Imagen de Paloma Cuevas en un tanatorio

Paloma Cuevas preocupa a sus hijas con un problema de salud que cambia su vida

Paloma Cuevas está en el punto de mira por un asunto importante

Paloma Cuevas ha atravesado una época muy complicada porque de un momento a otro tuvo que empezar una nueva vida.

Enrique Ponce, su exmarido y padre de sus dos hijas, enseguida encontró el amor en manos de una joven llamada Ana Soria. Sin embargo, ella prefiere disfrutar de su soltería y aprender a caminar en solitario, pues ha estado demasiado tiempo acompañada.

Paloma Cuevas decidió empezar de cero y retomar la vida social, por eso acudió al cumpleaños de la empresaria Sandra García-Sanjuán. Allí coincidió con infinidad de rostros conocidos y se olvidó de sus problemas gracias a amigos como Paula Echevarría o Susanna Griso.

Esta última ha paralizado a todos porque se ha contagiado de coronavirus, una enfermedad que le llega en el peor momento.

Paloma Cuevas
Paloma Cuevas tiene muy buena prensa y es amiga de varios periodistas | GTRES

Paloma estuvo con Susanna, así que deberá hacerse pruebas para ver si ella también padece el virus. De momento tendrá que hacer un parón en su ajetreada vida social, aunque la situación está completamente controlada. Sus hijas están preocupadas, pues la pandemia ha sido muy dura y las jóvenes son conscientes de las consecuencias del COVID-19.

Paloma, haciendo gala de la prudencia que le caracteriza, no ha concedido declaraciones al respecto. Hasta que no se demuestre lo contrario ella está bien de salud, algo que no sería de extrañar porque es muy precavida. Viajó a Malta para celebrar el cumpleaños de Sandra García-Sanjuán, pero siempre tomando las medidas necesarias.

Cuevas ha confirmado, gracias a una publicación de Instagram de Susanna, que la presentadora debe estar aislada durante un tiempo. “He resistido con una gran sobreexposición, tanto es así que llegué a pensar que era casi inmune. Definitivamente no lo soy y más de dos años después, con tres dosis de vacuna, he caído”, ha escrito la periodista en sus redes.

Paloma Cuevas presenta a su gran amor

Paloma es consciente de los rumores, de hecho la revista Semana ha publicado una noticia que ha sembrado un gran desconcierto. La exmujer de Enrique Ponce ha estado con Susanna, así que ha estado expuesta al coronavirus. No ha comunicado que esté contagiada, así que es posible que se haya salvado, pero su vida social tendrá que cambiar.

Enrique Ponce y Victoriano Valencia
Paloma Cuevas sabe que su padre Victoriano ayudó a Enrique Ponce | GTRES

Cuevas prefiere hacer otros planes, como por ejemplo reunirse con su familia para celebrar el cumpleaños de su gran amor. Estamos hablando de su padre Victoriano Valencia, quien ha alcanzado los 91 años al lado de sus seres queridos.

La diseñadora ha compartido un texto muy emotivo: “Hoy cumple 91 años el amor de mi vida”.

Enrique ha tenido muchos problemas con su exmujer porque se han publicado noticias que le han hecho mucho daño. Hay periodistas que piensan que ha traspasado los límites y que ha sido demasiado cariñoso con Ana Soria, pero no es así.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

La joven estudiante concedió una entrevista para dejar claro que nunca han intentado llamar la atención de la prensa.

Paloma Cuevas respira tranquila: “Espero volver”

Paloma ha hecho grandes cambios y poco a poco va retomando su faceta social, a pesar de que tenga que hacer un breve descanso. Ha tomado consciencia de la realidad y se ha dado cuenta de que la pandemia todavía está presente, por eso tiene que ser más cuidadosa. Su amiga Susanna ha tranquilizado al público asegurando que gracias a las vacunas tenía síntomas mucho más débiles.

“Gracias a la vacuna los síntomas son leves y espero volver pronto a la tele”, ha escrito la presentadora. Las hijas y la familia de Cuevas puede estar tranquila porque la situación se ha controlado a tiempo. Es cierto que hay muchos rumores encima de la mesa, pero lo único cierto es que todo está en orden.