Primer plano de Marc Márquez con rostro serio

Marc Márquez se rompe tras descubrir la enfermedad que sufre su ex novia

Marc Márquez no se puede creer todos los problemas de salud por lo que ha pasado su expareja durante todos estos años

Marc Márquez está muy preocupado por su exnovia, Lucía Rivera. La modelo ha confesado en el periódico La Vanguardia el problema de salud que lleva años sufriendo y el cual todavía no ha conseguido superar.

Desde muy pequeña, la hija de Cayetano Rivera y Blanca Romero ha estado muy expuesta a los focos mediáticos y ahora, gracias a su profesión, esta situación no ha cambiado mucho. Y aunque ya está acostumbrada, lo cierto es que este estilo de vida no le ayuda a superar su enfermedad. 

Marc Márquez posando sonriente en un photocall
Marc Márquez se rompe al enterarse de la enfermedad de su ex novia | Europa Press

Además, la expareja de Marc Márquez combina su trabajo de modelo con una nueva faceta profesional. Nada más empezar el año, este diario catalán le ofreció una oportunidad difícil de rechazar. Lucía Rivera cuenta con su propia columna de opinión, llamada Te lo cuento yo, en la que cuenta algunos de sus pensamientos y vivencias. 

Esta joven de 23 años debutó, por primera vez como columnista, el pasado 16 de febrero; y como era de esperar, su estreno no dejó indiferente a nadie. Lucía causó un gran revuelo con Sobre mi salud mental, un texto de lo más personal en el que la modelo hizo una sorprendente confesión sobre su estado de salud.

"El cerebro es lo más importante en nuestro cuerpo. Hay estudios que certifican que, si nuestro cerebro está mal, no solo sufrimos nosotros, sufre nuestro cuerpo y también nuestro sistema inmunitario", asegura la exnovia de Marc Márquez en su primer trabajo como escritora.

Marc Márquez lee la columna de Lucía Rivera

Marc Márquez se siente muy orgulloso de Lucía Rivera por haber dado este paso. En su debut como redactora, la modelo quiso contar a todos sus lectores los problemas de salud a los que ha tenido que hacer frente durante años. 

A lo largo del texto, la influencer califica a la salud mental como "la gran asignatura pendiente" de nuestra sociedad. "El mundo frenético que nos toca vivir es uno de los grandes culpables […] Nos pasan tantas cosas en un solo día que es muy difícil darnos cuenta de cómo nos afectan".

Marc Márquez y Lucía Rivera paseando sonrientes por la calle
Marc Márquez y Lucía Rivera | Europa Press

Lucía Rivera no ha tenido reparos en confesar que sufre ansiedad desde que era tan solo una niña. Gracias a que en las pasadas Navidades le regalaron el libro Cómo hacer que nos pasen cosas buenas, de la psiquiatra Marian Rojas Estapé, la joven se ha llenado de valor para confesarlo. 

"En mi caso he sufrido ansiedad desde muy pequeña. Al vivir con ella os diría que llegué a aceptarla de tal manera que se hizo mi compañera, ni siquiera la reconocía. Y seguí con mi vida sin hacerle caso, entre viajes, shootings, castings, Instagram, fiestas, amores, desamores…".

La exnovia de Marc Márquez se acuerda de su abuela

Marc Márquez se entera, gracias a esta columna de opinión, de todos los detalles de la enfermedad que sufrió la abuela de Lucía Rivera

Tal y como ha contado la modelo, la mujer padeció depresión con claustrofobia durante muchos años. "Mis abuelos decidieron abrir un salón de té con confitería. Ella no estaba acostumbrada, pero cada vez tenían más éxito", explicó la joven. 

"Sin darse cuenta el trabajo la desbordó. Por más que todo fuera de color de rosa, los miedos irracionales se apoderaron de ella", continuó Lucía. La exnovia de Marc Márquez aseguró que hubo un momento que a su abuela le costaba hasta salir de casa. "Le ocurría también al subir a un ascensor, en una autopista o en una calle estrecha".

La hija de Cayetano Rivera y Blanca Romero  cree que es muy importante escuchar a tu cuerpo para que enfermedades como esta no deriven en una patología aún peor. "No hacer caso a esos miedos la llevó a una gran depresión".

Y, aunque a día de hoy ya se ha recuperado de esta enfermedad, para la abuela de Lucía Rivera "todavía es un mundo subirse a un avión".