Carmen Sevilla en Madrid en 2010

El hijo de Carmen Sevilla, señalado por la decisión que ha tomado con su madre

Carmen Sevilla, a sus 91 años, está aquejada de una terrible enfermedad

Carmen Sevilla es un mito de la España del siglo XX. Actriz, artista, cantante, presentadora y artista polifacética querida por todo el mundo, Carmen sigue en el recuerdo de decenas de generaciones.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

Actualmente vive recluida en una residencia para mayores. A sus 91 años cumplidos en octubre, Sevilla padece Alzheimer en un estado muy avanzado, por lo que en su mente quedan ya muy pocos recuerdos de juventud.

Carmen se retiró en 2010. Desde entonces, no ha habido prácticamente apariciones públicas. En 2015, cuando la enfermedad ya impedía que pudiera estar en su casa, fue traslada a una residencia en Aravaca, en la que está actualmente, cuidada y atendida. 

Carmen Sevilla
Carmen Sevilla, un mito de España | Twitter / @escinespanol

La protagonista de Violetas Imperiales hace mucho tiempo que no recibe visitas. Únicamente su hijo, Augusto, y su amigo, Moncho Ferrer, tienen contacto directo con ella

Ahora ya es imposible, debido a su delicado estado, pero han sido varios los compañeros de profesión de la artista que nunca han tenido ocasión de visitarla durante los últimos años. De 'despedirse' de ella en cierto modo. Una de las que más lamenta este hecho es la vedette Norma Duval

Carmen Sevilla y la despedida que nunca pudo tener

Carmen Sevilla ha sido tremendamente querida en su profesión. Además de compañeros de trabajo ha tenido verdaderos amigos en los escenarios y delante y detrás de las cámaras.

Una de ellas fue Norma Duval, la vedette que ahora participa en El Desafío de Antena 3.

A sus 65 años, Norma se enfrenta a complicados retos que le han devuelto la vida, como ha contado en una entrevista a El Mundo. "Es lo mejor que he hecho en mi vida. A mi edad, es un auténtico desafío para mi capacidad y mi voluntad".

Foto del personaje
Carmen Sevilla y Augusto Algueró Jr, hace unos años | Cedida

En la misma entrevista, Norma lamenta un hecho que ocurrió con Carmen Sevilla y que, todavía hoy, le entristece. Según cuenta, en un momento determinado, quiso despedirse de Carmen Sevilla, pero no le dejaron.

Norma perdió a su madre hace un año, aquejada de la misma enfermedad que Carmen Sevilla. Durante 13 años estuvo pendiente de su progenitora, conociendo de primera mano los estragos de esta devastadora enfermedad.

▶️ Concha Velasco reaparece para mandar un desgarrador mensaje mientras sigue en la residencia

A Norma le duele que nunca recibió respuesta a un mensaje que mandó al hijo de Carmen Sevilla. "Le mandé un mensaje hace siete años y le dije: «Mira, es Navidad y tenemos a nuestras madres igual. Me gustaría despedirme de tu madre antes de que las cosas vayan a más». y no hubo respuesta. Eso sí que me dolió".

Norma hubiese entendido los motivos de Augusto, "pero es que no hubo una respuesta ni «un hola, pasa esto, entiéndelo». No lo entiendo porque desde pequeñito hemos tenido una relación magnífica y se ha criado con mi hermana, precisamente.".

Moncho Ferrer en Lazos de Sangre
Carmen Sevilla reciba contadas visitas en su residencia. Moncho Ferrer, su amigo, es uno de los que la ven con frecuencia | TVE

La expareja de Matthias Kühn, siente por Carmen Sevilla "todo el cariño del mundo porque conmigo fue maravillosa". Respecto al hijo de Carmen, habla bien claro: "Yo respeto profundamente cuando la persona más allegada no quiere que veas a una persona, aunque haya sido parte de tu familia". 

No obstante, le echa en cara que haya tenido esta actitud precisamente con ella, pues "la he tratado como si fuera de mi familia, con la que he convivido e incluso le contraté".

Carmen Sevilla y la Semana Santa que tanto adoraba

Carmen Sevilla también es especialmente recordada en la Semana Santa marbellí. Hasta que su salud se lo permitió, cada año acudía a rezar en la capilla del Santo Sepulcro ante Nuestra Señora del mayor Dolor. Tal era su devoción que los hermanos del Cristo Yacente, le dejaban unos minutos de intimidad en el templo, tal como ella pedía.

Además, Carmen llegó a donar una imagen a la hermandad. Carmen tenía un Cristo crucificado sin policromar en la finca que compartía con Vicente Patuel en Badajoz y antes de venderla, cedió la imagen para su devoción. Es solo un ejemplo de los muchos gestos de generosidad que Carmen ha tenido al largo de su vida y que tan buen recuerdo en todo el mundo ha dejado.