Logo whatsapp
Montaje de fotos de Enrique Ponce y Ana Soria con rostros serios

Enrique Ponce y Ana Soria podrían estar esperando su primer bebé y hay una prueba

Enrique Ponce es un hombre nuevo desde que comenzó su relación sentimental con esta estudiante de Derecho

Enrique Ponce ha vuelto a creer en el amor. Desde que se separó de Paloma Cuevas, el torero está viviendo una segunda juventud a lado de su nueva novia Ana Soria

El pasado mes de julio del 2020, el diestro decidió que no quería seguir viviendo la vida que tenía junto a la socialité y, tras 24 años de matrimonio, optó por separarse de la madre de sus dos hijas. 

Enrique Ponce con rostro serio en el interior de una plaza de toros
Enrique Ponce está muy feliz con su nueva vida | Europa Press

A pesar de que su exmujer lo pasó muy mal con el divorcio, parece que él no se arrepiente de la decisión que ha tomado. Y es que, desde que comenzó su romance con esta joven modelo, su vida ha dado un giro de 180 grados. 

La diferencia de edad nunca ha supuesto un problema entre ellos. Gracias a la frescura que su joven pareja aporta a la relación, Enrique Ponce puede presumir de ser uno de los hombres más felices y afortunados del planeta. 

A día de hoy, el diestro se siente joven y libre; algo que le ha podido llevar a replantearse su futuro junto a Ana Soria.  Después de dos años, la pareja podría haber dado un paso definitivo en su relación y prueba de ello pueden ser las últimas instantáneas que nos han regalado. 

Enrique Ponce podría ser papá de nuevo

Enrique Ponce  podría estar pensando en ampliar la familia, y prueba de ello podrían ser las últimas imágenes suyas que han salido a la luz esta semana junto a Ana Soria.

La revista Semana ha publicado unas instantáneas que han sacado a relucir un pequeño detalle que podría significar la llegada del primer bebé de la pareja.

Primer plano de Enrique Ponce y Ana Soria serios
Enrique Ponce y Ana Soria podrían estar esperando a su primer hijo en común | Europa Press

Enrique Ponce y Ana Soria  han sido fotografiados tras semanas separados por sus diferentes compromisos laborales. En estas imágenes se puede ver a la pareja muy cómplice mientras se llenaban de besos y abrazos. 

Pero si hay una instantánea que ha hecho saltar todas las alarmas ha sido la que la revista ha utilizado para la portada de su último número. En ella, el torero aparece abrazando a su novia mientras le acaricia suavemente la barriga. 

Aunque todavía no hay confirmación por parte de la pareja, lo cierto es que esta reveladora fotografía podría significar un antes y un después en su relación sentimental. 

Enrique Ponce y Ana Soria desmientes los rumores de ruptura

Enrique Ponce  está pasando por uno de los momentos más felices de su vida, por eso no puede entender por qué la prensa se empeña en señalar hacia una posible ruptura con Ana Soria.

Aunque es cierto que el torero y la futura abogada han estado un tiempo separados, todo tiene una explicación. A raíz de sus diferentes compromisos laborales, la pareja ha tenido que distanciarse temporalmente; algo que ha hecho saltar todas las alarmas de los medios de comunicación. 

Ahora, cansados de escuchar tantas mentiras, ambos ha salido públicamente a desmentir estos rumores y lo han hecho durante una de las emisiones de Sálvame

Enrique Ponce y Ana Soria con rostros serios
Enrique Ponce y su pareja quieren terminar con los rumores de una vez por todas | GTRES

La modelo aseguró que "es todo mentira como siempre", aunque también quiso mandar un mensaje a toda la prensa de nuestro país. 

"No podemos vivir así todo el tiempo a cada cosa que inventan de nosotros. Tener que aguantar siempre todas estas mentiras ya cansa. Nosotros estamos bien, estamos juntos, estamos felices. Queremos tranquilidad", pidió la estudiante de Derecho.

Enrique Ponce, por su parte, no quiso dejar pasar la ocasión para mostrar su enfado públicamente. "Estamos hartos. No damos ni una entrevista ni salimos por ningún lado. Queremos estar tranquilos", aseguró el diestro.

"No podemos estar desmintiendo cada dos segundos lo mismo. Queremos que, cuanto menos se hable de nosotros, mejor. Ya molesta. ¿Qué hacemos para que nos dejen tranquilos?".