María José Campanario

María José Campanario hace una llamada urgente tras lo sucedido con su bebé

María José Campanario y su marido han tomado una determinación que puede cambiar el futuro familiar

María José Campanario está enfadada. Muy enfadada.

Ella y Jesulín de Ubrique ya se encuentran en su casa, viviendo las primeras horas en familia junto a su hijo pequeño, Hugo. María José y Jesús han vivido su primer fin de semana en su domicilio de Arcos de la Frontera, con sus otros hijos, Jesús Alejandro, y con Juls. 

Julia acudía al hospital a conocer a su hermanita acompañada de su novio Tommy y ha pasado el fin de semana en Andalucía. Así pues, se ha dejado ver sonriente y feliz en algún local de Jerez de la Frontera, tomando algo y sonriendo con un atrevido modelo. El mensaje, tras conocer a su hermanito no podía ser más explícito: 'no puedo ser más feliz".

Otros miembros de la familia también han conocido ya a Hugo, que nació por cesárea hace casi una semana y que pesó 3,1 kg. 

Los primeros días de vida del hijo menor de María José Campanario han estado marcados por la polémica y la especulación. Sus padres no han querido dar ninguna información relevante al respecto, a pesar del alto interés mediático que había. Esto ha hecho crecer los rumores y especulaciones en torno al nacimiento del pequeño, algo que María José ha querido zanjar radicalmente.

El mensaje de María José Campanario que deja dudas sobre el futuro

María José Campanario y Jesús están muy molestos con los medios de comunicación. Según Aurelio Manzano, periodista de confianza y amigo de Campanario, la odontóloga ha mandado un contundente mensaje:  "pido que respeten la intimidad de mi hijo".

Según contaba Manzano esta vez el matrimonio quiere evitar algunos errores del pasado. Aseguran que no va a haber posado exclusivo en ninguna revista y que quieren mantener a su hijo totalmente alejado de los medios.

Es por ello que ya se habrían asesorado con un abogado de confianza sobre este extremo. Están muy dolidos de que se haya filtrado el nombre y el peso del bebé y no quieren que con Hugo pase como con sus otros hijos.

Así pues, Jesús siempre ha protagonizado portadas de revista cuando han nacido sus hijos. Lo hizo con Andrea, al lado de Belén Esteban. Posteriormente también con Julia y con Jesús Alejandro, ya con María José Campanario.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Ahora tienen una generosísima oferta sobre la mesa para presentar a Hugo, pero según Aurelio, la habrían declinado. Si presentan a sus hijos en sociedad y cobran por ello, la prensa se siente legitimada para seguirles la pista.

La experiencia es un grado y ver como las dos hijas mayores del diestro huyen despavoridas cuando ven un mico les ha hecho reflexionar. Que ellos ahora ingresen un buen dinero con la imagen de sus hijos provoca que luego estos hijos acaben siendo víctimas de la popularidad.

Este sería el motivo por el que con Hugo quieren que sea distinto desde el principio.

La familia, sin prácticamente información

María José Campanario y su marido saben que su familia tiene contacto con los medios por lo que, aun sin querer, pueden dar información. Precisamente por este motivo han mantenido a todo el mundo al margen del parto y postparto. Ni Carmen Bazán, ni los hermanos de la pareja sabían casi nada del bebé. 

Incluso se les llegó a pedir que no fueran al hospital, según algunas fuentes. No obstante, "Beatriz Trapote se coló y fue, para que la prensa la captara", según Kiko Hernández. Fue la única que atendió a los medios amablemente, algo que habría molestado a los padres de Hugo.

Beatriz Trapote
María José Campanario no ha visto nada bien que su familia haya hablado con la prensa | Europa Press

Jesús y María José ya están en casa. Todavía se especula con la posibilidad de que salgan en una revista, aunque hay diversidad de opiniones entre los periodistas especializados. Si realmente, no hay posado, sería el primer gran paso de Jesulín para empezar a hacer las cosas de distinta manera.

Veremos si empieza a priorizar el interés de sus hijos antes que el de su cuenta corriente. El tiempo lo dirá.