Foto del personaje

Carmen Sevilla y la batalla con su nuera antes de entrar en una residencia

Carmen Sevilla fue un apoyo fundamental para su hijo, meses antes de ingresar en la residencia

Carmen Sevilla ha sido una de las artistas más queridas y respetadas de este país. La popular y simpática actriz y presentadora ha alegrado la vida de millones de personas durante décadas. Primero como actriz y cantante, más tarde en su faceta televisiva. 

Su belleza, simpatía natural y arte innato delante de la cámara le valieron el apodo de 'Carmen de España", algo por lo que siempre será recordada. Carmen lleva ingresada en una residencia geriátrica desde 2015. Aquejada de un Alzheimer muy severo y con 91 años, recibe semanalmente las visitas de su hijo, Augusto, y de uno de sus mejores amigos, Moncho Ferrer.

Nadie más puede ver a la anciana artista, que se encuentra en un estado delicadísimo de salud. Su fortaleza física es admirable, pero sus facultades mentales están muy mermadas por esta tremenda enfermedad. De hecho, Carmen se retiró de su profesión en 2010, cuando contaba con 80 años. 

▶️ Concha Velasco reaparece para mandar un desgarrador mensaje mientras sigue en la residencia

Posteriormente se supo que ya empezaba a notar los primeros síntomas de esta dolencia degenerativa que le sigue afectando once años después.

Hasta 2015 estuvo viviendo en su casa. Este año fue trasladada a una residencia donde podía estar mejor atendida y de forma permanente. Antes del traslado, no obstante, hubo un episodio familiar que supuso un disgusto, pero a la vez una alegría para la sevillana

Carmen Sevilla y la batalla de su hijo Augusto

Corría el año 2015 cuando Augusto Algueró Jr. decidía separarse de su hasta entonces mujer, Marta Díaz. Los dos compartían entonces un ático con terraza en Pozuelo de Alarcón. 

Era el domicilio familiar y donde vivían cuando eran pareja. En la parte superior del piso había un estudio de trabajo de Augusto, al cual quería seguir accediendo, a pesar del divorcio, según publicó en su momento, Vanitatis.

Augusto Algueró
Augusto Algueró en una de sus últimas imágenes pública | TVE

Dado que la relación entre ellos no era buena, Augusto quiso hacer reformas en la casa para tener acceso directo a su despacho, sin pasar por el piso. Y supuestamente, las quiso empezar a pesar de que su mujer no tenía constancia de las reformas, siempre según la citada publicación.

Cuando ella se enteró, las paralizó, pues se debían realizar en el interior de la vivienda. Incluso tuvo que llamar a la policía para impedirlas. Eso llevó a Algueró a tener que trasladarse a casa de su madre, tras ratificarse el divorcio. 

Estos hechos coincidieron en el tiempo con el traslado de Carmen a la residencia. Ya no podía valerse por ella misma y necesitaba cuidados médicos y especializados

Carmen recupera a su hijo Augusto

Según las publicaciones de entonces, la relación entre Carmen Sevilla y su nuera no era muy buena. Eso provocó que la artista estuviera bastante tiempo alejada de su hijo. A partir de la separación, Carmen y su hijo recuperaron la relación entrañable y familiar que habían tenido antes.

A pesar de que un divorcio no es una buena noticia, para Carmen supuso recuperar a su querido hijo.

Carmen Sevilla en Madrid en 2010
Carmen Sevilla recuperó a su hijo Augusto tras el divorcio de este | GTRES

Actualmente, Augusto sigue muy pendiente de su madre y la visita todas las semanas. En declaraciones a Televisión Española, afirmaba que "está muy mayorcita, pero muy bien cuidada. Los médicos me dicen que estemos tranquilos, que gracias a Dios no sufre y que no tiene dolores".

Augusto es el único hijo de Carmen Sevilla, fruto de su matrimonio con el músico, ya fallecido, Augusto Algueró. Divorciada de Algueró, empezó una segunda relación con Vicente Patuel, con el que se casó en 1985. Carmen Sevilla quedó viuda en el año 2000.