Rosa Benito, llorando en Sálvame

Rosa Benito descubre quién es el padre de sus hijos e intenta que no aparezca más

Se descubre el curioso favor que le pidió Rosa Benito a su sobrina

No cabe duda de que Rosa Benito  ha vivido un verano bastante ajetreado. Y es que la que fue cuñada de 'La más grande', ha tenido que lidiar durante todos estos meses con la presión mediática tras el estreno del segundo documental de Rociíto.

Asimismo, sus intervenciones en el plató de Ya es mediodía han disminuido drásticamente y, en todo este tiempo, se mantiene alejada de las cámaras. Eso sí, pese a que está centrada disfrutando de sus vacaciones, a la colaboradora no se le pasa por alto lanzar alguna que otra indirecta dirigida a su sobrina vía Instagram.

Mientras Rosa Benito tira de hemeroteca para poner contra las cuerdas a Rociíto, esta, por su parte, sigue dando de que hablar cada vez que se emite un nuevo episodio de su docuserie.

En esta ocasión, en la última entrega de En el nombre de Rocío, Rociíto ha contado las llamadas desesperadas que le hizo su tía hace años sobre Amador Mohedano.

Rosa Benito
Rosa Benito ve, avergonzada, como sus secretos salen a la luz | Telecinco

Rosa Benito recurrió desesperada a su sobrina

El pasado mes de julio, Rosa Benito  fue testigo de cómo se inauguraba por fin el esperado museo Rocío Jurado  en Chipiona. Sin duda, este asunto dio mucho de que hablar porque nadie conocía el verdadero motivo del porqué este recinto abría sus puertas 16 años después de la muerte de Rocío Jurado.

No obstante, el último episodio de la docuserie de la hija de 'La más grande' ha desvelado uno de los problemas que se presentó al abrir el museo en su día. "Siempre he querido abrir el museo, pero en las condiciones que ella se merecía", empezaba diciendo.

"No iba a vincular el nombre de Rocío Jurado con absolutamente nada que estuviera fuera de la legalidad", se justificaba.

Desde luego, otra de las cuestiones que nadie podía evitar preguntarse era la verdadera razón del porqué Amador Mohedano fue apartado de todo lo relacionado con el museo. Asimismo, la mujer de Fidel Albiac ha relatado la oculta realidad sobre esta historia.

Rociíto asegura que Rosa Benito no quería que Amador regresra a Madrid, quería que se quedase en Chipiona. El museo no iba a abrir sus puertas, pero le daba igual. No quería reencontrarse con el padre de sus hijos.

Y es que tras la muerte de la artista, el exmarido de Rosa Benito se puso al frente del proyecto del museo, decisión que tenía el visto bueno de la heredera universal.

Sin embargo, el problema llegó en 2012 cuando el mismo alcalde de Chipiona llamó a Rociíto para confesarle lo que había hecho Amador Mohedano. "Antonio Peña, me llamó para decirme que tenía un problema. La policía le había denunciado que Amador organizaba fiestas hasta altas horas de la madrugada en la nave donde se iba a instalar el museo", explicaba.

Fue en ese momento en que Rociíto le dijo al alcalde de Chipiona que hiciera lo que tuviera que hacer, de ahí que este decidiera prescindir de los servicios de Mohedano. Tras tomarse esta determinación, Rosa Benito optó por llamar varias veces a su sobrina.

"Cuando a Amador lo echan, Rosa me llama varias veces desesperadamente para pedirme por favor que Amador siguiera en el museo porque era la única forma de que se quedase en Chipiona", decía.

Asimismo, tal y como relata la sobrina de Benito, la colaboradora no quería ver a su exmarido ni en pintura por los conflictos que tenía con él por aquel entonces. De esta manera, acudió a la hija de 'La más grande' para evitar que echaran del proyecto al padre de sus hijos.

"Rosa no quería ni muerta que Amador volviese a Madrid, pero yo no soy la niñera de nadie. Rosa no me puede decir que yo soy la responsable de que he echado a Amador del museo o volviese para Madrid y le diese por saco a ella", zanjaba Rociíto.

Primer plano de Rosa Benito enfadada
El contenido de las llamadas de Rosa Benito a su sobrina a la luz | Mediaset

Rocío Carrasco, tajante sobre su tío: "no me fiaba"

Por otro lado, la sobrina de Rosa Benito también ha confesado que, a pesar de que su tío era el principal responsable del museo, no se fiaba del todo de él. Por esta razón, la madre de Rocío Flores acudió a un notario para que tuviera presente todas las cajas que llegaban.

"Le digo a mi tío que quiero un acta de recepción con un notario. A la vez aviso a mi primo para que avisase al notario. Le pido ayudo a mi primo porque no me fio de Amador", empezaba explicando.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

"Y creo que incluso en presencia de notario alguna me la ha colado. Estoy segura. Hay algo que no encuentro y tendré que hacer de Colombo", aseguraba.

No cabe la menor duda de que estas declaraciones por parte de la hija de 'La más grande' no han dejado indiferentes a nadie. Mucho menos que Rosa Benito haya rogado a su sobrina para que su exmarido siguiera al frente del proyecto para evitar encontrárselo a toda costa en la capital.