Pedro Sánchez

Pedro Sánchez toma una decisión drástica con sus dos hijas tras los rumores

Pedro Sánchez ha sido muy protector con su familia

Pedro Sánchez está viviendo unos momentos de bastante tranquilidad a pesar de la situación que vive España. 

El presidente español ha podido anunciar el fin generalizado del uso de las mascarillas poniendo así, aunque sea simbólicamente, fin a la pandemia de COVID-19.

Si bien la inflación está por los aires, el paro no baja y hay sectores sociales y económicos al límite de sus fuerzas, Sánchez no desespera.

La Semana Santa ha sido muy positiva para el turismo y el presidente ya piensa en la precampaña electoral que empezará después del verano. Se prevé muy larga, pues ya ha anunciado que tiene intención de agotar su legislatura hasta finales de 2023. 

Empezar a mostrar la cara más amable ante los ciudadanos para ganar sus votos implica también mostrarse más cercano. La mejor manera de hacerlo es que los políticos expongan también su vida diaria, familia y momentos familiares y de ocio.

Es una vieja y efectiva fórmula de conectar con los votantes desde una perspectiva más emocional.

Sánchez está preparando desde hace ya meses una docuserie sobre su día a día en Moncloa. En ella podremos ver la cara más humana y doméstica de Sánchez. Su mujer, Begoña Gómez y su perra, Turca, tendrán un papel relevante en la película.

Sin embargo, hay una condición innegociable que Pedro Sánchez ha puesto a los responsables de Secuoya y The Pool, productoras encargadas del proyecto. 

▶️ Fin de la mascarilla: Dónde y cuándo será obligatorio seguir llevándola

Pedro Sánchez y el veto en la docuserie sobre su vida

El presidente quiere proteger al máximo la intimidad de sus dos hijas, Ainhoa y Carlota. Las niñas tienen actualmente 17 y 15 años y al ser todavía menores, el presidente no quiere que bajo ningún concepto aparezcan en el documental.

Siempre ha sido extremadamente cauteloso con protegerlas de la exposición pública y a pesar de que este documental es la principal baza de Sánchez, tampoco aparecerán.

A diferencia de otros líderes políticos, Sánchez nunca ha publicado ninguna imagen de sus niñas. Ni en redes sociales, ni en ninguna otra plataforma. Es especialmente sensible a los contenidos en Internet, donde las fotos se comparten sin control y viralizan en cuestión de minutos.

Sí hemos podido ver a las menores en algún evento, como por ejemplo en un concierto de The Muse junto a Begoña Gómez, pero las ocasiones son contadas. 

Begoña Gómez con su hija en un concierto
Begoña Gómez y una de sus niñas en un concierto | Vanitatis

Sánchez sabe además que la adolescencia es una edad complicada para las personas y que las críticas inevitables pueden hacer mucho daño. Este es uno de los motivos por los que no quiere que se difundan imágenes de las niñas, algo que podrá evitar, en el caso de Ainhoa, unos meses más. 

Polémica en Twitter por un bulo sobre Pedro Sánchez

Pedro Sánchez sabe que las redes sociales son una arma de doble filo y que son la correa de transmisión perfecta para bulos y mentiras. Uno de los bulos que ha corrido recientemente y que implica a una de sus niñas es el que se ha producido en Twitter.

Una usuaria desconocida afirmaba que la hija del presidente se había visto en medio de una pelea. Una supuesta captura de pantalla de WhatsApp, un tweet y más de 650 retweet y miles de likes

La información es falsa y ya se ha desmentido, pero las redes sociales son así de peligrosas y nocivas. Para evitar dar carnaza a los haters habituales, Sánchez no quiere fomentar imágenes de sus descendientes, aunque esto le suponga perder algunos votos.