Primer plano de Rosa Benito enfadada

Rosa Benito descubre que su hija quiere acabar con todo y vengarse

Rosa Benito sabe que Chayo Mohedano ha sufrido mucho

Rosa Benito empezó a trabajar en los medios de comunicación gracias a Rocío Jurado porque era cuñada y peluquera de la cantante. No tardó en demostrar su talento, así que el público le convirtió en una estrella y Telecinco se rindió a sus pies. Su situación actual es diferente porque ya no tiene tanto protagonismo, pero sigue siendo un rostro bastante influyente.

Rosa Benito formó parte del equipo de Sálvame durante los mejores años del programa, pero tuvo un problema y se vio obligada a abandonar. Su hija Rosario, popularmente conocida como Chayo Mohedano, demandó al espacio televisivo. Los directores le pidieron a la colaboradora que convenciera a Chayo para que retirarse la denuncia, algo que nunca sucedió.

Rosa Benito llorando
Rosa Benito puso fin a su etapa en 'Sálvame' y probó suerte en 'Ya es mediodía' | Telecinco

Rosa es consciente de que su hija, quien se dedica al mundo de la música, ha sufrido por culpa del equipo de Jorge Javier Vázquez. La sobrina de Rocío Jurado quiere vengarse de sus enemigos y ha dado un paso adelante para acabar con todo.

El portal El Televisero asegura que Chayo ha iniciado una campaña en sus redes sociales que podría ser el principio del fin de Sálvame.

Rosa se ha visto salpicada por la Operación Deluxe, una trama judicial que podría destrozar a La Fábrica de la Tele, productora de Sálvame.

El juez está investigando dicha empresa porque supuestamente sus responsables han colaborado con un policía poco discreto. Cabe la posibilidad de que hayan conseguido información de famosos de forma irregular, de ahí el malestar de Chayo Mohedano.

La cuñada de Rocío Jurado está dispuesta a llegar hasta el final y comprende que su hija exija que la justicia actúe cuanto antes. Uno de los grandes perjudicados de la Operación Deluxe ha sido Andrés Fernández, marido de Chayo. Según ha salido publicado, hay 140 famosos que también se han visto perjudicados por la presunta trama de La Fábrica de la Tele.

Rosa Benito conoce los planes de su familia

Rosa conoce perfectamente cómo funciona el mundo del espectáculo, por eso sabe que lo más inteligente es no llamar la atención. Gran parte de su familia, como por ejemplo su yerno Andrés, son personas anónimas y hay temas de los que no quiere hablar. El problema es que Chayo ha hecho público sus planes y ahora los espectadores quieren saber más.

Rosario Mohedano en Madrid en febrero de 2020
Rosa Benito sabe lo que ha sufrido su hija Chayo | GTRES

La cantante está dando publicidad a un canal de Telegram, una plataforma de mensajería instantánea, que pretende acabar con Sálvame. En este espacio se publica información periódica sobre la famosa Operación Deluxe y su objetivo es espantar a los anunciantes. La hija de la colaboradora quiere llegar hasta el final y todo hace pensar que su venganza es perfecta.

▶️ Las otras desgracias de Hospital Central más allá de los 4 actores fallecidos

Chayo Mohedano quiere dedicarse al mundo de la música y los tertulianos de Jorge Javier Vázquez han intentado frenar su gran sueño. Hay hechos que son subjetivos, pero nadie puede negar que han intentado desprestigiar su talento. Han cuestionado su valía encima de los escenarios, algo que la prima de Rociíto no consiente y no seguirá tolerando.

Rosa Benito podría haber recibido una oferta

Rosa ha sido uno de los grandes pilares de Sálvame y el programa necesita volver a sus orígenes para recuperar el éxito perdido. Están llamando a antiguos colaboradores y hay quien piensa que Benito ha recibido una oferta que no podrá rechazar. Pero es difícil pensar que sus antiguos responsables quieran volver a contratarla porque su hija exige venganza.

Chayo tiene más de 40 000 seguidores en la red social Twitter, espacio que utiliza para responder a los ataques del equipo de Jorge Javier.

“Pido que os agreguéis y colaboréis con el grupo de Telegram que está realizando una campaña informativa a anunciantes de La Fábrica”. Estas palabras podrían generar unas consecuencias demoledoras para el espacio vespertino de Telecinco.