Montaje de Chelo García Cortés y su mujer, Marta Roca

Marta, la mujer de Chelo García Cortés, descubre que se ha ido

Chelo García Cortés ha sido víctima de una jugada inesperada que la ha puesto contra las cuerdas

Chelo García Cortés ha probado las mieles envenenadas de Sálvame en una de las tardes más amargas de la periodista en el espacio televisivo. En Sálvame están en horas muy bajas y todo lo que sirva para arañar unas décimas de audiencia les sirve.

Tampoco ha descubierto ahora Chelo como se las gastan en el programa en el que colabora. Sin embargo, la encerrona que le han hecho, ha provocado que se rompa en directo hasta el punto de tomar una determinación sin precedentes.

Chelo García Cortes y Marta, en el punto de mira por sus polémicas familiares

Chelo García Cortés y su mujer intentan encontrar el equilibrio entre su vida privada y la exposición que supone trabajar en Sálvame. No es la primera vez que la cronista ve como se airean sus intimidades de pareja o económicas. Esta vez se ha encontrado, sin saberlo previamente, con la llamada de un sobrino de Chelo, el hijo de su hermana fallecida.

Se llama Alberto, tiene 34 años, vive en Villanueva de la Cañada y se ha puesto en contacto con Sálvame. Asegura que Chelo "lleva un año sin hablarme y me ha dejado de lado cuando más la he necesitado, cuando ha muerto mi madre".

Chelo se quedaba de piedra al conocer el tema y su primera reacción era abandonar el plató. La colaboradora recibía el apoyo de Belén Esteban y de Gema López que cuestionaban la actitud del chico e, indirectamente, también la del programa.

La acción se traslada a los pasillos, algo también habitual en Sálvame, donde Chelo hace el anuncio que puede cambiarlo todo de forma definitiva.

Chelo García Cortés abandona Sálvame

Marta Roca, la mujer de Chelo, ha pasado una de sus peores tardes frente al televisor. Marta es una mujer discreta y poco amiga de las polémicas, por lo que no es demasiado partidaria de que Chelo siga en Sálvame. No obstante, los problemas económicos que arrastra la pareja la obligan a seguir trabajando para pagar deudas y llegar a fin de mes.

Ante la polémica por la llamada del sobrino de Chelo, esta lo ha dejado bien claro. "Me voy del programa, se ha acabado la historia, no seré ni la primera, ni la última". la pareja de Marta estaba muy enfadada: "¿pero de qué vais? No voy a dar ni un minuto más de gloria, que me dejen en paz".

Momento de Sálvame
Chelo García Cortés ha abandonado Sálvame | Telecinco

Jorge Javier Vázquez, visiblemente apurado - "¡Adela, ven, que tú nunca has vivido un abandono! - intentaba retener a Chelo que iba marchándose del plató asegurando que es para siempre.

La periodista, en las puertas de Mediaset lanzó un último mensaje a dirección: "¡no tenéis vergüenza! ¡Ni piedad, ni vergüenza, este tema no se toca!. Las lágrimas brotaron al poco tiempo, objetivo conseguido. "¿Cómo quieres que me relaje, Adela? ¡Aquí no te puedes relajar, que lo haces y te dan por todos los lados! ¡Dais demasiado fuerte, ya está bien! No me lo merezco."

▶️ Las otras desgracias de Hospital Central más allá de los 4 actores fallecidos

Marta Roca y los problemas familiares de Chelo

Chelo García Cortés lleva doce años en Sálvame y no se recuerda una tarda tan tensa como la de este martes 19 de abril. El programa ha abordado en distintos momentos los problemas de pareja de Marta y Chelo y otros rifirrafes familiares de la pareja. Sin embargo, el fallecimiento de su hermana hace un año ha sido uno de los momentos más dolorosos para Chelo y su mujer.

Que ahora intenten mal meter entre ella y su sobrino y además, sin haberla prevenido de que se trataría el tema ha sido la gota que ha colmado el vaso. 

Marta Roca ha animado muchas veces a Chelo a abandonar el programa.

Ella lo haría encantada, pues a sus 70 años, ya no está para según que historias. "¿Tu sabes lo que yo viví en 'Quiero dinero'?. Allí ya traspasaron mis límites y ahora lo han vuelto a hacer".

Se trata de una sección de Sálvame en la que algunos colaboradores accedían a responder a cuestiones muy privadas a cambio de pequeñas cantidad de dinero. Allí le llegaron a preguntar a Chelo si había deseado la muerte de su hermano a lo que el polígrafo determinó que sí. Chelo se hundió.

Ahora dice que lo deja durante varios minutos de desesperación en directo. Y todo bajo la atenta mirada de Kiko Hernández, satisfecho de los minutos que ha logrado provocar tras desvelar la información de su compañera.

Al final, Chelo volvió a entrar en plató, asegurando que es su último programa. Veremos.