Patricia Conde

Patricia Conde asusta a sus herederos al destapar que pasará cuando no esté viva

Patricia Conde es una de las concursantes estrella de MasterChef

Patricia Conde ha empezado uno de los mayores retos laborales de su vida.  La presentadora y humorista ha fichado para ser una de las concursantes de MasterChef. 

La vallisoletana de 42 años de edad, empezó a trabajar como modelo a los 14 años. Se presentó a Miss España, representando a Palencia. Poco después empezó a trabajar en televisión, como reportera de El Informal, en Telecinco, entre otros trabajos. 

Sin embargo, su salto a la fama se produjo gracias a presentar durante 5 años Sé lo que hicisteis, en La Sexta, junto a Ángel Martín. Atrevida, algo torpe, sin pelos en la lengua y con un punto de ingenuidad, se ganó a los espectadores con facilidad.

"No es normal la persona que se vio en Sé lo que hicisteis. Si existiese esa persona, a mí no me caería bien, pero a la gente le gustaba y le hacía muchísima gracia", explica Patricia en El Confidencial.

Primer plano de Patricia Conde
Patricia Conde se ha embarcado en una nueva aventura televisiva | GTRES

Tras aquel éxito arrollador, vinieron años de cierta sequía, aunque casi nunca ha dejado de trabajar. Una segunda etapa profesional llegaba con su fichaje por Movistar+, donde ha presentado varios espacios. 

En paralelo, Patricia era noticia por dos aspectos bastante complicados relacionados con su vida privada. Su boda y divorcio del mallorquín Carlos Seguí fue de todo menos tranquilo. Fruto de ese amor, nació Lucas, en 2013.

Por otra parte, apareció en el listado de deudores a la Agencia Tributaria, con una deuda superior al millón y medio de euros. El tema sigue sin solucionarse y en manos de la justicia.

Ahora, la presentadora debuta en un programa de telerrealidad y sorprende, de nuevo, a sus seguidores

Patricia Conde anuncia qué pasará cuando muera

Patricia Conde ha explicado con pelos y señales, como está viviendo esta experiencia artística, alejada de lo que siempre ha hecho.

"Cuando me llegó la propuesta, me costó decir que sí, porque no lo conocía. Siempre había trabajado con guion. Yo soy intérprete, pero moriré y seguirán poniendo 'ha muerto la presentadora'. Y quizá resucito y todo para decir: ¡vamos a ver!".

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Televisión

Pese a estas reticencias iniciales, su paso por el reality de cocina MasterChef está siendo todo un éxito. "De repente un día ves la luz al final del túnel y ya sabes cómo puedes hacerlo. Descubres que tienes que jugar y decides jugar hasta que llega la dualidad. ¿Qué quiero dar a entender a la audiencia?".

Patricia está triunfando con platos que mezclan el buen gusto con el humor. Sus 'albóndigas lo que digas', triunfaron contra todo pronóstico y el jurado del concurso acabó mojando pan en ellas. Patricia ha tenido que ponerse las pilas para aprender a cocinar, a la vez que está bastante preocupada por la imagen que quedará de ella tras el concurso.

"Un día le dije a Pepe, «pero si hoy soy una madre que va al colegio a dejar a su hijo y luego va con las otras mamás a tomarse algo mientras ellos juegan»". Patricia Conde afirma que "yo no voy por la vida diciendo: estoy aquí, soy superdivertida. Lo que hago es muy sutil".

Ella se confiesa una persona tímida, pese a que aparente lo contrario. De hecho, la imagen pública que da es la de un personaje que no se corresponde con la Patricia real. En el reality es, quizá, donde veremos a la Patricia Conde más genuina y cercana a la que existe cuando se apagan las cámaras. Ahora vive un momento que ella misma define "de perfil bajo'. 

"Aprendí una vez a ser de perfil bajo y me encanta", explica contenta. Además, ha hecho un nuevo grupo de amigos con los participantes del programa. Además del grupo de madres del cole, de sus amigas de Valladolid y de las de Mallorca, tiene ahora una nueva 'pandilla', con la que quedar y compartir sus problemas e historias. 

La vida está sonriendo a Patricia Conde.