María del Monte en la presentación de uno de sus conciertos, en la Maestranza de Sevilla

María del Monte y su novia dan el paso final después de confesar lo de su primer hijo

María ha estado en Marbella

María del Monte es una de las cantantes más queridas de la prensa española, a pesar de que siempre ha mantenido las distancias.

🔊 Si lo prefieres escucha la noticia. Pincha en el play:

El público le conoce por su talento, pero también por situaciones que se han dado en su vida y que siguen siendo muy misteriosas. Ella no tiene nada que esconder, por eso ha dado un paso adelante para desvelar cómo es su rutina detrás de los focos.

María del Monte aprovechó su presencia en el Orgullo LTGBI de Sevilla para contar que mantenía una relación sentimental con una mujer. Es importante dejar claro que nunca lo ha escondido, siempre se ha sentido muy orgullosa de su pareja. Inmaculada Casal, así se llama la afortunada, está plenamente integrada en la familia de la artista y conoce a todos sus amigos.

Imagen de María del Monte junto a su pareja.
María del Monte está viviendo un momento muy dulce | GTRES

María confesó en la revista Vanityfair que había estado a punto de tener un hijo, pero las circunstancias no fueron las adecuadas. Reconoce que adora a los bebés y que le hubiera encantado ser madre, aunque no lamenta haberse quedado sin esta experiencia. Cree que las cosas pasan por algo y siempre ha sido feliz al lado de Inmaculada, no le ha hecho falta nada más.

“Estuve a punto de adoptar, pero al final no pudo ser y si la vida te dice que algo no puede ser, hay que escucharla. Me encantan los niños y a mis sobrinos los quiero con locura”, explicó en una de sus entrevistas más sinceras. Después de estas declaraciones ha dado el paso final: posar delante de los medios con Inmaculada Casal.

María ha recibido una invitación para hacer acto de presencia en una gala benéfica que se celebra en Marbella todos los años. El objetivo es recaudar fondos para la lucha contra el cáncer, así que no ha dudado ni un momento en aceptar la propuesta. Haciendo gala de la simpatía que le caracteriza, se ha dejado fotografiar al lado de su Inmaculada.

María del Monte manda un mensaje importante

María tiene a sus espaldas una trayectoria brillante, pero los espectadores no siguen sus pasos únicamente por este motivo. Lo que le realmente le ha hecho grande es su comportamiento: siempre es excelente y nadie le ha pillado en un renuncio. Es imposible encontrar a alguien que hable mal de ella, todos los que le conocen le adoran y respetan.

Montaje de María del Monte con su pareja Inmaculada Casal
María del Monte está encantada con la vida que lleva | España Diario

Del Monte está aprovechando al máximo el verano y ha decidido pasar una noche en Marbella para ayudar a recaudar fondos. Ha coincidido con muchos famosos, como por ejemplo con Fabiola Martínez, pero la prensa no ha reparado en este detalle. Lo que importa es que es la primera vez que hace una aparición pública al lado de Inmaculada después de confesar lo de su maternidad.

La cantante ha mandado un mensaje que no ha hecho más que consolidar buena fama: quiere que todo el mundo sea feliz. “Hay que vivir saboreando y siendo consciente de que la vida es algo precioso y hay que valorar cada amanecer”. Las redes sociales se han hecho eco de estas palabras, el público ha valorado la sensibilidad de la estrella musical.

María del Monte tiene claro cómo debe comportarse

María ha dejado claro que no todo vale, por eso se ha planteado tomar acciones legales en más de una ocasión. Entiende el trabajo de la prensa, pero exige el mismo respeto que ella ofrece porque considera que es lo justo. Sabe cuándo debe actuar y poner el asunto en manos de sus abogados, aunque por suerte no ha tenido demasiados problemas.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

“En el momento en el que atentan contra valores fundamentales de las personas como el derecho al honor y a la intimidad. Yo no he vendido mi vida, respeto al que lo haga, pero no voy a permitir que lo haga nadie por mí”. Estas declaraciones marcan sus límites y por suerte la mayoría de los medios no los han traspasado.