Pablo Motos, en una imagen en la que se puede ver el abundante pelo que tiene entre las cejas

Pablo Motos coge aire y le confirma a su mujer que todo se ha roto antes de tiempo

Pablo Motos se muestra eufórico y no es para menos

Pablo Motos es una de las estrellas de la televisión actual. Pilota El Hormiguero, uno de los programas más veteranos de la parrilla y un auténtico talismán para la cadena naranja. Acostumbra a ser líder absoluto de audiencia en su franja gracias a una combinación variada y que logra retener a los espectadores.

El eje central del programa es una entrevista a personajes de primer nivel, ya sean españoles o internacionales. A esto se le añaden secciones y colaboradores que consiguen sorprender y divertir a la fiel audiencia que sigue el programa desde hace años.

El ritmo, dinámico y sin respiro, juega también un papel fundamental. Se nota la mano de un maestro de la producción como es Jorge Salvador. Él fue ya el responsable de Crónicas Marcianas y actualmente es socio de Motos en la productora 7 y acción.

Pablo Motos y su equipo llevan varios meses eufóricos y no es para menos. Antena 3 está viviendo una remontada de audiencia sin precedentes y ya logra vencer con regularidad a su eterno rival, Telecinco. 

El arranque de la nueva temporada ha sido de fábula para Motos. Las tres grandes apuestas de Telecinco han fracasado estrepitosamente. La alegría en la cadena naranja es cada vez más contenida y ya se ven como la tele líder sin discusión de este 2022.

Captura de Sonsoles Ónega junto a Pablo Motos en 'El Hormiguero'
Pablo Motos ha conseguido erigirse en referente televisivo con su programa | Atresmedia

Así las cosas, Pablo Motos tiene otro motivo para sonreír. Pese a tratarse de un descalabro que no esperaba y que le ha dejado sin palabras.

Pablo Motos ve como todo se rompe antes de tiempo

Pablo Motos ha recibido una noticia que le ha tranquilizado, pese a no ser buena. Hace unas semanas, se filtraba que Telecinco tenía El Hormiguero como modelo de trabajo para el nuevo programa de Ion Aramendi.

El presentador vasco llegaba a Telecinco para presentar los debates de Supervivientes y con la promesa de conducir una de las apuestas estrella de Telecinco. Querían cubrir una de las franjas más complicadas, la que va entre las 8 y las 9 de la noche con algo parecido a El Hormiguero.

Se llamaba El Ático y ya se han grabado hasta 4 programas piloto distintos. El objetivo era hacer frente al imbatible Pasapalabra, que cosecha habitualmente audiencias cercanas al 20% doblando a las de Telecinco.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Televisión

Carlos Lozano le pone toda la buena voluntad del mundo a Sálvame Sandía, pero la gente cambia de canal en masa hacia la competencia. Esperan con ganas el rosco más famoso de la televisión y el clásico conducido por Roberto Leal no tiene nada que le haga sombra.

Con El Ático, Telecinco quería imitar el espacio de Pablo Motos. Hacer un talk show con entrevistas a actores, cantantes, presentadores y deportistas mezcladas con gags de secciones de humor. Algo fresco y alejado de los gritos y la tensión de Sálvame.

Pues bien, los directivos de Telecinco no han aprobado ninguno de los programas que se les han presentado y finalmente han decidido no seguir con la idea. Eso da alas a Antena 3 y confirma que lo que Pablo Motos hace cada noche es muy difícil de imitar. 

Además, si Telecinco fracasa también con este nuevo lanzamiento, la crisis ya será tan severa que puede llevar a replantear su estrategia de arriba a abajo.

Mientras tanto, Pablo Motos ha firmado una excelente primera semana. Paz Padilla, Quevedo, Sonsoles Ónega o Chanel han logrado magníficos datos de audiencia y la competencia no ha tenido nada que hacer. Ion Aramendi, que se queda por ahora sin programa, tienen todavía unas semanas de permiso de paternidad hasta que le recoloquen con algún otro programa.