Primer plano de Raphael

Raphael confirma los temores y el secreto de su nieta Manuela

Raphael descubre los planes de su nieta mayor

Raphael es el patriarca de una estirpe familiar en la que los problemas y las dificultades del día a día se llevan con amor. 

Junto a Natalia Figueroa, el cantante que se encuentra en estos momentos de gira a sus 79 años, ha formado una bonita familia. Han tenido tres hijos, Jacobo, Alejandra y Manuel y estos ha su vez han formado sus propias familias.

Ninguno de los tres sigue junto a sus parejas, pero todos han tenido descendencia, por lo que Raphael tiene actualmente ocho nietos. Los tres divorcios vividos en casa de Raphael se han llevado con el temple y la serenidad que el cantante y la periodista han dado a sus vástagos.

Así pues, la relación de Jacobo, Alejandra y Manuel con sus respectivas parejas - Toni Acosta, Álvaro de Arenzana y Amelia Bono - es muy buena. Pese a no haber funcionado como parejas, todos han priorizado el interés de los hijos por lo que siguen comportándose como una familia.

Raphael sorprendido por el camino que quiere seguir Manuela

Ser nieto o nieta del gran Raphael, a priori, puede parecer ventajoso. Tener a alguien tan famoso y de reconocido prestigio como abuelo puede abrir muchas puertas. De hecho, la tónica general con descendientes de personajes de parecido calado es aprovechar esta fama para ganarse la vida.

Así pues, no diremos nombres, pero son muchos los que se han querido dedicar a lo mismo que sus padres o abuelos, utilizando la fama del apellido. Lo que también está muy de moda ahora es participar en algún reality, al que te invitan por ser 'hijo o nieto de'. O todavía más moderno es convertirse en influencer, con el pretexto de tener a alguien en la familia muy conocido.

Raphael posa con su familia
Manuela Arenzana, la segunda por la derecha, posa junto a su familia | GTRES

Si eso va acompañado de una formación adecuada y de un plan serio para labrarse una profesión, muchos padres acceden. De algún modo hay que ganarse la vida. Si por el contrario, la fama y el dinero fácil son el único objetivo, aquí pueden producirse problemas a medio plazo.

Por suerte, Raphael parece que no va a tener este dilema, por lo menos, con la mayor de sus nietos, Manuela.

Es la mayor de los nietos de Raphael y Figueroa, hija de Alejandra y de Álvaro de Arenzana. Lejos de buscar la fama y la popularidad. A Manuela la hemos visto en algún photocall junto a su familia y en el documental que se ha rodado para conmemorar los 60 años en la música de su abuelo.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Manuela ha heredado los rasgos físicos de la mujer de Raphael, Natalia, con unas prominentes cejas marca genética de la casa. Lejos de querer ser popular, Manuela estudia psicología y su objetivo es estudiar después criminología.

La madre de Manuela, Alejandra, es una reputada restauradora de arte, afición que, según cuentan, también ha heredado Manuela.

Raphael y los valores que ha transmitido a su familia

Manuela no es especialmente activa en redes sociales. De hecho, la hemos podido ver en contadas ocasiones. Una de las más recientes se ha interpretado como su presentación 'en sociedad' de la mano de su madre. 

Ambas posaban en una presentación de De Chávarri, una firma de joyas, en una foto en la que se puede ver a la joven de 18 años. Su perfil en redes es privado y sus intereses no pasan por empezar a aparecer en actos públicos y dar declaraciones. 

Y es que Manuela es una chica con la cabeza muy amueblada y se ha adaptado perfectamente al estilo familiar. Discreción, trabajo bien hecho y convivencia con la popularidad desde el respeto y sin estridencias.