Primer plano de Makoke llorando en un plató de televisión

Makoke confirma que los médicos están preocupados porque no puede moverse sin ayuda

Makoke guarda mucho cariño por la que un día fue su familia

Makoke ha vuelto a Madrid, tras una última escapada de septiembre a Ibiza. La influencer y colaboradora televisiva está empezando otoño con sus rutinas habituales, compaginando sus facetas de abuela, creadora de contenido y personaje televisivo.

Desde que terminara Viva la vida, Makoke no ha vuelto a aparecer en la pequeña pantalla. Se ha hablado de ella recientemente, por su enfrentamiento público con Alejandra Rubio, pero ella no ha dicho ni mu. En Sálvame también han criticado algo que Makoke hace muy a menudo: utilizar filtros imposibles en Instagram.

Es cierto que Makoke se cuida sin descanso. Su genética es buena y su trayectoria como modelo lo acredita. No obstante, a sus 52 años sigue luciendo escultural, gracias a sesiones de entrenamiento casi diarias y a una dieta cuidada y bastante saludable.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

No nos olvidemos tampoco de sus tratamientos de belleza. Constantemente se realiza intervenciones y tratamientos en clínicas especializadas para reducir arrugas y aumentar la elasticidad y tersura de su piel. Aun así, cada vez que aparece en Instagram (varias veces al día) lo hace aplicando filtros que en algunos casos, la muestran incluso borrosa, por la obsesión de tapar arrugas.

Ella vive ajena a todos estos dimes y diretes y preocupada por lo importante en su vida: su familia. Actualmente, "muere" por Anita y Javier, sus hijos. También por su nieto, al que pasea por la calle y mima con caprichos y arrumacos.

Makoke, pendiente de los graves problemas de espalda

Pese a que ya no guarda relación con ellos, Makoke también sigue muy pendiente de la vida de los que un día fueron sus hijastros. Diego Matamoros y su hermana Laura han vivido mucho tiempo con Makoke, pues ella ha sido durante años la pareja del padre de estos.

Cuando se produjo la separación entre ella y Kiko, los hijos de Kiko, lógicamente se posicionaron a favor de él. Laura fue algo más neutral, pero Diego Matamoros sí se despachó a gusto contra Makoke, a la que llegó a calificar de "sanguijuela". "Sabiendo que no han tenido ni para comer y que mi padre se lo ha dado absolutamente todo", afirmaba muy dolido.

La relación entre ellos es nula desde entonces. No obstante, Makoke está al tanto del calvario que está viviendo Diego. En apariencia todo va bien, está alejado de la televisión y centrado en su Instagram en el que colabora con algunas marcas.

Montaje de fotos de la storie de Diego Matamoros ingresado en el hospital y un teléfono móvil
Diego Matamoros está viviendo una dolorosa enfermedad | Trendings

Pese a esta aparente normalidad, Diego está viviendo un periplo de ingresos hospitalarios y episodios de dolor intenso que no le dejan llevar una vida norma. Se trata de un problema congénito que le produce un fuerte dolor de espalda. "Sigo fastidiado. Es algo que va a ir ya conmigo toda la vida. Se trata de cuidarse, fortalecer y asumirlo, ya está. No me pongo tacones".

Él mismo contaba no hace mucho que "me empezaron a fallar las piernas. Acabé arrastrándome, luchando contra el dolor. Ahora que lo cuento, parece fácil, pero fue una tortura". 

Tuvieron que intervenirle de manera urgente a causa de una espondiolistesis, un desplazamiento de vértebra sobre otra, en su grado más alto. Makoke no sabía de esta enfermedad que a Diego le han diagnosticado ahora. Pese a las diferencias que puedan tener, la malagueña le desea lo mejor y que lleve está dura enfermedad de la mejor manera posible.

Diego está ahora feliz junto a la influencer Marta Riumbau. Tras una etapa de cierta inestabilidad emocional, Diego ha encontrado la tranquilidad junto a Marta, que está siempre a su lado en los momentos difíciles. Ella afirma que "de momento, vive con dolor todos los días, pero a veces es demasiado y le impide hacer cosas". 

Lejos quedan los videos de Diego entrenando duro en el gimnasio, como hace Makoke diariamente. Ahora, sus ejercicios están enfocados a paliar este dolor con el que tiene que vivir permanentemente.