Montaje de Matías Prats y su hijo con rostro serio

Matías Prats señala a su padre y pone en peligro la herencia familiar

Matías Prats Jr. ha desvelado cómo ha sido su infancia

Matías Prats Jr., hijo del mítico presentador de informativos que también lleva su nombre, ha tomado una decisión fundamental. Está en plena promoción de su primer libro y ha concedido una serie de entrevistas para conseguir que el proyecto tenga más visibilidad.

El manuscrito se llama El futuro que olvidaste y lo primero que ha aclarado es que no es escritor, simplemente escribe porque le gusta.

Matías Prats se llama de segundo apellido Chacón. Ha concedido una entrevista en el programa Socialité y ha desvelado que quizá no cumpla con la tradición familiar.

Quiere ser padre, pero no sabe si llamar a su hijo Matías porque ya hay tres generaciones y no quiere ser repetitivo. Todos ellos se dedican al mundo de la televisión y han triunfado, pues disfrutan de un talento excelente que atrapa al espectador.

Primer plano de Matías Prats Chacón
Matías Prats Jr. se ha convertido en un referente profesional | GTRES

Matías Prat Jr. como es conocido por gran parte de la audiencia, podría poner en peligro la herencia familiar más deseada por otras sagas. Se siente muy orgulloso de sus apellidos, pero reconoce que en ocasiones ha sido una carga porque ha tenido que demostrar más de la cuenta. Sin embargo, todos los que han coincidido con él aseguran que es un joven excelente y que no necesita a nadie para brillar.

▶️ 10 cosas que (quizás) no sabías de Jesús Calleja

Marías Prats ha señalado a su padre y ha dejado claro que su infancia ha sido completamente feliz gracias a él.

Parte del público pensaba que el periodista no le había dedicado tiempo a su familia debido a su volumen de trabajo, pero no es así. El líder de Antena 3 Noticias siempre ha estado pendiente de sus hijos y de su mujer, de hecho forman una familia perfecta.

Matías Prats Jr. desvela el secreto familiar

Matías ha explicado que su infancia ha estado marcada por el calor de su padre y ha aprovechado para señalarle como un referente personal. No ha dejado de lado sus obligaciones familiares, a pesar de que es un rostro de primer nivel y está sometido a mucha presión.

El escritor de El futuro que olvidaste ha reconocido que no se sentía demasiado cómodo con la fama de su progenitor.

Primer plano de Matías Prats
Matías Prats ha sido un referente para su vástago | GTRES

Matías Prats Jr. no sabe si continuar con la tradición y ponerle su nombre al primer hijo, así que la herencia mediática está en peligro. Pero todavía no ha tomado ninguna decisión concreta, es más, no sabe cuándo traerá un niño al mundo.

De momento se ha dedicado a alabar a la cabeza visible de Antena 3 Noticias, quien ha sido un progenitor de primera categoría.

“Tengo muchísimos recuerdos de la infancia junto a él porque ha sido un padre que ha ejercido como tal, pese a sus ausencias. Ha sido un 10, hemos sido y somos uña y carne”, declara en una entrevista que ha concedido en Socialité. De esta forma ha confirmado el secreto familiar que todo el mundo sospechaba: el mítico presentador de Antena 3 es un hombre comprometido.

Prats explica cómo es la relación

Matías Prats Jr. reconoce que todavía tiene que aprender muchas cosas para llegar al puesto de su progenitor. Disfrutan de una relación excelente y comparten las mismas aficiones, por eso pasan tanto tiempo juntos fuera de la pequeña pantalla.

“Es un profesor exigente, me corrige, me aprieta las tuercas y me obliga a superarme, cosa que le agradezco”.

El escritor le ha mandado un mensaje al patriarca y le ha agradecido la forma que ha tenido de educarle. Está tremendamente agradecido y asume que a él todavía le queda mucho camino por recorrer. “Él es el maestro, él es el número uno y yo soy un chaval que intenta hacerse un hueco”.

Matías es famoso desde la cuna, pero nunca ha intentado llamar la atención porque es una persona bastante tímida. “Mi padre Iba a las obras de teatro del cole que yo siempre presentaba, estaba en un esquinita, escondido, pasando desapercibido.

A mí me daba vergüenza que me viniera a recoger al colegio porque todo el mundo le conocía y yo era un chaval tímido”.