Letizia Ortiz seria  primer plano

Sofía y Juan Carlos consiguen el plan perfecto contra Letizia: Las 3 fotos

Sofía y Juan Carlos han hecho historia de España, quizá de forma involuntaria

Juan Carlos y Sofía, los reyes eméritos, acaban de hacer nuevamente historia de España. Ha sido en el eterno funeral por la muerte de la Reina Isabel II. Desde que Juan Carlos se marchara por sorpresa a Abu Dabi, en agosto de 2020, no se había visto al matrimonio junto.

Esta semana terminarán los actos oficiales por el fallecimiento de la Reina de Inglaterra, tras diez días de actos conmemorativos en homenaje de la soberana. El mundo entero se ha rendido a los pies de la reina más longeva de la historia y centenares de personalidades han sido invitadas a participar en los actos de despedida. 

El evento que ha reunido a los mandatarios y líderes de medio mundo ha sido el funeral de Estado y entierro de la reina inglesa. La Abadía de Westminster se ha llenado de lo más selecto de la realeza y los gobiernos del mundo y entre ellos, no podía faltar la representación española.

Juan Carlos y Sofía eclipsan a Letizia y a Felipe

Letizia y Felipe, junto con el Gobierno español, intentaron que el rey emérito no fuese invitado a los actos, según publican varios medios. La corona inglesa, lógicamente, no tuvo en cuenta esta petición e invitó a los reyes y también a los eméritos, que no dudaron en aceptar la invitación.

De sobra es conocida la buena relación que siempre existió entre Juan Carlos y Sofía con Isabel II y su familia. Así pues, ambos se desplazaron hasta Gran Bretaña para dar el último adiós a la mujer más importante del mundo.

Pese a que las muestras de complicidad entre Juan Carlos y Sofía no fueron abundantes, sí se les vio hablando y sonriendo sin problemas. Su reencuentro fue natural, pese a estar casi dos años sin verse. Juan Carlos, además, iba acompañado de un escolta, que le sostenía para evitar caídas o tropiezos. 

Los reyes eméritos, Juan Carlos I y Sofía, sentados junto a los actuales reyes de España, Felipe VI y Letizia, en el funeral de Isabel II
Los reyes eméritos y los reyes actuales se sentaron juntos | La 1

Tanto en la abadía como en la recepción del Palacio de Buckingham, Juan Carlos y Sofía cumplieron a la perfección su papel. Saludaron a los nuevos reyes ingleses, a los que une una larga amistad y estuvieron amables y relajados pese a la tensión evidente con Letizia y Felipe.

La Casa Real quería evitar a toda costa la foto de los reyes junto a los eméritos. En todo momento, Felipe estuvo muy serio y no se le vio cruzar ninguna palabra con su padre. También Letizia se mostraba enfadada y tensa, al saber que debían sentarse los cuatro juntos en la iglesia. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

La foto que se quería evitar, ha ocupado todas las portadas. Además, algunos han cuestionado también la complicidad y risas que Juan Carlos y Sofía demostraron dentro del templo, algo que las cámaras captaron y que ha sido bastante criticado.

La misma Letizia contemplaba la escena muy seria y algo avergonzada. El rey, con la mirada al frente, también estaba serio como pocas veces le hemos visto.

Montaje de la reina emérita y Sofía y Letizia y Juan Carlos
La Casa Real, en apuros | Canva / Twitter

Juan Carlos y Letizia se marchan antes de tiempo

Los actos por la muerte de la reina Isabel II se han alargado durante muchos días. Tras el funeral, había más actos solemnes en Windsor, a los que sí han acudido Felipe con su madre. Sin embargo, ni Juan Carlos ni Letizia han estado en los mismos. 

El emérito declinó la invitación, pues ya había cumplido con lo protocolario. Por su parte, Letizia ha puesto rumbo a Nueva York, pues allí tiene una cita próximamente con Jill Biden, la mujer del presidente. 

Juan Carlos saluda a Carlos III, de espaldas
Juan Carlos y Sofía, saludan afablemente a los nuevos reyes ingleses | Agencias

Madre e hijo han entrado solos, del brazo, a esta nueva tanda de actos. Felipe se veía algo más relajado. 

Este nuevo episodio en Inglaterra ha vuelto a dar la imagen de una fractura total entre el rey y su padre. Seguramente, no será el último, pues Juan Carlos está empeñado en volver a España y normalizar su presencia en nuestro país.