Tamara Falcó seria con fondo negro

Tamara recibe una reprimenda de Isabel Preysler por lo que pretende hacer sin Íñigo

Tamara Falcó ha hecho enfadar a su madre

Tamara Falcó no se esperaba que su madre fuera a regañarla delante de tanta gente. Y es que la nueva ocurrencia de la Marquesa de Griñón ha conseguido que 'la reina de corazones' salte por los aires. 

Después de mucho tiempo de espera, por fin se ha estrenado Tamara Falcó: la marquesa, el nuevo documental de Netflix que promete destronar a la mismísima Georgina Rodríguez. 

"Esta soy yo, Tamara Falcó el día de mi 40 cumpleaños. Si algo puedo decir es que hasta ahora no han dejado de pasarme cosas". Con estas palabras se presenta en su nueva producción audiovisual que resumirá su ajetreada vida. 

Tamara Falcó en la presentación de su documental
Tamara Falcó, en la presentación de su documental | GTRES

Durante los primeros minutos de esta nueva docuserie, Tamara Falcó reconoce que su vida se ha contado "a través de revista ¡Hola!". "Soy la hija de una de las mujeres más elegantes de España y de Carlos Falcó, un reconocido viticultor, marqués de Griñón y grande de España. Sí, ahora soy marquesa".

Tamara Falcó no ha tenido ningún problema en definirse a sí misma como "influencer, empresaria, dueña de mi marca de ropa y colaboradora de uno de los programas de televisión de más éxito de este país, El hormiguero"

Aunque, eso sí, considera que es muy diferente a todas sus compañeras de profesión. "En vez de querer salir por la noche a tomar copas, me apetecía quedarme en casa rezando el rosario, llegué a plantearme ser religiosa".

Pero, sin duda, lo que más ha llamado la atención de esta nueva producción ha sido  la ocurrencia que ha hecho Tamara Falcó y que su madre no está dispuesta a pasar por alto.

La madre de Tamara Falcó no se esperaba esta noticia

Tamara Falcó  ha dejado sin palabras a su madre después de confesar cuáles son sus planes de futuro. El segundo capítulo de este documental comienza con una divertida conversación entre Isabel Preysler y Mario Vargas.

Y es que, según su madre, "Tamara lleva mucho sin visitar" la ciudad de Nueva York y este es, precisamente, el espacio donde se va a desarrollar esta entrega. 

"Vamos al desfile de Carolina Herrera y luego de compras con mami",  asegura Tamara Falcó, muy emocionada por volver a la ciudad de los rascacielos. "Mario se queda leyendo. Ha venido con mami y conmigo alguna vez, pero no le gusta mucho. Al principio no sabía quién era Jimmy Choo".

Selfie de Tamara Falcó y su novio Íñigo
Tamara Falcó quiere casarse con su pareja | Instagram (@tamara_falco)

Durante su visita al atelier de Carolina Herrera, la encargada de esta producción ha aprovechado la ocasión para mirar trajes de novia para su futura boda con Íñigo Onieva. Algo que, según parece, no le ha gustado mucho a Isabel. "No me asustes. No seas boba. Todavía estás en la edad del pavo".

"El que se va a asustar es Íñigo cuando vea esto. Estoy en plan psicópata viendo vestidos de novia antes de…", ha asegurado Tamara Falcó, dejando caer que todavía no ha habido pedida de mano. 

"Cuando le diga a Íñigo que he estado viendo trajes de novia, lo que espero es que no malinterprete la reacción de mi madre. No es por él, es por el concepto. Mi madre lo que no quiere es perderme, ella cree que voy a volver a su casa. No es que no me quiera ver feliz, pero quiere que esté con ella".

Tamara Falcó ha encontrado su vocación 

Tamara Falcó  sabe perfectamente lo que quiere hacer con su vida. Y es que, después de años dando tumbos, la marquesa ha contado su vocación: la cocina.

Tras su victoria en Masterchef Celebrity, la marquesa ha decidido que quiere abrir su propio restaurante en El Rincón, una finca que heredó de su padre. 

Tamara Falcó e Isabel Preysler
Tamara Falcó pretende demostrarle a su madre que es capaz  | GTRES

Durante los seis capítulos que componen este documental, Tamara Falcó se ha propuesto crear un menú "en tiempo récord" con el que poner en marcha su idea. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

"Quiero hacerlo bien y es muy complicado porque no deja de ser una casa inmensa y necesita una reforma brutal. Y, por si fuera poco, tengo que convencer a mi madre de que puedo hacerlo".