Logo whatsapp
Irene Rosales con la boca cerrada y muy maquillada

Irene Rosales descubre el bebé que lo cambia todo: no sabe quién es el padre

Irene Rosales ha recibido una noticia que está teniendo consecuencias

Irene Rosales ha dejado de ser el rostro más popular de la familia Pantoja, pero lo único que le importa es que ahora puede estar al lado de su marido. Hace meses trabajaba en el programa Viva la Vida y se dio cuenta de que estaba sometida a demasiada presión, por eso renunció al empleo. La estrategia no ha servido de nada porque cada vez hay más rumores sobre su matrimonio y el último es muy dañino.

Irene Rosales sabe que Kiko Rivera quiere demandar a Rocío Marengo, una presentadora de la televisión argentina que está mintiendo. Asegura que tuvo una relación con él en 2017, justo cuando Isabel Pantoja estaba realizando una gira en América. El DJ asegura que el romance nunca ha existido y ha tomado acciones legales porque no consiente determinadas afirmaciones.

Primer plano de Irene Rosales llorando en un plató de televisión
Irene Rosales está sufriendo porque han acusado a su marido de ser infiel | Mediaset

Irene es una persona prudente y nunca ha organizado ningún escándalo, por eso se ha ganado el respeto de la prensa del corazón. El problema es que Rocío es muy famosa en Argentina y en Chile, por eso la noticia de la presunta deslealtad está teniendo tanta repercusión. La presentadora está esperando su primer bebé, pero curiosamente no es de su novio Eduardo.

Irene prefiere mantenerse al margen de lo que está sucediendo, pero es inevitable que ciertos periodistas se acuerden de ella. Rocío Marengo está concediendo una serie de entrevistas hablando de Kiko Rivera y de la decisión que ha tomado: ser madre soltera. La comunicadora está de plena actualidad por estos dos temas y sus palabras han llegado a los programas de Telecinco.

Rocío, según el portal Pronto Espectáculos, mantiene una relación sentimental estable con Eduardo Fort, pero quiere ser madre en solitario. “Quiero ser feliz sin molestar a nadie, mi deseo es ser mamá y quizás no es atarme a un hombre para que sea el padre de mi hijo. Lo que quiero del compañero que tenga es estar unidos desde el amor y no desde un proyecto de haber tenido un hijo”

Irene Rosales ya ha hablado con Kiko Rivera

Irene, al igual que el resto de seguidores de Rocío Marengo, no sabe quién es el padre del hijo de la presentadora. Pero eso ahora es lo menos importante porque la argentina ha anunciado que va a demandar a los colaboradores de Sálvame. Ninguno se ha creído su noche de amor con Kiko y ella está tan molesta que quiere poner el asunto en manos de sus abogados.

Imagen de Kiko Rivera llorando en Telecinco
Irene Rosales sabe que Kiko quiere demandar a Rocío | Telecinco

Rosales ha hablado con su marido sobre este tema y sabe qué va a hacer él, de hecho en Sálvame ya han informado de los pasos de Rivera. “Va a tomar acciones legales en contra de Rocío”, aseguran en el citado espacio televisivo. Esta noticia ha cruzado fronteras porque, como hemos explicado en líneas anteriores, la presentadora está de plena actualidad.

Marengo está tranquila porque sabe que no necesita la fama de nadie para trabajar en la pequeña pantalla. Asegura que nunca ha hablado mal del hijo de Isabel Pantoja, de hecho cuando supuestamente estuvo con él pensaba que “era soltero”. En las últimas semanas ha concedido muchas entrevistas para hablar de su embarazo, una noticia que ha revolucionado el país.

Irene Rosales tiene un comportamiento impecable

Irene prefiere mantenerse al margen y lo cierto es que su comportamiento es excelente, nadie puede reprocharle nada. Mientras Rocío habla de su marido en la televisión argentina ella se ha limitado a guardar silencio. Todo hace pensar que todavía quedan muchos capítulos por leer, pues la presentadora quiere explicar a los cuatro vientos cómo será su primer embarazo.

Rosales tendrá oportunidad de escuchar a Marengo, pero lo más probable es que no pierda el tiempo en darle pábulo. La presunta amante insiste en que es una mujer fuerte y piensa que lo más acertado para ella es ser madre en solitario. “Siento que yo sola puedo y que no necesito atarme”, ha comentado en una de sus últimas entrevistas.