Foto del personaje

Roberto Leal lo para todo en directo tras confirmarse la huida

Roberto Leal ha visto como se le complicaban las cosas en el plató

Roberto Leal presenta, incansablemente, el programa más visto de la televisión, Pasapalabra. El presentador nacido en Alcalá de Guadaíra se toma con mucho esfuerzo y seriedad el programa del rosco. Para que sea un programa tan ameno, simpático y divertido, hay que ponerle ganas y mucha seriedad, pues en cualquier momento pueden pasar cosas que hay que controlar.

Uno de los muchos aciertos del programa es el de invitar a personajes conocidos en la primera parte del programa. Participar en Pasapalabra es algo que muchos desean, pues además de pasar un rato agradable y de echarse unas risas, se pueden demostrar conocimientos y cultural general.

Así pues, son míticas algunas pruebas como las de la Silla Azul, Una de cuatro, La Pista - en la que hay que adivinar canciones - o la Sopa de Letras. En ellaslos concursantes y los famosos de su equipo pueden demostrar sus habilidades, pero también su temperamento si las cosas no salen bien.

Roberto Leal está acostumbrado a problemas de todo tipo, pero esta vez ha tenido que lidiar con una inesperada huida del plató.

La huida que Roberto Leal no esperaba

Roberto Leal iba conduciendo el programa con el salero y simpatía que le son característicos. En la prueba de La pista musical, los invitados tenían que escuchar un fragmento de canción y adivinar de que tema se trataba. En la prueba se enfrentaban el actor Canco Rodríguez y el coreógrafo Poty Castillo.

Roberto Leal con un fondo azul de TVE, muy sonriente y mirando a un lado
Roberto Leal está encantado en Antena 3 | Gtres

"Año de la canción, 1967". Orestes, el mítico y puntilloso concursante del programa apuntaba: "mira, el de mi madre". Sonaban los acordes de la canción y Canco y Poty le daban al pulsador. 

Claramente Canco le da primero, pero Poty visiblemente contento porque sabe la canción levanta los brazos, a punto de cantar el estribillo. Es Canco, quien con el pulsador iluminado y con dudosa calidad vocal empieza "Penny Laneee"

"¡Pero no es posible! - exclama Poty - te juro que no funciona mi aparato. Me voy", decía indignado mientras se levanta de su silla y abandona el plató del programa de Antena 3

Roberto Leal, entre risas nerviosas y aplausos del público intentó reconducir la situación. "Hasta luego Poty, venga, hombre, venga". 

A los pocos segundos Poty volvía a plató: "¡que no funcionó mi aparato...". ¡Que es más rápido que tú, Canco, que tiene música del rock'n'roll ha muerto, que se las sabe todas".

Poty seguía sin poderlo creer: "soy el tipo más fan de los Beatles, desde siempre". Entonces Roberto Leal vio la oportunidad de reconducir la situación como él sabe hacer.

"Si eres tan fan y tan buena persona, échale el brazo por encima y abrázalo mientras suena Penny Lane". Y así terminó el rifirrafe con una fiesta en plató.

Poty, sin embargo, se quedó con la idea de que su "aparato" no había funcionado bien. "Puede ser - bromeaba Leal -. Luego lo llevamos al taller porque suele pasar con la gente que va un poquito más lenta que los otros".

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Televisión

Roberto Leal puede con lo que le echen en Pasapalabra

Roberto Leal se ha convertido ya en un experto en situaciones surrealistas en Pasapalabra. Tanto es así, que ha aprendido a darle este toque de humor y de gracia natural a situaciones que se salen de la dinámica habitual del programa.

Así pues, Roberto ha sabido salir de chistes malos, de situaciones en las que las lágrimas han tomado el control de la situación o incluso en momentos de confesiones personales de los participantes. Siempre con una sonrisa y la frase adecuada, logra ponerse el público en el bolsillo cada tarde