Primer plano de Julio Iglesias con rostro serio

Julio Iglesias decide no volver a hacerlo al ver cómo reacciona su cuerpo con Miranda

Julio Iglesias ha asumido que ha perdido facultades

Julio Iglesias forma parte de la historia del país, su talento ha traspasado fronteras y nadie puede controlar su fenómeno mediático. El periodista Diego Arrabal publicó unas fotografías del cantante en un hospital de Estados Unidos y las alarmas no tardaron en encenderse. Sus amigos hablaron con la prensa para dejar claro que Iglesias se encuentra en plena forma, supuestamente todo son rumores.

Julio Iglesias siempre ha tenido fama de conquistador, pero en los últimos meses hay quien asegura que ha perdido su carisma. La revista Semana recoge unas declaraciones del artista bastante sorprendentes: “Los espejos han desaparecido para mí”. Supuestamente tiene problemas de movilidad, al menos eso es lo que dan a entender unas imágenes que han salido publicadas.

Julio Iglesias
Julio Iglesias ha sido un gran seductor | GTRES

Julio pasa largas temporadas en su casa de Miami porque en España está más incómodo y allí tiene muchos especialistas a su disposición. Según ha salido publicado, una enfermera vive en el domicilio por si tiene alguna urgencia porque no está todo el tiempo con Miranda. El programa Socialité asegura que hacen vidas separadas y que viven en domicilios diferentes.

Uno de los hijos de Julio ha concedido unas declaraciones en sus redes sociales para dejar claro que su padre se encuentra perfectamente. Asegura que su estado no es tan grave como cuentan y que su cuerpo no ha cambiado, a pesar de lo que él piensa. El cantante siempre ha sido muy presumido, de ahí que no quiera mirarse a ningún espejo, pero está perfectamente.

Julio, estando casado con Miranda, se ha dado cuenta de que ha perdido parte de la fuerza que le caracterizaba. Ha prometido que no volverá a deleitarse con su reflejo, pero los suyos aseguran que está decisión no tiene ningún sentido. Su cuerpo ha reaccionado bien a paso de los años, el problema son los rumores que circulan en la prensa del corazón.

Julio Iglesias tiene que resolver un problema

Julio controla bien a los periodistas, pero es imposible que todos publiquen información neutra. Cada vez hay más medios que quieren sacar a la luz toda la verdad, como por ejemplo el portal Vozpópuli. La citada fuente se hizo eco de unas declaraciones que no dejan en buen lugar al artista.

Primer plano de Julio Iglesias con rostro serio
Julio Iglesias ha preocupado a sus seguidores | Europa Press

Iglesias, según un supuesto testigo, ha pasado temporadas en una silla de ruedas porque tiene problemas para moverse sin ayuda. “Hace dos o tres semanas estaba en una silla de ruedas, con problemas de movilidad”, explica una fuente anónima. Estas declaraciones han sido recogidas por varias publicaciones y el escándalo cada vez se ha hecho más grande.

“Él hace tiempo que no se le ve en público porque es un tipo que vive de su imagen. Un tipo que fue muy cuidadoso con su imagen no quiere que nadie lo vea así”. Después de esta información incluso se ha llegado a especular con su retirada de los escenarios.

El exmarido de Isabel Preysler no solamente ha decidido no mirarse en los espejos, también se habría planteado no dar más conciertos. Este último dato no está contrastado, pero la colaboradora Carmen Borrego ha dado pábulo al mismo. Asegura que en el último espectáculo que dio en Marbella tuvo que sentarse porque no aguantaba.

Julio Iglesias sigue con Miranda

Julio está viviendo los cambios en su cuerpo al lado de Miranda porque la modelo no le ha dado la espalda. A pesar de que sean muy independientes se siguen queriendo no hay ningún problema entre ellos. Nadie sabe si pasarán las vacaciones juntos, pero ella está pendiente de sus necesidades.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Iglesias, según ha salido publicado, está pasando el verano en Málaga porque el clima de la ciudad le bien buen para sus problemas. No hay imágenes de él, pero los periodistas que han conseguido información han asegurado que todo está en orden. No es cierto que esté tan delicado como cuentan, aunque sí se somete a revisiones periódicas.