Kiko Matamoros triste con la mirada perdida

Kiko Matamoros anuncia nuevo hijo y aprovecha para deshacerse de su peor adicción

Kiko Matamoros ha tomado una decisión que cambiará su vida para siempre

Kiko Matamoros lleva mucho tiempo trabajando en televisión y conoce cómo funciona el negocio porque ha estado delante y detrás de las cámaras.

Ha superado con éxito todos los retos que le han puesto sus responsables, así que está ilusionado con la nueva propuesta. Todavía no está confirmado, pero todo hace pensar que será la estrella de Supervivientes 2022, el concurso más importante de Telecinco.

Kiko Matamoros ya ha empezado a prepararse y lo primero que ha hecho ha sido desprenderse de su adicción a la nicotina. El colaborador más famoso de Sálvame ha anunciado en su cuenta de Instagram que ha dejado el tabaco durante el último viaje que ha hecho.

“Despidiéndome del tabaco para siempre y del sol de Maldivas por un tiempo”, escribe embriagado de emoción.

Kiko Matamoros y Marta López Álamo
Kiko Matamoros y Marta López han hecho un viaje fuera de España | GTRES

Kiko, antes de marcharse las islas Maldivas, anunció que quería volver a ser padre dentro de poco tiempo, cunado su novia estuviera preparada.

Recordemos que mantiene una relación sentimental con la modelo Marta López Álamo, quien está viviendo el mejor momento de su carrera. El tertuliano no pretende modificar sus planes, por eso ha aceptado esperar hasta el próximo año.

Kiko concedió unas declaraciones, que han sido recogidas en el portal Nueva España, informando de su nueva paternidad. El exmarido de Makoke asegura que el bebé llegará en el momento oportuno y que su novia Marta también está ilusionada.

“Me gustaría el año que viene y mañana, pero las circunstancias mandan y su vida profesional hay que respetarla y encontrar el momento conveniente”.

Kiko Matamoros explica cómo triunfará en Supervivientes

Kiko ha dejado atrás su adicción al tabaco, pero ese no es el único cambio que se avecina: va a concursar en Supervivientes 2022.

Este programa pone al límite a todos los concursantes, pero él cuenta con ventaja porque conoce el formato mejor que nadie. Lleva mucho tiempo trabajando en los medios de comunicación y sabe qué líneas no debe cruzar.

Foto de Kiko Matamoros y su pareja
Kiko Matamoros quiere concursar en 'Supervivientes 2022' | GTRES

Matamoros, según informa el diario Nueva España, está ilusionado con su nuevo proyecto y tiene ganas de salir victorioso. Piensa que tiene “más experiencia televisiva” que el resto de concursantes y esto le dará ventaja en muchas situaciones.

Pero también es consciente de que deberá controlarse, pues hay discusiones que lo único que hacen es restar energía.

▶️ La Policía puede precipitar el final de Sálvame: 140 famosos afectados

El tertuliano de Sálvame está dispuesto a contenerse porque lo más importante para él es disfrutar de la experiencia. “No sabes tú bien los filtros que tengo, todos tenemos filtros donde sea, hasta en la cárcel se tienen filtros”.

Su novia Marta López está encantada con el cambio que ha experimentado, pues hace unos años el temperamento del polemista era indomable.

Kiko Matamoros y su momento más dulce al lado de Marta

Kiko quiere volver a ser padre porque está convencido de que su historia de amor con Marta López durará para siempre. Reconoce que está deseando traer un niño al mundo: “Yo desde luego y yo creo que ella también”.

Sin embargo, la pareja está inmersa en proyectos profesionales bastante exigentes, así que deberán retrasar sus planes unos meses.

Matamoros asume que entre él y su pareja hay una diferencia de edad importante, pero esto no ha supuesto ningún problema. La modelo está encantada compartiendo su vida con un hombre maduro, pues considera que es mucho más interesante.

Según ha salido publicado, ya han hablado con especialistas y podrán ser padres en un futuro sin grandes dificultades.

El futuro concursante de Supervivientes sabe que su vida ha cambiado para siempre, pues ya no dependerá de su adicción a la nicotina. Es un vicio común en mucha gente, pero que cada vez tiene menos cabida en la sociedad, pues existe una mayor conciencia.