Carmen Borrego y Paola Olmedo

Paola Olmedo descubre la cara oculta de su suegra Carmen Borrego y se pone en alerta

Carmen Borrego vuelve a enfrentar a la familia con sus triquiñuelas

Carmen Borrego es experta en poner en alta tensión a su familia. A pesar de llenarse la boca cada tarde elogiando a su hermana, sobrina, madre, hijo y demás miembros del clan Campos, lo suyo es liarla. Haciendo un símil con el documental que presentó su examiga Rociíto hace un tiempo, lo de Borrego sería liarla para seguir viva.

El último episodio que Carmen acaba de protagonizar ha ocupado varias horas de debate televisivo. Este es su modus operandi para seguir en el candelero y facturando con holgura: que hablen de ella, aunque sea mal.

Carmen Borrego
Carmen Borrego va a la suya y vuelve a distanciarse de su familia | GTRES

Y si lo hace su familia, mejor. Entonces los cachés suben y el interés del público (y de los directores de los programas todavía más). Carmen Borrego en estado puro.

Carmen Borrego y la entrevista que ha dividido a la familia

Los miércoles son días de portadas de las cuatro principales revistas del corazón. En una de ellas, aparecía la matriarca del clan Campos, María Teresa. La entrevistaba su amigo Kiko Hernández y con el titular, intentaba buscar polémica con Rociíto, la amiga de la familia Campos.

Todo perfectamente orquestado para dar que hablar durante unos días, pues contaba con todos los elementos de una polémica de las buenas. A pesar de las declaraciones de María Teresa, que sigue suplicando que le hagan caso (también para seguir viva), lo que rápidamente ocupó los minutos de debate fue otro tema.

¿Cómo se había gestado aquella entrevista? ¿Estaba Terelu al tanto de que su madre saldría en Diez Minutos de la mano de Kiko Hernández?

La artífice y negociadora de la entrevista fue Carmen Borrego. En solitario y sin informar ni a Terelu ni a nadie más de la familia. Terelu quiere "proteger" a su madre y es muy reticente a que salga en prensa. 

"Quiero proteger a mi madre. Carmen y yo tuvimos una conversación hace tiempo y decidimos que, por el bien de Teresa, era mejor que no concediera entrevistas y que no hiciera programas en directo".

Carmen se ha saltado este pacto a la torera y autorizó (y negoció el precio, según publica Informalia) la entrevista. El objetivo es doble: por un lado económico (Carmen se lleva su comisión) y por el otro, tener contento a Kiko Hernández y que no se meta con ella en Sálvame

El enfado que Carmen Borrego no ha podido evitar

Carmen Borrego no dijo nada a su hermana de que su madre concedía esta entrevista. El enfado de Terelu con Carmen fue mayúsculo, pues se enteró del tema, al ver ya la revista publicada.

Terelu intenta no dar que hablar a nivel familiar y guardó la compostura en directo, en Sálvame. No obstante, los reproches a su hermana llegaron antes y después de las horas en directo.

En Informalia aseguran que "la sorpresa de Terelu fue mayúscula, similar al enfado que cogió".

Carmen Borrego ya está acostumbrada a este tipo de polémicas. Sin ir más lejos, ya tuvo lo suyo con su nuera, Paola Olmedo.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

Al parecer la madre de Paola no quería salir en la exclusiva que Carmen negoció con la boda de su hija. Su consuegra salió, como la primera, en las fotos y no dudó en reprochárselo a la hija de María Teresa Campos. También han aparecido imágenes privadas de la nuera de Carmen en una clínica de estética.

Ella misma ha confesado que "a mi madre y a mi hermana no se les da bien negociar y a mí no me importa hacerlo por ellas. Es un trabajo por el que recibo mi parte". Así pues, Carmen es la agente de la familia y por ella pasan todos los contratos y exclusivas por las que Las Campos quieren obtener el mejor precio.

De esta especie de holding familiar que tiene montado Carmen, únicamente hay una "empresa" que es reticente a entrar. Se trata de Alejandra Rubio, que va por libre y que no oculta su animadversión hacia su tía. 

Montaje de Terelu Campos y Carmen Borrego
Carmen Borrego ha vuelto a actuar a espaldas de su hermana | Canva

Alejandra tampoco ve bien que su abuela de entrevistas: "ahora está para disfrutar, para jugar a las cartas y quedar con sus amigas y no para hacer entrevistas y menos con Kiko Hernández. Si la quisiera como dice no hubiera consentido algunas cosas".

Mientras Alejandra habla, seguramente Carmen ya está preparando la próxima traca familiar. La veremos más pronto que tarde en las revistas o en Telecinco.