Terelu Campos, primer plano en Sálvame

Terelu Campos anuncia el embarazo y aprovecha para explicar cómo fue el tratamiento

Terelu Campos está viviendo un momento irrepetible

Terelu Campos es una de las grandes presentadoras de Telecinco, a pesar de que ha estado un tiempo ejerciendo de colaboradora. Ha retomado las riendas de su carrera y actualmente es un rostro fundamental dentro de Sálvame, por eso da grandes noticias. Su magia está en que puede informar sobre los personajes del momento y sobre ella misma, hace ambas cosas a la perfección.

Terelu Campos ha anunciado que una famosa de Mediaset quiere quedarse embarazada y dará el paso final más pronto que tarde. Estamos hablando de Marta Riesco, la novia de Antonio David Flores, quien supuestamente quiere “el pack completo”. María Patiño ha respaldado esta información y asegura que la reportera y su novio no tardarán en ampliar la familia.

Montaje de fotos de primer plano de Terelu Campos y María Patiño
Terelu Campos y María Patiño dieron una gran noticia | España Diario

Terelu tiene información suficiente para asegurar que la sustituta de Olga Moreno quiere traer un bebé al mundo en un futuro cercano. “Tiene un proyecto inminente que no está vinculado a su faceta profesional, ha tomado una decisión que afecta a la familia de su novio. Quiere quedarse embarazada”, explicó Patiño en su momento mientras Campos le daba la razón.

Terelu conoce perfectamente cómo funciona el mundo del espectáculo, por eso no se limita a hablar de los famosos que estén de actualidad. También comparte aspectos de su vida con el público y lo último que ha hecho ha sido desvelar que estuvo en tratamiento psicológico. Estuvo saliendo con el tertuliano Pipi Estrada, quien no se portó bien con ella.

Campos ha desvelado que el experto en deportes le engañó de forma sistemática, pero ella estaba enamorada y no se daba cuenta. Pensó que acudir a terapia era una buena opción, de hecho le sirvió para comprobar algo: aquello no tenía solución. La psicóloga le recomendó que cortase cuanto antes, pues lo que había pasado era demasiado grave.

Terelu Campos se sincera y cuenta la cruda realidad

Terelu tiene claro que lo mejor para no ofender es dejar de lado la hipocresía, por eso no solamente habla del embarazo de Marta Riesco. Ha accedido a compartir detalles de su vida, algunos bastante duros, porque quiere que los espectadores le conozcan de verdad. Reconoce que su relación con Pipi estuvo cargada de polémica desde el primer momento, ni los expertos pudieron ayudarles.

Montaje de fotos de primer plano de Pipi Estrada y Terelu Campos con rostros serios
Terelu Campos tiene un mal recuerdo de su expareja | Trendings

“Sí, estuve en una terapia de pareja y fue con alguien a quien aprecio mucho, a Marcela. La terapia consistía en ir cada uno por separado y luego ir juntos. No fue a la primera sesión de ir juntos, pero sí a la tercera y Marcela me miró y me dijo que no tenía solución”, explica la presentadora.

Campos reconoce que sus sentimientos por Pipi eran sinceros, por eso lo intentó todo antes de romper la relación. Según ha contado, el periodista le advirtió de algo: iba a ganar mucho dinero hablando de sus secretos. Estrada cumplió su palabra y se paseó por una infinidad de platós aireando las sombras del romance, incluso escribió unas memorias íntimas.

Terelu Campos asume que no lo ha pasado bien

Terelu ha aprovechado su momento de protagonismo para explicar cómo fue el tratamiento que siguió al lado de su exnovio. No sirvió de nada porque él tenía otras motivaciones, es posible que solamente estuviera interesado en la fama y en el dinero. La madre de Alejandra Rubio asegura que no ha dejado de recibir mensajes de Pipi en un tono poco cordial.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

“Jamás en la vida le he contestado a los mensajes incendiarios, cargados de injurias y calumnias a compañeros de este programa. No he borrado ni una y ante eso jamás ha recibido una contestación”, promete Campos. Lo único que pretende es que el periodista le deje respirar, lo pasó muy mal a su lado y no quiere saber nada de él.