Primer plano de Pepe Navarro con gafas y medio sonriente

Pepe Navarro descubre la prueba que deja con la boca abierta a sus hijos

Pepe Navarro tiene una cita decisiva en los juzgados

Pepe Navarro ha declarado esta mañana del 2 de junio en los juzgados de Violencia sobre la Mujer. Allí se ha visto las caras con Ivonne Reyes, que le denunció por el "miedo" que ella siente contra el que fue su expareja.

Lo de verse las caras es un decir, porque una de las condiciones que ha puesto Ivonne Reyes es la de utilizar un biombo. Puesto que previsiblemente han declarado en sede judicial a la misma hora, la venezolana ha pedido no ver la cara de Navarro en ningún momento.

Pepe revive así su peor pesadilla una vez más. La relación entre él e Ivonne durante los últimos años se ha caracterizado por un ir i venir de los juzgados. El tema principal de su conflicto ha sido la paternidad de Alejandro Reyes, hijo de Ivonne y, según la justicia, también de Pepe. 

Montaje de Pepe Navarro e Ivonne Reyes
Pepe Navarro se enfrenta a su expareja frente al juez | Trendings

No obstante, la venezolana no ha perdido ocasión de denunciar a Pepe cada vez que lo ha creído conveniente. Su estrategia judicial para el litigio de hoy es, precisamente, tirar de las distintas demandas y hechos que, según ella, le han supuesto una amenaza

Ivonne llegaba a los juzgados "nerviosa, pero contenta de que la demanda se haya admitido a trámite" y de que por fin se la escuche.

Pepe también ha atendido a la prensa antes de entrar en el juzgado. "Aquí está el circo, es lo que le gusta a esta chica". El juicio ha durado poco más de una hora.

Pepe Navarro, sentado en el banquillo de los acusados

Pepe Navarro se enfrenta a un juicio por sus palabras en Viva la vida. Al programa, acudió Ivonne para hablar por enésima vez de la paternidad de su hijo Alejandro. Pepe llamó en directo y perdió los nervios, tildándola de "sinvergüenza". 

Navarro, ya harto de su expareja le espetó con un "tienes un morro que te lo pisas. Sabes perfectamente que el hijo no es mío". Ella afirmó que llevaba años sintiéndose "acosada" por Pepe y su entorno y, horas después, acudía a una comisaría de policía y le denunciaba.

Pepe Navarro entrando en los juzgados con su abogado
Pepe Navarro entrando en los juzgados, acompañado de su abogado | GTRES

Entre las pruebas que ha presentado Ivonne en el juzgado destaca la grabación del citado programa televisivo. Más allá del contenido, quiere que el juez tenga prueba gráfica y directa de los "insultos" y el "tono" de los mismos. 

Ivonne ha visto en este juicio la oportunidad de dar curso a todas las veces que ha denunciado a Pepe, así que ha aportado copias de todas denuncias policiales que le ha interpuesto en 23 años. También ha aportado informes médicos de "psicólogos forenses especialistas", según detalla El Español.

Ivonne asegura que tras el programa objeto de la denuncia, un coche le siguió hasta su domicilio por lo que el miedo que ya sentía, se incrementó. Anteriormente, ella ya había denunciado episodios similares, que se habían desestimado por falta de pruebas. 

Las respuestas de Pepe no ayudan demasiado

Pepe Navarro se toma muy poco en serio todos los gestos de Ivonne, desde ya hace años. La teoría del periodista es la que ha defendido hoy antes de entrar al juzgado: se trata del "show de Ivonne".

"Ivonne Reyes lleva 13 años viviendo de mi desprestigio y vejación. Al no tener escrúpulo alguno, actúa con total impunidad e inconsciencia, solo buscando dos réditos: el económico y el de la venganza personal", asegura. 

También acusa a Telecinco de dar voz a la venezolana a cambio de que no demande a la cadena por la Operación Deluxe. Ivonne figura en el sumario de este caso como una de las famosas investigadas, pero no ha dicho nada al respecto. Navarro lo tiene claro: el pacto es no denunciar y, a cambio, poder hablar de Pepe cuando quiera en los programas.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Las declaraciones a los protagonistas de este turbio asunto ya están tomadas. Fiscalía ha pedido, según Navarro, la absolución del presentador pues considera que no hay delito. 

Por otro lado, a la salida de los juzgados, un manifestante esperaba a Ivonne para increparla, acusándola de poner denuncias falsas. Ella, mientras atendía la prensa, ha intentado empujarle al grito de "¡get out!" (¡vete!)

Ahora será el juez quien decida si tiene razón Ivonne, lo que devaluaría todavía más la imagen de Pepe o el presentador sale victorioso. Si es así, Ivonne pierde una batalla importante en esta guerra interminable.