Fran Rivera serio

Fran Rivera hace llorar a su hija Tana y aprovecha para confirmar el rumor

Fran Rivera se ha reencontrado con la persona más especial de su pasado

Fran Rivera, uno de los rostros más cotizados de la crónica social, ha protagonizado un revuelo que no ha dejado indiferente a nadie. Se ha trasladado a Sevilla para disfrutar de la Semana Santa y su hija Tana Rivera ha viajado con él. Según publica la revista Lecturas, la joven ha llorado de emoción al ver a su padre participando en la procesión de la Hermandad de Triana.

Fran Rivera es costalero de la Hermandad de la Esperanza de Triana, la procesión más popular de la capital hispalense. Tana es consciente del esfuerzo que hace su padre para participar en este evento y se siente orgullosa de todo lo que ha conseguido. El torero ha aprovechado para confirmar el rumor: tiene buena relación con su exmujer Eugenia Martínez de Irujo, madre de Tana Rivera.

Francisco Rivera y su hija Tana se encuentran con Susana Uribarri
Francisco Rivera y Tana se han desplazado hasta Sevilla | Europa Press

Fran prefiere estar al margen de la prensa del corazón y ha sufrido mucho porque algunos periodistas han aireado sus secretos en público. Estuvo casado con Eugenia Martínez de Irujo y tuvieron una hija en común, pero el matrimonio no funcionó y decidieron tomar caminos separados. La joven ha sido la única persona capaz de volver a unirles, pues en el pasado protagonizaron bastantes desencuentros.

Fran, siguiendo la información del portal Vanitatis, se ha reencontrado con Eugenia en la Semana Santa de Sevilla. Ha sido un encuentro casual que ha confirmado lo que todo el mundo sospechaba: la pareja disfruta de una relación bastante cordial. Muchos paparazzis han sido testigos de esta breve reunión y todos corroboran que las tensiones forman parte del pasado.

Fran Rivera le ofrece explicaciones a su mujer Lourdes

Fran lleva mucho tiempo trabajando en los medios de comunicación y conoce mejor que nadie cómo funciona el mundo del espectáculo. Es consciente de que algunos comportamientos se convierten en noticia de forma instantánea, de ahí que quiera proteger a su familia. Le ha explicado a su mujer Lourdes Montes que la prensa iba a estar pendiente de todos sus movimientos.

Francisco Rivera en primer plano y con fondo desenfocado
Francisco Rivera está encantado con lo que ha pasado en Semana Santa | GTRES

Rivera ha participado en una de las procesiones más importantes de Sevilla y Tana ha llorado al ver el empeño que pone. El torero se siente satisfecho con la trayectoria de su hija, quien nunca ha protagonizado polémicas ni se ha aprovechado de la fama de nadie. Podría ganar mucho dinero hablando en cualquier programa de televisión, pero prefiere mantenerse al margen.

El marido de Lourdes Montes ha coincidido con Eugenia Martínez de Irujo y ha tenido que dar explicaciones a sus seres queridos. Siguen teniendo relación por la familia que tienen en común, pero hacía muchos años que no se les veía juntos. Los rumores no se han hecho esperar, aunque lo más importante es que el exmatrimonio ha logrado superar todas sus diferencias.

Fran Rivera está orgulloso de su hija Tana

Fran sabe que Tana Rivera podría haber participado en algún concurso o haber vendido alguna exclusiva para ganar dinero en la prensa rosa. Pero la joven se ha limitado a centrarse en su formación y ningún periodista puede hablar mal de ella. No quiere formar parte de la crónica social, pero jamás ha dado una mala respuesta a los reporteros.

Tana Rivera en una imagen por la calle
Francisco Rivera quiere proteger a Tana | Europa Press

El torero está tranquilo porque sabe que su mujer tiene buena relación con Tana, de hecho la Semana Santa ha sido testigo de esta complicidad. Han posado juntas en varias ocasiones y, según ha salido publicado, tienen más cosas en común de las que parece. Las dos son amantes de la moda y prefieren mantener las distancias con la los periodistas del corazón.

▶️ Xisca Perelló y Rafa Nadal reciben la noticia más esperada por todos

Rivera se maneja muy bien en los medios y sabe que su reencuentro con Eugenia será noticia, pero no le importa. Le ha dado normalidad porque está en un momento tranquilo y no quiere enfrentarse con nadie. En el pasado ya sufrió varios desencuentros con los paparazzis y se ha dado cuenta de que no merece la pena.