Paloma Cuevas en los toros con su sobrino

Paloma Cuevas decide contar toda la verdad a sus dos hijas

Paloma Cuevas sigue luchando contra el rumor que la sitúa al lado de Luis Miguel

Paloma Cuevas ya ha cumplido sus 50 años y lo ha hecho rodeada de amor, paz, amistad y buenos deseos de los que la quieren. La modelo y diseñadora cumplía años en medio de una gran expectación por saber si podríamos verla al lado de Luis Miguel.

Paloma vive en un sinvivir desde que a principios de verano se lanzaba la información de un romance entre el cantante y ella. Eran (y son) amigos desde hace años, ya de cuando ella y Enrique Ponce estaban felizmente casados. Pese a que no era, pues, extraño que Luis Miguel (padrino de una de las hijas de Paloma) sí llamó la atención algunas de las citas que protagonizaron.

Paloma Cuevas y Luís Miguel posando para una foto con unos amigos
Paloma cuevas y Luís Miguel, amigos desde hace años | Redes Sociales

Todos los medios se hicieron eco de la noticia, algo que desde el entorno de Paloma se confirmó y desmintió a la vez. Ella no dijo nada entonces y no dice nada ahora. Claro que en su entorno más íntimo sí saben la verdad de la situación. 

Las hijas de Paloma, Palomita y Bianca, están informadas de qué pasa con 'Tito Luis Miguel' y ya saben si es algo más que su padrino. El último gesto de Paloma arroja también algo más de luz sobre este asunto

Paloma Cuevas y el detalle que confirma su relación con Luis Miguel

Paloma Cuevas no habla casi nunca sobre su vida privada. Si lo hace, es en la revista ¡Hola!, con un reportaje fotográfico de los que quitan el sentido por su belleza. Su fiesta de cumpleaños hubiese sido una buena excusa para confirmar su romance. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Las revistas, no obstante, han optado por dar protagonismo a la reina de Inglaterra en sus últimas ediciones, por lo que Paloma tendrá que esperar.

Ella quiere llevar con discreción la 'amistad especial' que le une a Luis Miguel. Si hay confirmados varios encuentros durante el verano en Madrid. Todos muy discretos, en hoteles, una urbanización de Benhavís o incluso en Miami. 

No hay fotos ni testigos que hablen de nada. Tampoco ellos han publicado nada en sus redes sociales que pueda servir de pista. De hecho, y aquí reside lo importante, ni tan siquiera se siguen en Instagram.

Es algo desconcertante, pues Paloma sigue a más de 1600 personas, entre las que figuran sus amistades y conocidos. Por contra, Luis Miguel, que cuenta con más de 2,3 millones de seguidores, no sigue a nadie. Suponemos que debe ser una estrategia para despistar, ya que su perfil no publica con regularidad y únicamente temas profesionales.

Los clubs de fans del artista, sí que lanzan grandes mensajes de amor y de admiración a favor de Paloma. También la siguen y demuestran que les parece una excelente pareja para su admirado Luis Miguel.

Se ha llegado a especular también con que Luis Miguel querría comprarle a Paloma su parte de La Cetrina, la finca que posee en Jaén. Esto también se ha desmentido de forma rotunda por parte del entorno de Cuevas.

Cuevas llega radiante a los cincuenta años

Paloma Cuevas vive un gran momento profesional y personal. Superada ya la ruptura con Enrique Ponce, Paloma ha vuelto a trabajar y a ilusionarse con muchos proyectos. Uno de los que más ha triunfado ha sido el que ha realizado con Rosa Clara, con quien diseña vestidos de fiesta.

En casa, las cosas también le van bien. Pese a la avanzada edad de sus padres y a los achaques de salud que padecen, Paloma disfruta mucho de ellos. Ella es la encargada de cuidarles y sigue tan unida como siempre a sus progenitores.

Paloma cuevas, Enrique Ponce y Luis Miguel
Paloma Cuevas y Enrique Ponce con Luis Miguel en una foto de 2009 | GTRES

El corazón de Paloma parece que también está ocupado de nuevo. Veremos si pronto hay confirmación oficial o pruebas gráficas de que la cosa va en serio.