Primerísimo primer plano del rey emérito Juan Carlos I

El rey Juan Carlos pasa de Pedro Sánchez y toma una drástica decisión

Juan Carlos I se muestra molesto

Juan Carlos I está dispuesto a desobedecer a su hijo y al presidente del Gobierno. Tanto desde Zarzuela como desde Moncloa se le recomendó al emérito que no acudiera al último adiós de la reina británica. Sin embargo, él ya ha trasladado a sus allegados sus intenciones de asistir.

"Si el funeral de Isabel II fuera mañana, iría. Está histérico, muy enfadado", señalaban fuentes próximas a El Español. Eso sí, aclaran que "de aquí al lunes queda mucho". 

El plan de Juan Carlos es desplazarse en compañía de su esposa a la Abadía de Westminster. Los mensajes que le llegan desde España, en donde se le invita a quedarse a casa, no le han gustado nada. Su viaje a Inglaterra sería una manera de desafiar tanto al rey como al presidente del Gobierno.

Empieza a estar harto de que sean otros los que organicen su agenda. Desde su entorno le animan a acudir al funeral. Ponen como excusa la buena relación que hay entre las dos monarquías y, además, contaría con la invitación de la Casa Real británica.

Por lo tanto, no existe ningún impedimento para que asista a este acto. En Zarzuela tampoco han encajado nada bien sus planes. Tratan de hacer todo lo posible para que Felipe no viva una situación incómoda.

Foto de Juan Carlos I en el Club Náutico de Sanxenxo
Juan Carlos I tiene previsto acudir al funeral de la reina británica | GTRES

Saben que cualquier foto con su padre le causaría un grave daño a su imagen. La versión oficiosa es que el rey le había dado a su padre libertad para aceptar dicha invitación de la familia real británica. Pero El Español recoge el testimonio de personas próximas al palacio que desaconsejan dicho viaje del emérito.

La presencia de Juan Carlos I puede estar, en cierta medida, justificada. Y no solo por la buena relación que podían mantener las dos monarquías. El abuelo de Sofía, Constantino de Grecia, era hermano del padre de Felipe de Mountbatten, esposo de la fallecida.

Por lo tanto, la emérita era sobrina del duque de Edimburgo. Esto provocó que entre las dos familias siempre hubiera un gran entendimiento. Incluso en los momentos de más tensión política, como ocurrió con el conflicto de Gibraltar.

Este tipo de funerales adquieren una gran relevancia ante la presencia de numerosos rostros conocidos, sobre todo, del mundo de la monarquía. Pero hay muchas dudas sobre la conveniencia de que el padre de Felipe asista a esta despedida. Después de que se destaparan sus escándalos financieros y sus presuntos romances extramatrimoniales, no lo consideran la persona adecuada para representar a España.

Montaje de fotos del rey Juan Carlos I y Pedro Sánchez
El presidente del Ejecutivo aconsejó a Juan Carlos que se quedara en casa | España Diario

Como se ha podido comprobar, su hijo ha evitado en todo momento posar a su lado desde que se conocieran esas noticias. Se sabe que se reunieron hace unos meses tras un breve paso por Sanxenxo, pero no hubo ninguna prueba gráfica del encuentro.

Juan Carlos estará arropado

Juan Carlos tiene previsto asistir al funeral de Isabel II, pero no será el único miembro de la familia real española. También, se desplazarán hasta tierras británicas su esposa Sofía y los reyes. A lo largo de los próximos días, se irán conociendo más detalles sobre los componentes de la delegación española.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Los eméritos hicieron su primera visita oficial a Reino Unido en 1986. Al cabo de dos años, la reina británica se desplazó hasta nuestro país, conociendo Madrid, Sevilla y Palma de Mallorca. Incluso, le otorgaron el Toisón de oro, el reconocimiento más importante que concede Zarzuela.

Pero la relación entre ellos sufrió un gran deterioro tras anunciar el por entonces príncipe Carlos su boda. Antes de casarse adelantó que iniciarían la luna de miel en el Peñón de Gibraltar, algo que no fue bien encajado por España. En vista de eso, rechazaron acudir al enlace.

Juan Carlos I consiguió que la situación volviera a la normalidad. Carlos y Diana acudieron varias veces a Mallorca, lo que sirvió de gran promoción para la isla.