Primer plano de Jordi González

Jordi González confirma su enfermedad: el síndrome de Gilbert

Jordi González lleva tiempo alejado de la televisión

Jordi González es muy poco dado a hablar de su vida privada. Sin embargo, sí que ha sentido la necesidad de hacerlo a la hora de exponer los problemas de salud a los que ha hecho frente.

El presentador padece 'síndrome de Gilbert', una extraña enfermedad que se asocia con un elevado nivel de bilirrubina en sangre y suele afectar entre un 5 y 10% de la población.

Los primeros síntomas suelen aparecer en adolescentes o adultos que se encuentren entre los 20 y 30 años y se suele diagnosticar cuando se realiza una analítica de sangre rutinaria.

Jordi González
Jordi González no suele hablar sobre su vida privada | GTRES

Este síndrome suele ser hereditario, y por lo general, no presenta síntomas. Sin embargo, hay quienes presentan una leve ictericia (coloración amarilla en la piel, las membranas mucosas o los ojos).

Algo que se produce "en condiciones de esfuerzo excesivo, estrés, insomnio, cirugías, ayuno, cuando hay infecciones o tras la ingesta de algunos medicamentos como el paracetamol".

También se estipula que la enfermedad puede causar también fatiga y depresión, según expertos de la Facultad de Medicina de la UFM de Madrid.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Telecinco

Curiosamente, Jordi González no es el único que hace frente a esta extraña condición, sino también Paz Padilla.

Y lo cierto es que el único tratamiento para ponerle fin también resulta bastante curioso, ya que se limita a no ingerir ni una gota de alcohol. 

A pesar de que el presentador suele mantenerse alejado del foco mediático, no tuvo problema en hablar abiertamente sobre las consecuencias que le había acarreado la pandemia. Entre ellas, una fuerte depresión que le llevaba a asistir a terapia. 

Jordi González y el 'año sabático' que le mantiene alejado de la televisión

"Había estado desanimado, pero nunca deprimido, y cuando llevábamos dos semanas de confinamiento, empecé a deprimirme", reconocía. 

Y el principal remedio para recuperarse pasaba por una desconexión total: "consumir menos información y leer noticias sólo a partir de las seis de la tarde", explicaba. 

González admitía que sus problemas económicos también influyeron en esta decadencia. "Tengo dinero ahí como mucha gente y lo que yo había guardado durante tanto tiempo se redujo, perdí la mitad de todos mis ahorros en una semana porque las bolsas se hundieron".

Jordi González plano medio durante un programa en directo en Telecinco
Jordi González se ha alejado de la televisión | GTRES

Además, al presentador no le temblaba el pulso a la hora de confesar que su principal intención es retirarse de la televisión. 

"Me quiero retirar desde hace diez años. Lo he dicho muchas veces y es cierto. Estoy en una empresa que me valora mucho. Me siguen dando trabajo y no me quejo, pero también me gustaría no tener que trabajar", señalaba.

Algo que los espectadores han notado, y es que lamentablemente Jordi no es el presentador que mayor simpatía despierta entre la audiencia.

Justo por eso, ha sido apartado de la pequeña pantalla, y ya no le hemos visto presentando el debate de Supervivientes u otros realities de Telecinco

Sin embargo, él mismo explicaba que se trataba de una decisión propia. "La respuesta a esa pregunta que me llega de tantas partes no puede ser más sencilla: me he tomado el año sabático que hace tiempo deseaba", informaba a sus seguidores.

"Quien pueda hacerlo que no lo dude. Va muy bien", les recomendaba. Y es que el último programa en el que pudimos ver al catalán fue en la versión VIP de Secret Story, ya que Mediaset decidía no contar con él para la edición de anónimos.

Por otro lado, sus haters no dudaban en dejar clara su opinión al respecto. "Ojalá se tome unas vacaciones permanentes. Una persona que va a trabajar sin ganas y presenta un programa maltratando a sus concursantes no merece estar en TV", le atacaban en redes sociales.

"Deja la tele y deja de amargarnos presentando de esa forma tan aburrida formatos que no te gustan", argumentaban.