Rocío Flores

Rocío Flores publica la imagen que no querían ver sus dos hermanos pequeños

Rocío Flores no se esconde

Rocío Flores está muy preocupada porque alguno de sus dos hermanos pueda ver la última fotografía que ha compartido en sus redes sociales. Hace un par de meses, la influencer decidió someterse a una operación para eliminar por completo la grasa corporal que le sobraba.

A finales de marzo, la colaboradora de El programa de AR informó que se iba a someter a una lipoescultura, intervención quirúrgica que le ha mantenido algo alejada del foco mediático. 

Rocío Flores con su faja a la vista
Rocío Flores no esconde su nueva operación estética | Telecinco

Ahora, y prácticamente recuperada de su nueva operación, Rocío Flores ha querido compartir con todos sus seguidores de las redes sociales cómo está siendo su postoperatorio. 

A través de las historias de Instagram, la tertuliana ha decidido responder a todas las preguntas de sus followers sobre el tema, pero, sin duda, lo que más ha impactado ha sido la fotografía que ha utilizado de fondo. 

En ella se puede ver a  la hermana de David Flores totalmente envuelta con una faja y varias capas de plástico. Gracias a todo este material, la influencer puede mantener el abdomen comprimido para mejorar los resultados finales.

Rocío Flores destapa la oscura realidad de su operación

Rocío Flores ha preferido no enmascarar la realidad de su operación. Y es que, a pesar de que está encantada con los resultados, la joven ha asegurado que estos últimos meses no han sido nada fáciles. 

"Los diez primeros días son cruciales, no puedes hacer nada prácticamente sola. Yo me los tiré de la cama al sofá y viceversa con el intervalo de intentar andar un poco por la cocina. Había veces que no podía con el dolor que tenía, pero eso depende de cada persona", ha asegurado. 

Montaje de fotos del story de Rocío Flores donde muestra su abdomen tras la operación y un teléfono móvil
Rocío Flores impacta con la nueva imagen que ha compartido en su Instagram | España Diario

Con esta última operación, Rocío ha conseguido quitarse hasta un total de cuatro kilos de la zona del abdomen. "Me lo noto sobre todo en la ropa. La que estoy utilizando la llevo con una tabla de corcho y ya hay dos fajas más". 

A pesar de los beneficios de estas fajas, Rocío Flores también ha querido mostrar la otra cara de la moneda. "Hago pis de pie. Aprendí que la faja de cuerpo entero tenía un agujero en medio. Ahora que no llevo y llevo las tubulares, pues tampoco puedo sentarme bien con ellas puestas. Así que, decidí hacer pis de pie y la verdad me va bastante mejor". 

Y, aunque está como loca por mostrar el resultado final, todavía va a tener que esperar un poco. "Tengo bastante inflamación en el abdomen y en la zona de los flancos se han creado bultos. Este no es el resultado final, llevo un mes. Hasta que no pasen tres, seis meses o un año no se ve lo real". 

Rocío Flores teme no poder quedarse embarazada

A pesar de estar muy contenta con los resultados de su lipoescultura, Rocío Flores ya ha comenzado a padecer los primeros inconvenientes de su intervención quirúrgica. 

La joven ha asegurado en su cuenta de Instagram que su recuperación está siendo algo dolorosa y lenta. Y es que, mientras entraba dentro del quirófano, sufrió alguna que otra complicación. 

Rocío Flores con cara de circunstancia en un plató de televisión
Rocío Flores está muy preocupada | Mediaset

Ahora, y prácticamente recuperada de su operación, a Rocío Flores hay otro tema que no le deja dormir. Uno de sus seguidores le ha preguntado si después de la operación podrá tener hijos.

Y, aunque esto es algo muy importante para ella, ha preferido no preguntarle a su cirujano por miedo a lo que este le pueda responder. "La verdad, para serte sincera, no he querido preguntarle a mi doctora porque me da miedo saber la respuesta. La siguiente revisión le pregunto".

▶️ Rocío Carrasco manda un mensaje envenenado a su familia