José Ortega Cano serio

José Ortega Cano y la angustia que ha precipitado lo de su divorcio

José Ortega Cano sabe que su mujer ha tocado fondo

José Ortega Cano está más que acostumbrado a lidiar con la prensa del corazón, pero ha llegado el momento de tomar una decisión rotunda. La periodista Paloma García-Pelayo asegura que Ana María Aldón está angustiada, pues no termina de sentirse cómoda en la familia del torero. Esto ha provocado que los rumores de divorcio sean cada vez más fuertes y muchos piensan que el matrimonio terminará fracasando.

José Ortega Cano sabe que la angustia de su mujer ha precipitado una información que Carmen Borrego ha dado en el programa Sálvame. La andaluza no para de llorar, se siente incomprendida y encima ha recibido un toque de atención del padre de su hijo. Ortega Cano le habría pedido que deje la televisión, pero ella no quiere porque se siente muy a gusto con sus compañeros de Telecinco.

Imagen de Ortega Cano
José Ortega Cano está cansado de seguir aguantando | EP

José sabe que lo de su divorcio es un secreto a voces: muchos periodistas piensan que más pronto que tarde comunicará la noticia. Ana María asegura que la crisis que está atravesando no tiene nada que ver con lo sentimental, está relacionada con el terreno personal. La diseñadora está haciendo lo imposible para que el público desconfíe de la prensa, pero los rumores son cada vez más fuertes.

José conoce mejor que nadie cómo funciona el mundo del corazón y sabe que la noticia que ha dado Paloma ha precipitado el escándalo. Todo el mundo habla de su divorcio, a pesar de que él no se ha pronuncio al respecto y de que Aldón lo niega. La periodista asegura que Ana María se encuentra sola, “digo sola porque está ella y luego están los demás en su contra”.

Ortega Cano está al tanto de todo lo que se está contando y ha pensado que lo mejor es retirarse para siempre. Ha puesto punto y final a una etapa muy convulsa, pero sabe que su relación con los periodistas tiene que terminar. No entiende que no respeten su voluntad y es posible que tome medidas contra los reporteros que se trasladen a su domicilio.

José Ortega Cano ha tocado fondo: "Discusiones"

José sabe que el problema que está encima de la mesa es serio, pero no hará nada para solucionarlo porque no lo ha creado él. La revista Lecturas habla de “angustia”, un sentimiento que ha provocado que ciertos periodistas den por cierto el divorcio. El presentador Federico Jiménez Losantos garantiza que Ana María Aldón dejará al torero en las próximas semanas, aunque solo es su opinión.

Ana María Aldón de perfil llorando en un plató de televisión
José Ortega Cano conoce los pensamientos de su esposa | Mediaset

Paloma García-Pelayo ha señalado el “punto de inflexión” del matrimonio: cuando la colaboradora se marchó a Supervivientes 2020. En ese momento se dio cuenta de que tenía posibilidades para trabajar en televisión y su relación con el torero cambió. “Desde ahí hay problemas, desde hace dos años: ese fue el inicio de una serie de discusiones que se van sucediendo”.

Ortega Cano confía plenamente en su mujer, pero es consciente de que todo el mundo tiene un límite. El torero entró por teléfono en el programa Ya son las 8 y le pidió en directo a Ana María que dejara de hablar de él en Telecinco. Estas palabras habrían provocado, según Carmen Borrego, un ataque de ansiedad en la tertuliana.

José Ortega Cano conoce las intenciones de su mujer

José es consciente de que Ana María Aldón es una mujer libre y luchadora que cada vez tiene más poder. La diseñadora supuestamente está pensando en pasar una temporada en Cádiz para recuperar fuerzas al lado de su familia. Si llega a dar el paso podría ser una medida decisiva, pero todavía es pronto para asegurar que lo vaya a hacer.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Corazón

Ortega es consciente de que todos piensan que se va a separar, lo de su divorcio es un rumor que corre como la pólvora. Sin embargo, seguirá luchando hasta el final porque no quiere rendirse y sabe que la andaluza vale mucho. Juntos han superado grandes obstáculos y es pronto para afirmar que vayan a perder esta batalla.