Montaje de fotos de Belén Esteban y una imagen de ella saliendo de la ambulancia en camilla tras romperse la tibia y el peroné

Belén Esteban comunica un nuevo jarro de agua fría sobre su estado

Belén Esteban está destrozada por la evolución que está teniendo su accidente televisivo

Belén Esteban no levanta cabeza. Poco podía imaginar la colaboradora estrella de Telecinco que su vida se torcería de tal manera en unos segundos. Si hasta hace unas semanas, las perspectivas de futuro eran halagüeñas en todos los aspectos de su vida, la desafortunada rotura de tibia y peroné en directo lo ha truncado todo. 

El momento de la caída de Belén, haciendo una prueba en Sálvame pasará a la historia de la televisión. No obstante, para ella ha sido el inicio de un verdadero infierno que va a alargarse todavía unos meses, más de los que ella se piensa. 

Desde que se produjo el accidente, Belén está hundida de ánimo y no habla prácticamente con nadie. Sin embargo ahora, que ha culminado la operación que le han tenido que practicar, sí ha querido hablar con Sergi Ferré y contar como están (de mal) las cosas.

▶️ Belén Esteban recibe malas noticias sobre su estado tras pasar por quirófano

Belén Esteban, más días de ingreso en el hospital

Belén Esteban tuvo que esperar varios días a ser operada porque la escayola que le habían puesto en un primer momento, le provocó varias heridas. Además, su diabetes es un factor de riesgo que hay que tener en cuenta durante todo el proceso de recuperación.

Finalmente ha sido operada con éxito. La intervención, según contó ella misma al reportero de Sálvame, "ha sido bastante larga, ha ido todo muy bien y está en buenas manos". El problema es que "la fractura ha sido muy considerable y el problema es que el postoperatorio es muy doloroso".

Belén tiene que tomar calmantes de forma permanente para mitigar los intensos dolores que sufre. Por ello, estará diez días más de lo previsto ingresada en el hospital, lo que le ha provocado una bajada de ánimo total.

Su marido, Miguel, no se separa de ella y duerme en el sofá de la habitación. Belén, según Sergi Ferré, "está muy desanimada, está muy floja. Le encantaría estar en su casa. La imagen era desoladora porque la pobre está hundida, tiene la pierna amoratada y una máquina que la va drenando para facilitar".

Miguel Marcos llevando la camilla con Belén Esteban tumbada tras romperse la tibia y el peroné
Belén está muy baja de ánimo y no quiere hablar con (casi) nadie | Europa Press

La larga recuperación a la que tendrá que someterse Belén Esteban

Lo que en un primer momento parecía una lesión de tobillo sin importancia ha acabado siendo una rotura severa y muy dolorosa. La vida de Belén se ha parado por completo. Televisivamente, por supuesto, pero también en todos los negocios que Belén estaba arrancando y que tendrán que posponerse, por lo menos hasta 2023.

Por el momento, una vez salga del hospital, tendrá que estar dos meses con la pierna completamente inmovilizada. Después empezará un lento proceso de rehabilitación que puede alargarse varios meses más. Este es uno de los motivos por los que Belén está tan desmoralizada. 

Jorge Javier ha querido poner un poco de humor al asunto (si es que da para reír) y ha asegurado que "Belén está como sabíamos que iba a estar Belén, subiéndose por las paredes pero en versión figurada. Cada vez que hablo con ella, llora".

El conductor de Sálvame ha avanzado que "le espera una recuperación muy complicada y luego la operación y ella que es diabética.". La de Paracuellos no deja de cuestionarse la forma en la que se produjo esta lesión, cosa que también sorprende a Jorge: "si es que yo pensaba que era el tobillo. Como te ibas a imaginar que se había roto la tibia y el peroné cayendo de tan poca altura".

El verano de Belén Esteban va a ser muy diferente de como lo había previsto. En reposo absoluto y con la pierna inmovilizada. Eso sí, con su marido y el resto de su familia a su lado, dándole todo el apoyo del mundo. Además, su regreso a Sálvame será otro 'belenazo' de los que harán historia y sinó, al tiempo.