Marta López Álamo

Marta López confirma que hay peligro porque los hijos están dañando el noviazgo

Marta López ha descubierto el verdadero problema

Marta López Álamo se ha convertido en un rostro habitual de los platós de Telecinco porque maneja informaciones importantes. Es la pareja oficial de Kiko Matamoros, de hecho tienen pensado casarse en 2023 e incluso tener descendencia. El colaborador no puede esperar, pero Marta le ha recordado que ella todavía es joven y que tiene muchos proyectos encima de la mesa.

Marta López ha recibido varias ofertas de Mediaset, pero las ha rechazado todas porque quiere orientar su carrera en otro sentido. Su sueño es triunfar encima de las pasarelas y no tiene intención de hablar en ningún programa sobre su vida sentimental. Para eso ya está su novio, quien acaba de dar una noticia que hará temblar a un concursante de Supervivientes.

Montaje de fotos de Kiko Matamoros junto a su novia, Marta López Álamo
Marta López Álamo ha escuchado la información de su pareja | España Diario

Marta López ha confirmado, gracias a la información de su novio, que Nacho Palau tiene problemas con su nuevo amor. Se llama Christian y solamente se sabe que trabajó con Miguel Bosé, de hecho conoció al escultor gracias a su conexión con el cantante. Kiko Matamoros aseguran que los hijos de Nacho han puesto en peligro el romance, pues el valenciano no tolera separarse de ellos.

Marta López puede empatizar con el exnovio de Miguel Bosé, pues ella también ha vivido una situación parecida al lado de Matamoros. Según han contado en Sálvame, la modelo no tiene buena relación con algunos de los hijos del colaborador como por ejemplo con Ana. Supuestamente la rivalidad entre ellas empezó porque ambas se dedican al negocio de las redes sociales.

Marta ha escuchado atentamente la noticia que ha dado su novio y sabe que va a marcar un antes y un después. “Viven en la misma casa, pero en habitaciones separadas”, comenta Kiko Matamoros haciendo alusión a la nueva pareja de Nacho Palau. La modelo prefiere mantenerse al margen porque sabe que el colaborador tiene muchos enemigos y no quiere salir salpicada.

Marta López Álamo ha optado por desaparecer

Marta López podría ganar mucho dinero en Telecinco, pero después del regreso de Kiko Matamoros ha optado por desaparecer de los platós. Es un rostro bastante querido porque ha defendido a su novio desde la educación y nunca ha tenido problemas con nadie. Sin embargo, ella no se siente cómoda porque no controla bien el medio y ha optado por desaparecer.

Nacho Palau paseando por la calle
Marta López Álamo sabe que Kiko ha señalado a Nacho | Europa Press

Marta conoce cómo funciona el negocio del corazón y sabe perfectamente que el romance entre Nacho y Christian corre peligro. La exclusiva de Matamoros no ha ayudado, así que es posible que el escultor intente vengarse del tertuliano. Lo único que quiere la modelo es que ella no salga perjudicada de esta nueva guerra, pues quiere que su imagen no quede dañada.

La novia del colaborador ha tenido bastantes diferencias con los hijos de Kiko Matamoros, al menos eso es lo que han contado en Sálvame. Supuestamente, tuvo roces con Laura y, actualmente, no tiene relación con Ana, algo que ha perturbado la paz de Matamoros. Ana era la hija preferida del polemista y, ahora, no sabe cómo recuperar su cariño.

Marta López quiere quedarse embarazada

Marta sabe que Kiko Matamoros pretende ampliar la familia en un plazo máximo de dos años y mientras tanto se está dedicando a otra cosa. Está hablando de los niños de sus compañeros porque ha regresado de Supervivientes y quiere volver a ser el mejor tertuliano. “Los hijos de Nacho condicionan clarísimamente cómo viven ellos la relación”, ha explicado recientemente.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

La influencer quiere tener un bebé, aunque prefiere esperar un tiempo porque sabe que no es ningún capricho. En estos momentos, no dispone de demasiado tiempo, así que ha preferido retrasar la maternidad. Cuenta con el apoyo del tertuliano y sabe que cuando esté preparada podrá hacer realidad su sueño.