José Luis Losa, Inma Simarro y sus dos hijos posando sonrientes

José Luis e Inma, los hijos de José Luis Losa que han perdido a sus padres en 3 meses

José Luis Losa ha fallecido tan solo tres meses después que su mujer, Inma Simarro

La muerte de José Luis Losa ha dejado a España con el corazón en un puño. El ganador de Supervivientes 2017 fue hallado ayer sin vida en su casa de Munera (Albacete), con tan solo 47 años.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

La triste noticia llegaba tan solo tres meses después del fallecimiento de Inma, su mujer, a causa de un infarto. Y es que estos últimos meses habían sido especialmente duros para él a raíz de la pérdida de su esposa.

José Luis Losa no ha podido afrontar la pérdida de su mujer

A José Luis Losa se le vio visiblemente afectado en su última intervención en televisión. Tuvo lugar hace apenas dos semanas en el programa Sálvame, donde desveló el mal momento que estaba atravesando a raíz de la repentina muerte de su mujer.

Y es que en estos tres meses aún no se había podido recomponer de la ausencia de su esposa. José Luis Losa empezó a salir con ella a una edad muy temprana y llevaban toda la vida juntos, por lo que su pérdida fue un golpe muy duro para él.

▶️ Enrique Ponce confirma que ya no hay vuelta atrás

José Luis Losa se mostró muy afectado en Sálvame. El ganador de Supervivientes 2017 todavía no daba crédito a que su mujer no estuviera con él. “Ha sido inesperado”, señaló en el mencionado programa.

“Ella llevaba una vida muy sana. Ha sido un palazo, sin esperárnoslo”, relató emocionado. Losa calificó de “injusto” el fallecimiento de su mujer.

“Cuando le dio el infarto no sé si era consciente, estaba en la cama aquella, retorcida de dolor. Salió de mi casa consciente y entró en el hospital muy mal, casi sin pulsaciones, pude hablar muy poquito con ella”, expresaba muy tocado.

Primer plano de Jose Luis Losa llorando en el plató de ‘Sálvame’
Jose Luis Losa ha aparecido muerto en su casa tras perder a su mujer | Mediaset

Además, resaltó el hecho de haberse podido despedir de ella a pesar de las restricciones por el coronavirus. “Estuvo un día en la UCI y, pese a que estamos con el Covid, me dejaron estar con ella”, apuntó. Un gesto que quiso agradecer a los médicos que la trataron en el centro hospitalario de Albacete.

“La vida es muy dura, cuando llego a casa me hundo entero”, explicó durante su intervención en Sálvame. La pérdida de su esposa le dejó un dolor y un vacío tan grande que no ha sido capaz de superar. 

“La pena le ha podido. Me dio a entender que se sentía solo y pidió que nos viéramos. Lo veía triste, pero a la vez lo veía con ganas”, comentaba Iván González, amigo de José Luis, poco después de conocer la triste noticia. “Sin Inma no era nadie”, añadía. 

José Luis Losa cogiendo en brazos a su mujer, Inma Simarro
José Luis Losa estaba completamente enamorado de Inma Simarro | Instagram: jose_luislosa

Inma y José Luis, los hijos de la pareja, han perdido a sus padres en tres meses

Inma, de 25 años, y José Luis, de 21, están pasando por uno de los momentos más difíciles de su vida tras perder a sus padres. Y es que los dos jóvenes ya tuvieron que afrontar la pérdida de su madre el pasado febrero y, ahora, se les suma la ausencia de su padre.

Los hijos y el matrimonio estaban muy unidos, por lo que se han quedado completamente desolados tras lo sucedido.

La buena relación que tenían era evidente cada vez que tanto el ganador de Supervivientes como su mujer se mostraban completamente orgullosos de sus dos hijos. Ambos no dudaban en compartir, a través de las redes sociales, diversas fotos juntos disfrutando de los momentos más simples y cotidianos.

“Poder abrazarte y decirte que te quiero es lo mejor de cada día. Feliz cumpleaños, princesa, que nada ni nadie te quite la sonrisa”, escribía Inma a su hija en su perfil de Instagram, hace varios años.

Unas muestras de cariño que hacen más que evidente el mal trago que van a tener que pasar los hijos de la pareja tras perder a sus dos progenitores en un periodo tan corto de tiempo.