Rafa Nadal y Xisca Perelló

Rafa Nadal y Xisca Perelló ya no pueden ocultar un problema con su bebé

El tenista la ha liado parda con sus declaraciones respecto al embarazo de su mujer

Hace tan solo unos días, se confirmó un rumor que llevaba circulando desde hace tiempo en las redes sociales. Y es que Rafa Nadal y Xisca Perelló confirmaron que serían padres por primera vez. Y  no solo eso, sino que además sabían el sexo del bebé: un niño.

Lo cierto es que no tuvieron más remedio que confesarlo, dado que la revista ¡Hola! enseñó unas imágenes de Xisca un tanto sospechosas. En ellas, se veía a la mujer del tenista luciendo una barriguita propia de un embarazo. 

El matrimonio, ante las reveladoras fotos de este medio, por fin dijeron al mundo que estaban esperando su primer hijo. Sin duda alguna, una noticia que no caía de sorpresa a nadie por los constantes rumores que había en torno a la pareja. 

Las numerosas imágenes de Xisca luciendo outfits holgados y cómodos hicieron saltar todas las alarmas de un posible embarazo. Sobre todo, aumentaron las habladurías cuando Rafa Nadal publicó una foto en concreto en su perfil de Instagram. 

En dicha instantánea, se muestra una Xisca feliz y con una sudadera ancha que provocó las sospechas de los seguidores de ambos. Uno de los motivos del porqué han confirmado lo más esperado del año. 

Pero, en esta época tan dulce se ha producido una polémica que hace peligrar la felicidad del momento. Una controversia que ha iniciado, nada más y nada menos, que el propio tenista. 

Rafa Nadal y sus polémicas palabras

Xisca Perelló está viviendo un momento mágico porque se encuentra en su quinto mes de embarazo. Lo que significa que falta muy poquito para que conozca a su bebé. Pero las declaraciones al respecto de su marido, han hecho que esta ponga el grito en el cielo. 

Este pasado viernes, 17 de junio, Rafa Nadal  ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha comunicado que jugará en el torneo de Wimbledon en la ciudad de Londres. Sin embargo, realmente lo que causaba interés a los periodistas era otro tema. 

Así es, los reporteros no dudaron en preguntarle sobre su futura paternidad, algo que molestó en cierto modo al tenista. "No me gusta hablar de mi vida privada, vivimos más tranquilos con un perfil más bajo, no sé cómo me cambiará la vida porque no tengo experiencia en ello. No tengo previsto que ser padre me suponga un cambio en mi vida profesional", decía tajantemente. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Unas palabras que, en un principio, parecían inocentes, pero que luego no tardaron en ser bastante polémicas. Y es que las redes sociales no dudaron en cargar duramente contra Nadal por lo que había dicho en la rueda de prensa. 

Asimismo, lo calificaron de "privilegiado" y "hombre y rico" por decir que no le iba a cambiar la vida profesionalmente. Los usuarios aludían que el tenista no iba a ocuparse del bebé por estos motivos mencionados y que, por tanto, Xisca iba a ser la única encargada de cuidar al pequeño. 

Rafa Nadal y Xisca Perelló optan por el silencio

Rafa Nadal ha vuelto a estar en el ojo del huracán por las polémicas palabras que ha pronunciado sobre su futura paternidad. Y es que el tenista no se imaginaba que después de confesar que iba a ser padre, la controversia lo acechara. 

Cabe la posibilidad de que se haya malinterpretado al marido de Xisca. Pero, por el momento, no se sabe si es cierto o no porque ha preferido guardar silencio ante la cantidad de críticas que ha recibido. 

A pesar de esta complicada situación, el matrimonio está dichoso por la llegada del pequeño. Están contando las horas y los días para conocerlo de una vez por todas y disfrutar de su compañía. 

Foto de Rafa Nadal sujetando el trofeo del torneo Roland Garros junto a su tío Toni
El tenista mantiene que la paternidad no va a cambiar su vida profesional | Europa Press

Sin duda alguna, es uno de los bebés más esperados de una de las parejas famosas más estables del país. Pero, por desgracia, seguramente no se sepan más detalles sobre el hijo que están esperando porque son fieles a llevar una vida bastante discreta.

Tanto el tenista como la mujer de este quieren hablar lo menos posible del embarazo. Una decisión que también se aplicaría cuando den la bienvenida a su primer hijo,  ya que procuraran mantenerlo en el estricto anonimato.