Adiós a Carlos, el amante de la naturaleza que ha dado su vida luchando contra el fuego

Esposo y padre de dos hijos, llevaba seis años como bombero y forestal en Andalucía

Foto de Carlos Martínez y del incendio que está arrasando la Sierra Bermeja

El cuerpo de Carlos, el bombero fallecido en la extinción del incendio de Sierra Bermeja (Málaga) ya está en su Almería natal. Allí será enterrado por sus allegados en una ceremonia íntima. El dolor embarga hoy a los que conocieron a este hombre que ha muerto luchando contra el fuego.

Carlos Martínez Haro tenía 44 años de edad y era padre de dos hijas de 6 y 9 años. Formaba parte del retén de bomberos de Dalías, dentro del Centro de Defensa Forestal (CEDEFO) de Alhama. Era natural de la localidad almeriense de Escullar.

El fallecido era agente forestal y trabajaba de forma puntual para Infoca, el plan contra incendios forestales de la Comunidad de Andalucía. Tenía seis años de experiencia como bombero, y el pasado miércoles se enfrentó a uno de los peores incendios que se recuerdan en España.

Actualmente residía en Aguadulce, en Roquetas de Mar, y antes había regentado una explotación ecológica de horalizas en Escúllar. Se trata de una extensión de 6.000 metros cuadrados donde plantaba tomates, calabazas y otros productos. Cultivaba los vegetales de forma 100% ecológica.

Su trabajo como forestal le permitía estar cerca de lo que era su gran pasión en la vida, la naturaleza. Su otra pasión era su familia, “muy conocida en la zona y muy buena gente” según remarcó la alcaldesa de su localidad natal. Allí lucen estos días los crespones negros y el dolor.

Dolor y consternación entre sus allegados

Los minutos de silencio se han sucedido en las localidades donde Carlos tuvo algún arraigo, como Escúllar. Allí recuerdan “como Carlos pasaba los veranos por las calles del pueblo, siempre junto al que ahora es concejal Ivan Félix Jiménez”. En su localidad están “rotos de dolor”.

Donde también se está viviendo un gran dolor entre sus compañeros forestales. Lo hacen con crespones negros, banderas a media asta, y luchando aún contra el incendio que lleva días arrasando la zona de Sierra Bermeja. La situación es, aseguran, dramática.

“Estamos ante el incendio más complejo que hemos conocido en los últimos tiempos”, señalaban este lunes las autoridades del Infoca. De momento ha quemado ya 7.400 hectáreas y ha obligado a desalojar seis pueblos enteros de la provincia. El incendio alcanza un perímetro de 85 hectáreas.

El cuerpo de Carlos ya está en Almería

Carlos se unió el miércoles a las tareas de extinción del fuego que se había declarado en Sierra Bermeja. El jueves murió durante las labores de extinción, y desde entonces se han sucedido las muestras de dolor. Sus restos ya se encuentran en Almería, junto a su familia.

La Delegación de la Junta de Andalucía en Almería ha confirmado que el cadáver del bombero fallecido fueron trasladados este fin de semana a su tierra. Sus familiares y allegado no quisieron dar detalles de la hora ni la localización del entierro, y pidieron respeto a su intimidad.

Incendio provocado

El incendio en el que murió fue declarado el pasado miércoles a las 21.37 horas de la tarda, con 140 llamadas que alertaban del incendio. “Todo apunta a que fue provocado”, afirmó Juanma Moreno, que confirmó que hay una investigación abierta para detener a los responsables.

Tendrán que responder por los daños mediambientales y materiales causados, pero también por la muerte de una persona. Carlos deja una mujer viuda y dos hijas haciendo lo que más le gustaba, proteger la naturaleza. Todos le recuerdan hoy como una buena persona y un héroe.

Juanma Moreno, presidente de la Junta, ha pedido a todos los andaluces que vigilen y denuncien cualquier actitud sospechosa en el bosque. El de Sierra Bermeja es uno de los peores incendios al que se enfrenta España en los últimos años. “Un fuego con vida propia”, según los bomberos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X