La Princesa Leonor primer plano

Leonor pide ayuda a sus amigas tras confirmarse la muerte de su tía Lilibeth

Leonor ha sufrido un nuevo varapalo en su vida

En las últimas horas, Leonor ha conocido la inesperada y triste noticia del fallecimiento de Isabel II, reina de Inglaterra, a la edad de 96 años. Tan solo unas horas antes de que perdiera la vida, la prensa británica ya hizo saltar todas las alarmas sobre el preocupante estado de salud de Su Majestad.

Asimismo, creció la preocupación cuando la mayoría de los miembros de la familia británica, entre ellos sus hijos, se desplazaban hasta el lugar donde se encontraba la reina: el castillo de Balmoral.

Finalmente, en la tarde del jueves 8 de septiembre, las redes sociales oficiales de la Familia Real Británica comunicaron el triste fallecimiento de Isabel II. Ahora, con la operación London Bridge recién empezada, es decir, el protocolo del funeral de Isabel II, se espera que los reyes de nuestro país asistan al duelo, así como también Leonor.

No es de extrañar que sea así, ya que, es preciso recordar que el padre de Leonor, el rey Felipe VI, está emparentado con la Familia Real Británica. Pero la pregunta es: ¿qué les une para que sean parientes?

Imagen de la felicitación de la familia real
La Familia real española está emparentada con la Familia real británica | Casa Real

Los lazos de sangre entre la Familia real española con la británica

Es bien sabido que la mayoría de las casas reales de Europa están emparentadas las unas con las otras, ya que les une un pasado no tan lejano en común. Evidentemente, la familia de la princesa Leonor también tiene lazos de sangre con, sin duda, una de las casas monárquicas más influyentes de todo el mundo: la británica.

Por este motivo, no es nada usual que el mismo rey Felipe VI, cada vez que se dirigía a la reina Isabel II, la llamaba cariñosamente tía Lilitbeth. Un apodo que solo los miembros de su familia tenían el privilegio de usar.

De hecho, cuando falleció el año pasado el duque Felipe de Edimburgo, el actual rey de España se dirigía así a su familiar. "Querida tía Lilibeth: Hemos sentido una profunda tristeza al recibir la noticia del fallecimiento de nuestro querido tío Philip”, decía el mensaje.

Asimismo, este apodo se debía al motivo de que eran familia. Para entender qué tipo de conexión tenían ambos reyes, es preciso remontarnos a sus antepasados. Juan Carlos y Sofía son tataranietos de la reina Victoria de Inglaterra, a la vez que también lo eran Isabel II y su marido, el duque de Edimburgo.

Pero, sobre todo, con el que fue principe consorte de la reina de Inglaterra, los lazos con los reyes eméritos eran aún más estrechos, sobre todo con la abuela de Leonor. El abuelo de la reina Sofía, Constantino, era hermano de Andrés de Grecia y Dinamarca, padre de Felipe de Edimburgo.

La reina Isabel II ofrece una cena de gala en honor a los reyes de Holanda
La reina Isabel II pasó casi 70 años siendo monarca de Inglaterra | Europa Press

Mientras que por parte de Juan Carlos, la madre del duque de Edimburgo, Alicia de Battenberg, era también nieta de la reina Victoria de Inglaterra. A su vez, esta monarca también era abuela de la abuela del rey emérito, la reina Victoria Eugenia. De manera que la reina Victoria Eugenia era prima hermana de la madre de Felipe de Edimburgo.

Por otro lado, el padre de Leonor ha querido despedirse de su querida tía Lilibeth lanzando un mensaje público, eso sí, en esta ocasión no ha hecho uso de este apodo. Seguramente, esta determinación habrá sido por cuestiones de protocolo.

"Isabel II fue un ejemplo para todos nosotros. Su sentido del deber y su compromiso. Toda una vida dedicada al servicio del pueblo del Reino Unido e Irlanda del Norte quedarán como un sólido y valioso legado para las generaciones futuras", explicaba el padre de Leonor.

Gibraltar, responsable de la disputa entre ambas familias reales

No obstante, es preciso recordar que hubo algún tiempo en que la relación entre estas dos familias no fue tan buena como ahora. Y es que los reyes eméritos no acudieron al enlace matrimonial del príncipe Carlos con Lady Di en 1981. ¿El motivo?, por nada más y nada menos un conflicto con Gibraltar de los gobiernos de España e Inglaterra.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

El gobierno de Isabel II  obligó al recién matrimonio empezar su luna de miel en Gibraltar, decisión que enfadó a la Familia real española. Por suerte, esta disputa quedó atrás. Sin embargo, nuevamente, en 2012, se produjo el mismo conflicto.

En esa ocasión fue porque la reina Sofía no pudo acudir a los actos el 60 aniversario de la proclamación de Isabel II, que se celebraron en el mismo territorio. Meses después, la abuela de Leonor tuvo un encuentro privado con la monarca, donde, finalmente, pusieron fin a su desavenencia.