María José Campanario

María José Campanario sabe que el divorcio ha sido tan duro que no habrá más hombres

La dura y triste vida en estos últimos años de la matriarca del clan Janeiro, Carmen Bazán

Sin duda alguna, María José Campanario  está atravesando un excelente época tras el nacimiento de su tercer hijo con Jesulín. Aunque desde que dio a luz al pequeño Hugo no se ha pronunciado públicamente, ahora, se ha conocido por ella misma que se encuentra más feliz que nunca.

Asimismo, la odontóloga junto al torero han posado para ¡Hola!, su medio de confianza, y han ocupado la gran portada. De hecho, nadie se esperaba que fuera a suceder porque todo parecía apuntar que la madre de Julia Janeiro había decidido alejarse del foco público. No obstante, han ofrecido la exclusiva con motivo de su veinte años de casados. 

"No podríamos haber tenido mejor regalo para estos veinte años que el bebé", decían. No cabe duda de que ambos están pletóricos de felicidad por esta buena época que están atravesando. 

En cambio, todo parece indicar que un importante miembro de la familia de Jesulín no parece estar pasando por un buen momento debido a los distintos varapalos que ha sufrido. 

Primer plano de María José Campanario con gesto enfadado
La odontóloga no puede creer cómo ha cambiado la vida de un importante miembro de la familia | Europa Press

María José Campanario, testigo de que Carmen Bazán ya no es la misma

La persona en cuestión se trata de, nada más y nada menos, Carmen Bazán, la matriarca del clan Janeiro. Y es que en los últimos dos años, Carmen ha estado bastante alejada de todos los medios tras la pérdida de su exmarido. 

En plena pandemia, en julio de 2020, Humberto Janeiro fue ingresado en el Hospital Universitario de Jerez de la Frontera con pronóstico grave. Tras varias semanas llenas de incertidumbre, finalmente, el 9 de agosto del mimso año fallecía a los 76 años debido a un fallo multiorgánico derivado de la diabetes que padecía. 

En sus últimas horas de vida, el patriarca del clan Janeiro estuvo rodeado de sus seres queridos, pero ni rastro de su exmujer, Carmen Bazán. De la misma manera sucedió en el velatorio, ya que la madre de Jesulín tampoco apareció. Eso sí, Carmen Bazán envió una corona de flores, una forma de demostrar su pésame. 

Aunque a todos les sorprendió su ausencia, lo cierto es que no acudió por un gran motivo. Según fuentes cercanas a ella, aseguraron que no pudo acudir al funeral porque estaba "muy afectada" por la muerte de Humberto Janeiro. 

Primer plano de Carmen Bazan seria
La matriarca de los Janeiro está más alejada de los medios que nunca | Europa Press

Para su desgracia, la abuela de Andreíta  tuvo que vivir otros dos duros momentos que han provocado que su vida de un giro de 180º. No solo tuvo que lidiar con el fallecimiento del padre de sus hijos, sino también ella atravesaba una complicada situación que puso en juego su estado de salud.

En febrero del año pasado, Carmen Bazán tuvo que ser intervenida quirúrgicamente por unos fuertes dolores en la zona de la cadera. Pese a que la operación resultó ser todo un éxito tras tres horas en quirófano, lo cierto es que el posoperatorio fue sumamente duro. Por si no fuera poco, en su día se comentó que Carmen tan solo recibió las visitas de sus hijos Víctor y Carmen debido a la pandemia de la COVID-19. 

Por otro lado, en plena recuperación, la madre de Jesulín tuvo que afrontar otro auténtico mazazo. Sin duda, la pérdida de su chalé en la urbanización de El Bosque (Cádiz) acabó de empeorar todo. Y es que a la matriarca le embargaron la vivienda por impago, de manera que, poco tiempo después, se vendía por un valor de aproximadamente 95 mil euros.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

No obstante, actualmente se encuentra viviendo, de nuevo, en Ambiciones, la exclusiva finca de los Janeiro, con el fin de estar mucho más cerca de su entorno familiar. Es allí donde Carmen Bazán se está centrado por completo en su faceta como abuela, de hecho, no puede despegarse de sus queridos nietos.

La notable tensión entre dos miembros claves de la familia

Ahora, centrada en su nuevo rol de abuela, Carmen Bazán ocupa sus ratos libres dedicándose a los pequeños de la familia. No obstante, todo apunta a que toda su atención se centra, sobre todo, en los hijos de su hijo  Víctor Janeiro con  Beatriz Trapote, situación que molesta a María José Campanario.

Justamente, han sido varios los medios que indican que la odontóloga está disgustada con Carmen. Desde que nació Hugo, Carmen ha "tardado" varios días en aparecer para conocerlo, tiempo que no esperó para dar la bienvenida a su nieta Brenda, la última hija de Víctor Janeiro.

Por este motivo, la relación entre ambas sería bastante fría a pesar de los buenos momentos que están atravesando María José Campanario junto al torero.