Logo whatsapp
Plató de Sálvame con los colaboradores

Cuatro colaboradores de Sálvame que han muerto y no lo recordabas

Por el equipo de Sálvame han pasado decenas de colaboradores, pero por desgracia, algunos ya no están entre nosotros

Sálvame se ha convertido en uno de los programas más míticos de la televisión de nuestro país.

Desde que se estrenó en el año 2009, este formato de La fábrica de la tele ha acompañado a la audiencia de Telecinco tarde tras tarde. 

A pesar de los bajos datos de audiencia que está teniendo Sálvame a día de hoy, lo cierto es que esto no siempre fue así. Durante todos estos años, el formato ha sido una de las grandes bazas de Mediaset España. 

Equipo de 'Sálvame' reunido en el plató del programa
La familia de Sálvame no deja de crecer | Mediaset

Por eso no es de extrañar que por él hayan pasado decenas de colaboradores y tertulianos. Aunque la mayoría de ellos siguen con sus carreras profesionales dentro o fuera de Sálvame, hay algunos que, por desgracia, ya no están entre nosotros.

Marujita Díaz, de cantante a tertuliana

La artista perteneció al elenco de Sálvame durante el año 2011. Esta famosa cantante española no se lo pensó dos veces a la hora de aceptar la propuesta de La fábrica de la tele. 

Gracias a su repercusión mediática y a su extensa carrera profesional, la vedette consiguió una de las tan ansiadas sillas del programa. 

Aunque su puesto de trabajo dentro de Sálvame tan solo le duró un año, después siguió visitando este plató de Mediaset España en calidad de invitada. 

La cantante murió en 2015 después de haber estado varios días ingresada en un hospital de Madrid por problemas de salud. En un principió se pensó que podría haber sido a causa de un cáncer de colon que le diagnosticaron en 2010, aunque esta información pronto fue desmentida. 

La muerte de Paco Marsó dejó a Sálvame y a Concha Velasco destrozados

Entre 2009 y 2010, Sálvame tuvo el privilegio de contar con la presencia de Paco Marsó. Gracias a la relación que mantuvo con Concha Velasco, este reconocido actor tuvo la oportunidad de formar parte del equipo de colaboradores de Sálvame

Concha Velasco y su marido Paco Marsó en el año 1997
Sálvame vio en Paco la oportunidad de subir su audiencia | Europa Press

La productora no quiso dejar pasar la ocasión de reclutar a la expareja de la 'Chica yeye' con el objetivo de conseguir alguna que otra exclusiva declaración. 

Paco Marsó abandonó las filas de Sálvame tras fallecer el 5 de noviembre de 2010 de un derrame cerebral que había sufrido cuatro días antes.

Carmen Hornillos fue una de las primeras colaboradoras de Sálvame

Carmen Hornillos fue una de las primeras periodistas que formaron parte de la familia de Sálvame. A diferencia de los dos anteriores, su carrera profesional siempre estuvo ligada a la prensa del corazón.

Antes de trabajar en este programa de Telecinco, esta profesional de la comunicación también formó parte de otros formatos de la cadena, como por ejemplo ¡Qué tiempo tan feliz! o Crónicas Marcianas, programa en el que coincidió con Kiko Hernández o Mila Ximénez.

Esta periodista cántabra falleció el 4 de julio de 2014, en su localidad natal, tras luchar contra un cáncer.

Sálvame todavía llora la muerte de Mila Ximénez

Sin duda, Mila Ximénez ha sido una de las colaboradoras más queridas de Sálvame. La periodista fue una de las primeras en formar parte del equipo de este programa y no fue hasta pocas semanas antes de su muerte cuando abandonó su silla.

Mila Ximénez en un acto en la bingo Las Vegas de Madrid en 2016
Sálvame todavía tiene a Mila muy presente | GTRES

Desde sus inicios, la madre de Alba Santana ha sido una de las tertulianas más asiduas del formato. Su carácter tan particular y su profesionalidad la convirtieron en una de las colaboradoras mejor valoradas de su equipo. 

Mila Ximénez falleció el 23 de junio de 2021 a causa de un complicado cáncer de pulmón contra el que llevaba luchando varios meses. El equipo de Sálvame quedó tan conmocionado con su pérdida que, a día de hoy, muchos de sus compañeros todavía no han podido superar su muerte.