Primer plano de Julio Iglesias con el rostro serio

La obsesión de Julio Iglesias tras el secuestro que casi termina con su hija

Iglesias estuvo a punto de perderlo todo por culpa de un narcotraficante

Julio Iglesias es uno de los hombres más famosos del mundo y ha amasado una fortuna que se ha convertido en la envidia de todos.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El periodista Juan Luis Galiacho ha explicado en el programa Viva la Vida que su hija Chábeli ha sufrido dos intentos de secuestro.

Este suceso ha estado a punto de terminar en tragedia, aunque el destino tenía preparado otro final para la heredera.

Julio Iglesias, según los datos publicados en el diario El Mundo, tiene un patrimonio valorado en más de 800 millones de euros. Cantidad suficiente para llamar la atención de la gente equivocada, como por ejemplo de famoso traficante Pablo Escolar.

Juan Luis Galiacho, director de El Cierre Digital, asegura que el hijo del mafioso confesó que Chábeli Iglesias corrió un serio peligro.

Foto de Chabeli Iglesias, la hija de Julio Iglesias
Julio Iglesias estuvo a punto de perder a Chábeli | Europa Press

Julio está obsesionado con la seguridad, se ha rodeado de un buen equipo y todos sus hijos cuentan con el apoyo de varios guardaespaldas. No es para menos, pues su familia ha estado en el punto de mira de personas realmente peligrosas.

Chábeli sufrió un seguimiento que casi termina con su libertad, pues Pablo Escobar quería el dinero de Iglesias para financiar el cártel de Cali.

Juan, hijo del traficante más famoso de la historia, escribió en sus memorias que estuvieron a punto de secuestrar a la hermana de Tamara Falcó.

“En forma paralela a su estrategia de secuestrar para intimidar, quería conseguir dinero para financiar la guerra contra el Estado y el cártel de Cali. Según me contaron, mi padre organizó dos grupos para raptar en Miami a Chábeli Iglesias”, escribe el joven en sus memorias.

Julio vive aterrorizado, pues no es la primera vez que intentan secuestrar a su pequeña, pasó lo mismo en 1988. Estaba en Ibiza con ella pasando unos días en el exclusivo hotel Pike's y recibió malas noticias: unos asaltantes estaban persiguiendo a Chábeli. Las autoridades impidieron la tragedia, pero ya estaba todo planeado: querían sacarla de la isla en barco.

Julio Iglesias ha tenido miedo

Julio es consciente del peligro que genera ser tan famoso y tener unas cuentas bancarias tan envidiables, por eso es extremadamente cuidadoso. El portal El Cierre Digital asegura que está obsesionado por la seguridad y lo cierto es que tiene buenos motivos. La persona que intentó secuestrar a Chábeli en 1988 logró su objetivo con la hija de un millonario americano.

Julio Iglesias galardonado como el artista latino más exitoso de todos los tiempos el 12 de mayo del 2014
Julio Iglesias ha ganado mucho dinero gracias a su talento | Gtres

Iglesias sabe que el mafioso francés Jean Louis Camerini, el secuestrador de Chábeli Iglesias, raptó a Melodie Nakachian en 1987. Era la heredera de un imperio valorado en miles de millones, privilegio que le hizo correr un serio peligro. El cantante ha luchado mucho para que su familia no tenga la misma mala suerte, por eso ha contratado a la mejor seguridad.

El exmarido de Isabel Preysler mandó a su pequeña a Estados Unidos para alejarla de las situaciones comprometidas. Pablo Escobar se enteró de que estaba allí y empezó a urdir una trama que afortunadamente no llevó a la práctica.

Desde entonces nadie sale sin guardaespaldas, es el precio de tener relación con una de las fortunas más suculentas del mundo.

▶️ Georgina Rodríguez desvela el sorprendente nombre de su bebé y publica sus primeras imágenes

Julio Iglesias, marcado por el secuestro de su padre

Julio vive rodeado de guardaespaldas, pero no es de extrañar que esté tan obsesionado. El 29 de diciembre ETA secuestro a su padre, un doctor muy reputado que se llamaba igual que él. Estuvo retenido 20 días y este suceso marcó a la familia de por vida.

Los miembros de la banda terrorista se hicieron pasar por periodistas para tener la excusa de estar a solas con el doctor.

Después le secuestraron y pidieron un rescate de 10 millones de dólares. Este suceso trastornó también a Isabel Preysler, quien también tiene una auténtica fijación por vivir bien protegida.