Primer plano de Carlota Corredera llorando

Carlota Corredera ya sufre por su hija tras salir a la luz su secreto

Carlota Corredera, desbordada tras destaparse la trama que pone en jaque a Telecinco

Carlota Corredera fue despedida de Sálvamehace un par de semanas, en parte, por el caso que ha provocado un terremoto en la plana mayor de Telecinco. La investigación por la supuesta trama de espionaje de 140 famosos por parte de la cúpula de Sálvame sigue su curso.

Carlota Corredera sabe que los pormenores de la trama ya se han hecho públicos. Hay que recordar que un policía retirado, Ángel Jesús Fernández Hita, fue acusado de sacar datos comprometedores de famosos de dependencias policiales para entregarlos a Sálvame.

El caso es que la Policía ha pedido más tiempo al titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid, Marcelino Sexmero, porque apuntan a que podría haber nuevos famosos afectados. 

Foto de Carlota Corredera emocionada
Carlota Corredera está desbordada tras los últimos acontecimientos sobre el escándalo de los famosos | Mediaset

Entre los afectados están Omar Montes, Isabel Pantoja o su hija Chabelita. También hay futbolistas como Miguel Torres, el jinete Álvaro Muñoz Escassi o el torero Francisco Rivera. Son, por ahora, 140 personas, tal y como recoge la lista publicada hace unos días en El Confidencial.

Carlota Corredera ya sabe que la Policía seguirá investigando

Carlota Corredera ha visto cómo la Operación Deluxe estallaba tras destaparse algunos fragmentos del sumario. Sexmero mantiene un secreto parcial sobre las actuaciones por el contenido sensible del mismo.

▶️ La Policía puede precipitar el final de Sálvame: 140 famosos afectados

En los archivos constan vídeos, fotografías, datos médicos o conversaciones privadas de más de 140 espiados, según apunta La Razón. Así, cada una de las víctimas personadas puede acceder a su parte de las diligencias, pero no tienen permiso para entrar en las demás.

Un procedimiento que fuentes de las defensas consultadas describen como “caótico”. Como mínimo, dos afectados han pedido la práctica de nuevas diligencias y el juez ha remitido el escrito al fiscal para que tome cartas en el asunto.

Con todo, el instructor imputa a la productora La Fábrica de la Tele como persona jurídica. Además del policía retirado y de Gustavo González, creadores de esta trama, hay seis o siete imputados, según estas fuentes. Hablaríamos de otro policía y varios redactores de Sálvame.

Gustavo González con rostro serio
Gustavo González es uno de los implicados en el escándalo del espionaje a 140 famosos | Mediaset

Una de las investigadas en su día fue la colaboradora Mila Ximénez, fallecida en junio de 2021. De hecho, es tras unas palabras de Mila en televisión hablando del hijo de 'la más grande' cuando arranca la investigación.

¿Delito de cohecho dentro de la ‘Operación Deluxe’?

Así, entre los delitos investigados están el de revelación de secretos y el de cohecho al tratarse de funcionarios públicos. El caso es que este último, el magistrado no lo considera acreditado, pero la Policía no está de acuerdo con él.

Captura de la despedida entre Jorge Javier y David Valldeperas en 'Sálvame'
Sálvame, en el punto de mira tras salir a la luz el mayor escándalo | Mediaset

La Unidad de Asuntos Internos ha rastreado cuentas y nóminas de Gustavo González y del policía retirado, según se explica en las actuaciones. Y la realidad es que no se han hallado pagos concretos.

Pese a todo, la Policía indica que el hecho de que los periodistas siempre invitaran a cenar al investigado ya supone un pago. Ponen de manifiesto ciertos mensajes como que uno del agente que asegura que “regala” a Mila Ximénez una información concreta. Expone la Policía que si esa era gratuita puede deducirse que las demás llevaban un coste.

A su vez, rezan los informes policiales que el delito de cohecho es una realidad porque en el entorno periodístico “del corazón” se ha desvelado lo siguiente. Hablamos de la “existencia de ‘confidentes’ ligados a ciertos periodistas, siendo los más cotizados aquellos que pueden facilitar informaciones más íntimas, así como que existen remuneraciones por dicha información”.

Asimismo, algunas partes les acusan de organización criminal. Sostienen que había una red plena que traficaba con la información desde el Ministerio del Interior hasta los programas de Telecinco. Por tanto, en ciertos textos de acusación se pide acusar por un delito de revelación de secretos con fines lucrativos, con unas penas de 4 a 7 años de cárcel por afectado.