María José Campanario

María José Campanario confirma lo que otros callan sobre las amantes de su marido

La odontóloga ha hablado abiertamente sobre la fama de mujeriego de Jesulín

No es ningún secreto que Jesulín de Ubrique siempre ha tenido fama de mujeriego. Algo que le ha perseguido a lo largo de toda su carrera como torero e incluso ha llegado a afectar a sus relaciones.

"Siempre lo he dicho que me gustan las mujeres que tengan carácter. La persona que está a mi lado la quiero con sus defectos y sus virtudes igual que la que esté al mío tiene que asumir los míos", confesaba en una ocasión.

Fue esa personalidad arrolladora la que provocó que María José Campanario se enamorase de él inmediatamente. Un auténtico flechazo que surgía después de que él pronunciase unas simples palabras.

Foto de Jesulín de Ubrique y María José Campanario
Jesulín de Ubrique y María José Campanario son muy felices juntos | Europa Press

"María José, de esta cara no te vas a olvidar", le decía a la que se convertiría en su mujer y madre de tres de sus hijos.

"La persona que esté a mi lado, la asumo con sus defectos y sus virtudes. Igual que la persona que esté a mi lado tiene que asumir lo mío, porque también tengo defectos", aseguraba el ex de Belén Esteban.

En una reciente entrevista, Campanario no dudaba en responder abiertamente a la pregunta de si alguna vez ha dudado de su marido. Y se mostraba de lo más contundente: 

Jesulín de Ubrique con un sombrero en la mano en la plaza de toros
Jesulín de Ubrique siempre ha tenido mucho éxito con las mujeres | GTRES

"Jamás, en la vida. Nunca. No tengo por qué. No podría tener la mínima duda", reconocía  De hecho, tiene muy claro que Jesulín es una persona fiel.

"Desde la uñita del pie hasta el último pelo de la cabeza. No conozco a una persona más leal que mi marido", aclaraba con rotundidad.

Además, a la odontóloga no le temblaba el pulso a la hora de mencionar los atributos que más le gustan de su marido. 

María José Campanario habla claro sobre la fama de mujeriego de su marido

"Me gustan mucho sus ojos y sus manos. Bueno, y su trasero también", asegura. Con él, ha aprendido mucho a lo largo de los años.

"A saber templarme, no arrancarme… Antes, saltaba a la mínima. Cuando tocan algo mío… A su lado he aprendido que merece la pena respirar y hacer las cosas con más calma". 

"Serenarte y vivir la vida más despacio. Es que me da tanta paz… Creo que eso se contagia un poco", explica la madre de Julia Janeiro sobre su forma de ver la vida.

María José Campanario luciendo tripa de embarazada con Jesulín de Ubrique
María José Campanario y Jesulín | Mediaset

Pese a ello, Campanario explica que Jesulín también tiene sus defectos. "Es muy ordenado, pero muy desastre para algunas cosas de la casa", confiesa. 

"Pero no puedo ponerle más pegas. Bueno, sí. Habla muchísimo y por teléfono... A veces, quiero decirle algo y no puedo porque está al teléfono", se lamenta.

Pese a que ahora atraviesan un gran momento personal tras el nacimiento de su tercer hijo, también hicieron frente a alguna crisis en el pasado.

Foto familiar de Jesulín de Ubrique y María José Campanario
Jesulín de Ubrique está muy orgulloso de la familia que ha formado | GTRES

"Yo soy una persona más hogareña, de estar con su mujer en casa y con sus hijos y si hay que salir y pelear pues se va donde se tenga que ir", explicaba Jesulín en una ocasión. 

"He sabido aprender a ser una persona más abierta. Le dije: '¿qué necesidad tienes de ir?', pero después lo analicé", explicaba sobre aquel día en el que su mujer decidía marcharse a Portugal por trabajo.

Un tema que les dejaba en una gran encrucijada personal sobre lo que pasaría con su matrimonio.

"Durmiendo con la almohada dije al día siguiente cuando me levanté: 'ole mi mujer, con dos narices'. Y es que yo no soy quién para ponerle impedimento y decir qué es lo que puede hacer y lo que no", asegura el torero.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

"Ahí ella me abrió un horizonte que lo que hace después es enriquecer la relación. Y es que ella se tiraba 15 días fuera durante cuatro años, ¿eh?", recuerda sobre aquella etapa tan complicada.