Los secretos de Tamara Falcó en su documental: ‘se me juntaron un montón de cosas’

La hija de Isabel Preysler ha estrenado un documental en Amazon en el que repasa su vida y cuenta las anécdotas y datos menos conocidos de su familia

Tamara Falcó
Tamara Falcó ya tiene su propio documental

Tamara Falcó hace tiempo que ya vuela sola. La hija de Isabel Preysler lleva unos años acaparando más portadas y atención mediática que su madre. Ahora acaba de poner la guinda del pastel con un documental sobre su vida, a punto de cumplir los 40 años en noviembre.

Tamara repasa en una hora y siete minutos de duración algunos de los aspectos más relevantes de su vida y de su familia. El documental forma parte de la serie de Documentales de ¡Hola!, que se puede ver en Amazon Prime Video. En él, varios expertos en comunicación y periodismo analizan como Tamara Falcó ha pasado de ser ‘la hija de Isabel Preysler’ a tener reconocimiento por si misma.

Del mismo modo, se apunta a que gracias a la televisión España ha podido descubrir como es ella realmente, más allá de las revistas. Así pues, por ejemplo, Belén Junco, directora adjunta de ¡Hola! explica que Tamara es de los pocos personajes que “entra en la casa de todos los españoles y se le abre la puerta con simpatía”.

¿Tamara Falcó se merece un documental?

Tamara se lo pregunta a ella misma al principio del documental, sentada junto a su madre en un sofá, todo muy blanco e impoluto. “Chábeli dijo que era demasiado joven para que me hicieran un documental. ¿Tú qué consideras?”, pregunta Tamara a su madre Isabel.

“Que sí”, dice Isabel Preysler. “¡Pero si se lo han hecho a la princesa Leonor!”, replica Tamara. “Pero es que es otra cosa, aunque si te hace ilusión, lo hacemos”, le dice su madre.

Vamos, Tamara en estado puro.

El documental se centra en la infancia y juventud de Tamara, con todos sus hermanos (seis) y detalla como vivió rodeada de lujos y de barullo familiar. También relata sus problemas de salud, ya de adulta, con la tiroides y el alarmante aumento de peso. Su conversión a la fe católica, como vivió el fallecimiento de su padre o sus relaciones de pareja son otros temas del documental.

Todo está cuidado hasta el mínimo detalle. Las opiniones de los expertos, todas en clave positiva y de fondo, cientos de páginas de la revista ¡Hola!, que ha contado la vida de Tamara desde su nacimiento.

Ella misma afirma que la revista es como su álbum familiar y que su madre, Isabel Preysler, se dedica a montar álbumes para sus hijos con las páginas de la publicación.

Los momentos estelares del documental de Tamara

Los momentos más interesantes del documental son las escenas de sofá entre Tamara y su madre, Isabel Preysler. Nos permiten entender un poco el origen de todo, a la vez que se puede ver también a Isabel contando anécdotas familiares con su peculiar estilo y forma de hablar.

Estos son algunos de los momentos estelares del documental:

“Era una estudiante regular, la verdad. De pequeña, superbuena estudiante, pero en la adolescencia, no”.

De su etapa de estudiante en Estados Unidos, recalca que “me encantó ser igual que el resto. Aquí en España no lo había vivido, todo el mundo sabía quien era mi familia y allí no me conocía ‘ni el tato’. Eso me dio una libertad gigantesca; la gente no te prejuzga ni sabe nada de ti”.

Respecto a su problema con la tiroides y a su aumento de peso, Tamara asegura que fue ‘”un momento de crecimiento personal. Se me juntaron un montón de cosas: no viví el duelo de la muerte de Miguel, me salieron todos los análisis mal, tiroides, etc. Después monté mi empresa de moda y eso me fue sanando”.

La vocación religiosa de Tamara es uno de sus puntos fuertes durante estos últimos años. Tamara lo cuenta: “siempre he tenido una creencia muy fuerte en Dios. No fue hasta hace 10 o 12 años que conocí a Jesús. Y me cambió la vida (…) Sin los rezos de mi abuela yo no estaría aquí. 

Tamara incluso se llegó a plantear hacerse monja. Incluso lo comentó con la familia: “Entraba en los conventos, hablaba con las monjas y las sentía como hermanas, pero no sentía que este fuera mi sitio”.

Respecto a la muerte de su padre, Carlos Falcó, Tamara aún guarda el mensaje de cuando ingresó por covid-19. “Me dijo que la seguridad social era la pera y que estaba en una habitación fenomenal. De ninguna forma nos esperábamos lo que iba a suceder más tarde. Fue brutal.

Ahora ella es la Marquesa de Griñón, heredando el título de su padre: “me quedé en shock cuando me enteré. Es un bonito regalo, tener algo suyo, tan preciso, que ha formado parte de la familia y tal significa un montón”.

Tamara reafirma también su relación con Íñigo Onieva: “yo a él le aporto paz y él me aporta la parte divertida que quizás falta en mi vida”. 

Cierra el documental su madre, Isabel, asegurando que “sobre todo es muy buena persona. Yo no sé lo que haría sin Tamara”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X