Imagen de Raquel Bollo llorando

Raquel Bollo, acorralada por una deuda que destapa su secreto íntimo

Raquel Bollo ha intentado abandonar Telecinco

Raquel Bollo llamó la atención de la prensa desde que confirmó que había empezado una relación con el cantante Antonio Cortés Chiquetete. Se casó con él y tuvo dos hijos, pero la historia terminó bastante mal y fue Isabel Pantoja, prima del artista, quien le ayudó. La colaboradora estará eternamente agradecida, por eso da la cara por la tonadillera siempre que tiene ocasión.

Raquel Bollo sabe que Isabel tiene que resolver un problema importante con Hacienda y esta deuda le ha terminado acorralando a ella también. Trabaja de comentarista en el programa Viva la Vida y tiene que dar explicaciones sobre ciertos temas, entre otros la dudosa economía de Pantoja. Recientemente ha explicado que su gran amiga está a punto de sanear sus cuentas bancarias.

Raquel Bollo
Raquel Bollo siempre se ha caracterizado por ser leal a sus amigos | Telecinco

Raquel entiende que la viuda de Paquirri sea un personaje público y que genere controversia, pero quiere dejar claro que es una gran cantante. Piensa que no hay nadie que le supere, por eso va a triunfar en la gira que su equipo ha preparado por América. Este proyecto es su última salvación, pero el programa Socialité ha desvelado que hay muchas dudas en el aire.

Raquel presume de la humildad de Isabel y sin darse cuenta ha desvelado el gran secreto: la sevillana es una auténtica diva. Según informan en Telecinco, ha pedido viajar en un avión especial que aterrice en una zona que esté alejada de la prensa. También ha exigido que la habitación en la que pretende alojarse esté llena de rosas blancas.

Bollo está recibiendo muchas críticas porque algunos espectadores consideran que está defendiendo lo indefendible. La colaboradora insiste en que Isabel Pantoja forma parte de su familia, es su comadre y justificará su postura siempre que sea necesario. Pero también ha admitido que la tonadillera está en una posición delicada porque se ha jugado todo a una carta.

Raquel Bollo y los 100.000 euros que lo cambiarán todo

Raquel es consciente de que Isabel necesita ayuda, pero sabe que su gira americana solucionará todos sus problemas económicos. Siguiendo los datos publicados en el portal Vanitatis, la viuda de Paquirri podría ganar hasta un millón de euros por los conciertos que por delante. Recibirá 100.000 euros por cada actuación y la primera será en Argentina.

Isabel Pantoja emocionada, con la mirada perdida
Raquel Bollo sabe que los problemas de Isabel podrían solucionarse | GTRES

Bollo se siente acorralada porque los problemas que ha generado la deuda de Isabel están obstaculizando su trayectoria televisiva. Ya estuvo a punto de abandonar Viva la Vida porque le acusaron de deber dinero y ahora se enfrenta a una situación parecida. Por eso quiere aportar información jugosa e intentar que sus compañeros le den el sitio que se merece.

▶️ El nuevo proyecto bomba de Kiko Rivera que hundirá a su madre definitivamente

La exmujer de Chiquetete ha desvelado que Isabel ya tiene todo preparado para triunfar en Argentina. Es cierto que está pendiente de recibir una notificación judicial importante, pero es pronto para hacer saltar las alarmas. Recordemos que Pantoja está siendo investigada por un presunto delito de insolvencia punible y es necesario que salga inocente del revuelo.

Raquel Bollo conoce toda la verdad

Raquel está en el punto de mira y su secreto ha salido a la luz: haría cualquier cosa por el bienestar de Isabel Pantoja. No se avergüenza al asumirlo, pues la cantante le tendió la mano cuando más lo necesitaba. Ahora es ella la que necesita ayuda y la colaboradora estará a su lado siempre que pueda permitírselo.

Bollo ha respirado tranquila, pues en Telecinco han desvelado que Isabel está arrasando en Argentina y que ha venido casi todas las entradas. El problema es que el público del citado país es muy pasional y Pantoja ha puesto como condición no mezclarse más de la cuenta. Cuando aterrice accederá a una sala especial para no encontrarse con ningún medio de comunicación.