Maria Patiño mirando a un lado y llorando

María Patiño pone en peligro a su hijo tras destapar la triste realidad

María Patiño podría haberse gastado 6.000 euros para solucionar un problema

María Patiño lleva mucho tiempo trabajando en televisión y conoce perfectamente cómo funciona el negocio, por eso ha pasado a la acción. Ha pensado que lo mejor es hacer público lo que está pasando para intentar concienciar a los espectadores, pero ha tenido consecuencias.

La periodista ha desvelado en sus redes sociales que estaba recibiendo amenazas y sus rivales no han tardado en responder al mensaje.

▶️ Andrea Janeiro sorprende a todos y reaparece muy cambiada

María Patiño ha reaccionado a unas declaraciones que ha hecho Rocío Flores en Telecinco y sus palabras están dando mucho de qué hablar. La hija de Antonio David Flores ha desvelado que va a poner en manos de sus abogados las amenazas que está recibiendo.

La presentadora ha dado un golpe en la mesa y ha asegurado que ella también se siente presionada por sus detractores.

María Patiño seria y llorosa
María Patiño ha denunciado lo que le sucede en las redes sociales | Telecinco

María piensa que Antonio David es el primero en incentivar la destrucción en las redes sociales, espacio en el que Rocío sufre tanto. Este paso adelante ha provocado un auténtico caos y sus enemigos han sacado a relucir a su persona más especial: su hijo Julio.

Es un joven que no quiere llamar la atención y que nunca ha cometido ningún error, pero ocupó la portada de una conocida revista.

María ha destapado la realidad de las redes y al hacerlo ha puesto en peligro a Julio, pues sus enemigos ya han empezado a hablar. El joven protagonizó un número de la revista Semana porque los paparazzis le pillaron y le hicieron fotografías, pero él no tuvo nada que ver.

Los detractores de Patiño consideran que tiene derecho a hablar del tema porque es de interés público.

La periodista es bastante discreta y no quiere convertirse en objeto de debate, por eso no suele dar explicaciones sobre su vida privada.

Sabe que la mejor forma de proteger a su familia es no hablar de ella, de ahí que haya asuntos que sean un misterio. Nunca ha contado quién es el padre de su primogénito, pero sí que lo pasó realmente mal cuando se quedó embarazada.

María Patiño podría haberse gastado 6.000 euros

María es una mujer rompedora que nunca ha tenido miedo de sus detractores y eso le ha pasado factura, sobre todo hace unos años. “Yo me he vestido siempre de una manera muy particular que a lo mejor ahora pasa desapercibida. Pero cuando empecé a vestirme en los platós siendo periodista vivía con cierta culpa la manera de llevar un escote o ponerme una minifalda”.

María Patiño y su hijo Julio paseando por la calle
María Patiño tiene una relación especial con su hijo Julio | Europa Press

Patiño decidió salir adelante ella sola y criar a Julio sin ayuda de nadie, atrevimiento que le situó en el punto de mira.

“El hecho de no criar a mi hijo por tener que trabajar en Madrid me ha supuesto una carga de sentirme señalada como mala madre. He mirado hacia abajo porque creía que era una culpa”, declaró en el programa Lo siento mi amor.

La presentadora, según publica el portal Informalia, se ha sometido a una operación estética valorada en 6.000 euros. Cabe la posibilidad de que no la haya pagado, quizá se la hayan regalado a cambio de dar promoción al retoque en sus redes sociales. Como vemos, no hay nadie que le frene y siempre seguirá cambiando las cosas que le hagan sentir incómoda.

María Patiño ha criado a Julio con gracias a sus padres

María ha hablado de su pequeño muy pocas veces, pues sabe que hay gente que utiliza sus palabras para hacer daño. Es justo lo que ha sucedido tras destapar la triste realidad que vive en las redes sociales, la de las amenazas.

Hace meses confesó que no habría podido educar a su hijo sin la ayuda de sus padres, pues ella tuvo que marcharse de la ciudad.

“Mis circunstancias personales me llevaron a buscarme la vida en Madrid y tirar de mis padres para criar a mi hijo”, explicó visiblemente emocionada. Sus enemigos han aprovechado estas declaraciones para asegurar que la familia de la periodista es pública. Debemos dejar claro que no es así, pues nunca han participado en los medios de comunicación.