Roberto Leal serio y mirando al infinito

Roberto Leal le confirma a su mujer Sara que el cambio es ya definitivo

Roberto Leal no pierde comba y está dispuesto a todo para mantener el éxito

Roberto Leal sigue al pie del cañón en Pasapalabra. Consciente de la oportunidad de oro que se le brindó en su momento, siendo el escogido para presentar el formato, va a por todas.

El espacio televisivo con más audiencia de la parrilla es ya un clásico, gracias a su dinámica, a sus concursantes y a su presentador, claro. Se emite justo antes del informativo de la noche y lo cierto es que no tiene rival, en términos de espectadores. Acostumbra a liderar su franja sin demasiados problemas y el minuto de oro televisivo (el minuto más visto del día) suele ser para Pasapalabra.

Roberto Leal está feliz y dispuesto a todo para seguir manteniendo este liderazgo. Por ello, ha aplaudido los cambios que le han comunicado, consciente que pueden servir para reforzar, si cabe, el programa.

Roberto Leal anuncia los cambios menos esperados

Roberto es un excelente director de la orquesta léxica que es Pasapalabra. El concurso tiene una dinámica muy clara, que los espectadores conocen y que los concursantes tienen en cuenta para diseñar sus estrategias.

Hasta ahora, una de las pruebas más temidas - con permiso del rosco final - era la 'Silla Azul'. Se trata de la prueba inicial en la que el participante que había perdido en la edición anterior se jugaba su continuidad en Pasapalabra.

En la 'Silla Azul' siempre hay un participante nuevo que aspira a ganar la prueba y ocupar la silla de participante 'oficial'. Las novedades que ha anunciado Roberto afectan a esta prueba eliminatoria. Hasta el momento, los rivales tenían ocasión de conocerse y hablar antes de entrar en plató. 

Eso le daba al inicio del concurso un ambiente más relajado y con más deportividad, todo muy cordial. Los aspirantes ya tenían esa primera impresión del otro, tan necesaria en estos casos. Pues bien, a partir de ahora, el primer contacto que habrá en la "Silla Azul" se producirá directamente en plató. 

Es decir, los aspirantes no sabrán a quién se enfrentan hasta que estén sentados y dispuestos a luchar por el ansiado sitio.

De este modo, ha explicado Lea "damos más emoción, si cabe" a Pasapalabra

Leal y los 150 programas de Orestes

Roberto Leal recibe diariamente desde hace casi 150 programas a Orestes Barbero. El concursante ha conseguido desbancar a todos sus rivales, con la calma y la paciencia que le caracterizan. Él sigue con sus chistes malos y su sabiduría popular. Ahora juega ya cada tarde por ganar un bote que supera el millón de euros.

Hace tiempo que no se sienta en la "Silla Azul" y de hecho, la última experiencia que tuvo con esta prueba fue bastante dura para él

Allí perdió a su amigo y eterno rival, Jaime Conde. Después de 102 programas batiéndose en duelo, no pudo superar esta prueba eliminatoria y fue eliminado del concurso. Aquel día, también Roberto Leal se despidió con pena de este concursante. 

Y es que en Pasapalabra se crean auténticos vínculos entre las personas. Al ser un concurso en el que los que más palabras conocen pueden estar meses concursando, se acaba formando una especie de familia alrededor del famoso rosco.

Roberto Leal reconoce que se viven momentos muy intensos y que cuando algún concursante de los que ya llevan tiempo acaba eliminado es duro tener que decirle adiós.

Por ahora Orestes sigue imparable. Quizá llegue algún día a acercarse a otros concursantes míticos del programa como Pablo Díaz, Eduardo Benito, Paz Herrera o Sofía Álvarez. Todos ellos y por supuesto, Roberto como presentador, son unos más en millones de familias españoles cada tarde. 

▶️ El bebé de Jesulín de Ubrique hace saltar las alarmas