Kiko rivera con un pañuelo en la cabeza primer plano

Kiko Rivera comprueba que nunca ha habido amor y que solo buscaba su dinero

El hijo de Isabel Pantoja ha sido testigo de cómo a un familiar suyo le ha traicionado

No cabe duda de que  Kiko Rivera  está pasando estos meses de verano completamente centrado en su profesión como DJ. Mientras que la mayoría de personajes públicos optan por descansar bajo el sol y las paradisíacas playas de España, el hijo de Isabel Pantoja ha querido aprovechar para ponerse las pilas. 

Desde que el sevillano no acude en televisión para poner contra las cuerdas a algún que otro miembro de su familia, Rivera debe conseguir dinero de dónde sea. Por este motivo, ha visto que esta época es una muy buena oportunidad para hacer conciertos en diferentes fiestas y festivales de verano.

De hecho, el próximo 15 de agosto tiene un compromiso bastante especial en Pontevedra junto a Soraya, con quien participará en las fiestas que se celebrarán en esta mencionada localidad gallega.

No obstante, no por el hecho de que se encuentre un poco alejado de los medios significa que su entorno haga lo mismo. Y es que de alguna manera u otra su familia siempre consigue estar en el punto de mira. En esta ocasión, el turno de estar en el ojo del huracán ha sido para su prima Anabel Pantoja

Kiko rivera con gafas, la barba desaliñada, la cabeza ladeada y una sonrisa triste
Kiko Rivera sabe que el clan Pantoja siempre está en boca de todos los medios | Instagram

La traición que ha sufrido Anabel Pantoja

Sin duda alguna, este último año ha sido bastante polémico para la prima de Kiko Rivera. Desde que confesó que Omar Sánchez  y ella se habían separado tras casarse apenas unas semanas atrás, todos los medios empezaron a poner el foco de atención en ella.

A partir de entonces, empezaron a surgir rumores de todo tipo. Empezando por cuál había sido el verdadero motivo de la ruptura hasta pasar por la teoría de una infidelidad por parte de la influencer.

Desde luego, toda esta situación empeoró cuando participó en el famoso concurso de Supervivientes, donde se acabó enamorando de uno de sus compañeros, Yulen Pereira. Nada más aterrizar en España, la sobrina de la tonadillera se tuvo que enfrentar a su mayor temor: verse las caras nuevamente con su expareja. 

Sin embargo, pese a que resolvió todas las cuentas pendientes que tenía con él, Kiko Rivera sabe que la polémica no ha terminado. Y es que todo indica que a la sevillana le queda por afrontar otro escándalo producido por un amorío que tuvo con un camarero. 

La auténtica pesadilla de Anabel Pantoja llegó cuando  José María, camarero y concejal andaluz, se sentó en Sálvame Deluxe para dar su testimonio sobre el romance que vivió con la influencer. Asimismo, el joven se sometió al famoso polígrafo de Conchita y sus respuestas dieron mucho de que hablar. 

El invitado especial del programa, aseguró que entre él y la prima de Kiko Rivera había existido una relación de meses. De hecho, también confesó que continuó su affaire con la exsuperviviente antes de terminar definitivamente con Omar. "Me dijo que ya lo habían dejado, pero yo creo que sí que ha habido cuernos", explicó. 

"Me dijo que cuando volviera de Supervivientes me llevaría a México", llegó incluso a reconocer. Tras una entrevista bastante intensa, ahora, se ha conocido una verdad que podría poner en entredicho el testimonio de José María. 

Según fuentes cercanas al concejal del Partido Popular, han asegurado para el medio ABC que el joven "siempre quiso ser famoso" y que vio en la sevillana una oportunidad para conseguirlo. Además, confesaron que José María quería "ganar dinero para comprarse una nueva casa". 

Por esta razón, según el entorno del andaluz, el joven se habría acercado a la prima de Kiko Rivera. Una manera de conseguir hacer realidad todos sus sueños económicos y una trampa que tendió a la misma Anabel. 

Captura de pantalla de la entrevista de José María en el programa de 'Sálvame Deluxe'.
Captura de pantalla de la entrevista de José María en el programa de Sálvame Deluxe | Telecinco

Kiko Rivera, más alejado que nunca de los medios

Sin duda alguna, Kiko Rivera debe haberse quedado en shock por lo que ha escuchado decir al entorno de José María. No obstante, todo parece indicar que el marido de Irene Rosales tiene otros asuntos de los que preocuparse.

En mayor medida en lo que respecta a su profesión como DJ. El sevillano está dándolo todo para seguir al pie del cañón en el ámbito musical.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

"Estamos preparando nueva música, otro concepto, otro rollo. Hay que modernizarse si no, te aíslan", escribió hace un par de semanas. 

Por lo que Kiko Rivera tiene bastante claro que, por ahora, su máxima prioridad parece ser su trabajo. Además de su vida al lado de las mujeres más importantes para él: Irene Rosales, su mujer, y sus dos pequeñas hijas.