfermedad y causa de la muerte del periodista Jesús Mariñas

Jesús Mariñas ha sido una figura clave de la prensa rosa en España

Jesús Mariñas no ha podido vencer el cáncer de vejiga contra el que llevaba meses luchando y ha muerto.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Ha sido este martes, 10 de mayo,  que se marcará con letras negras en el calendario de la prensa rosa española. Jesús no ha tenido fuerzas para seguir luchando contra la enfermedad que lo ha alejado de su trabajo en estos últimos tiempos. 

"Tengo cáncer de vejiga y lo voy a superar. Estoy seguro de que voy a salir de esta". Así hablaba un optimista Jesús a finales del verano pasado, cuando confirmaba los peores pronósticos médicos.

Mariñas no se recupera de los efectos secundarios del tratamiento

Lejos de amedrentarse y siempre gracias al apoyo de su marido, Elio Valderrama, Jesús estaba convencido de tirar adelante y hacer frente a la enfermedad. Así lo ha hecho durante todo este tiempo en el que se ha sometido a un tratamiento bastante agresivo para acabar con el cáncer.

Jesús Mariñas acude a la misa funeral por María del Mar García mujer de Lucio Blázquez en Madrid en 2020
Jesús Mariñas, querido y admirado hasta el fin de sus días | Europa Press

Como consecuencia del mismo, tenía que ingresar hace unas semanas de urgencia al hospital. De madrugada, empezó a sentirse indispuesto e incluso llegó a desvanecerse. No podía comer, ni tan siquiera hablar, por lo que Elio se alarmó y llamaron a la ambulancia.

Tras un desencuentro logístico - Mariñas no quería ir al hospital que le tocaba por zona - tuvieron que coger un taxi i desplazarse a otro centro. Él quería estar en el hospital en el que siempre le han tratado de su enfermedad.

Una vez allí, Jesús se recuperó relativamente rápido. A los pocos días, ya comía, recuperó rápidamente el habla y, muy débil, iba avanzando. Según se informó en su momento, el motivo de su hospitalización fueron los efectos secundarios que le provocaban el tratamiento anti-cáncer que estaba tomando.

Jesús ha pasado poco más de un mes en el hospital. Parecía que la recuperación iba viento en popa. Algunos amigos le visitaban, había pedido chocolate y vino a las enfermeras y recuperó su buen humor habitual.

▶️ Muere Jesús Mariñas: Luto en el mundo del periodismo rosa

Los últimos días de Jesús Mariñas

Según se dijo, incluso llegó a escribir alguna crónica para Diez MinutosLa Razón, medios en los que ha venido colaborando hasta el límite de sus fuerzas.

Una foto que su marido publicó durante la hospitalización, dejó a todo el mundo sin habla. Fue por el cumpleaños de Elio y en ella se ve a Jesús tumbado en la cama, bastante desmejorado y con visiblemente más delgado.

Estos últimos días parece que han sido bastante duros. Según las primeras informaciones, el tratamiento contra el cáncer, bastante agresivo, ha hecho mella en el cuerpo de Jesús hasta el punto de no poder superarlo.

Según informa 20 Minutos, este lunes había entrado en fase de sedación, tras un mes sin experimentar mejoras suficientemente significativas. Había vuelto a perder el apetito y las ganas de hablar y de comunicarse. 

Jesús Mariñas ha demostrado mucha valentía para afrontar su enfermedad. Más teniendo en cuenta, que explicaba, "para mí, decir que tengo cáncer es como decir que me voy a morir mañana. Yo soy de otra época y tengo otra mentalidad, me asusta la palabra".

Había superado un cáncer de piel hace veinte años.

Jesús Mariñas deja a Elio Valderrama roto

Jesús Mariñas ha tenido un compañero de vida inigualable. Se trata de Elio Valderrama, el fotógrafo venezolano con el que ha compartido más de 30 años de su vida y con el que se casó en 2017.

El mismo Mariñas contaba que se casó con él "porque después de 27 años tenía la obligación moral, amorosa y sentimental de pensar en el mañana de Elio cuando yo ya no esté".

Elio Valderrama, marido de Jesús Mariñas
Elio Valderrama, marido de Jesús Mariñas | Cedida

Ese día, desgraciadamente ya ha llegado y ahora el venezolano tendrá que aprender a vivir sin el que ha sido el hombre de su vida.